Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

4 may. 2011

Reencuentro


Sentado en el rompeolas pasa el tiempo
meditando,
ojos cerrados.
Se escucha un cantar...

débil

...nunca el susurro que mece el aire.

Flota la espuma sin atravesar los párpados,
y golpean en piedra carnosa
caliente,
viva por mil años.
De hacienda surgen luneras tres mansiones,
y vecinos
solares
nueve palacios de rocosos cimientos...
dos enfrente
… flotando ancladas
sin dibujos pintados de sal,
ventana sin cortinas

vacias

... ojos cerrados.

Cien hogares en otros mil parajes
¡más!
creados en crepúsculo, pensados todos
erigidos sin sudor

sólo.
Soledad por mil años.

Sigue sin oídos susurrando el aire...
Al mar

... siempre.

Azul mis recuerdos,
ojos de color,
venas que rebosan,
aguas de tu mirada

Faro de azul…

Las mansiones cambiaron,
la cara oculta
los palacios de fundidos cimientos mecidos,
siguieron la corriente

alejándose…

Por mil años firme el rompeolas
tinieblas...
silencio...
Calmada acarícia la fría espuma,
la mar...

azul.


… ojos abiertos.

2 comentarios:

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Hermosísimo poema!
Para releerlo desde luego pero ¡que musicalidad!...de nuevo ¡enhorabuena por tu dominio de la belleza del arte de escribir!
¡Me has hecho polvo porque mañana mi entrada también gira en torno a los ojos azules de una chica y a tu lado, claro, me siento pequeñita, pequeñita...!
Hasta pronto, voy a volver a leer tu poema.
Asun

Herep dijo...

Me alegro de que te gustara, Asun...
Es algo complicado pues me pasa muchas veces que, como yo sé lo que quiero decir, me son suficientes pocas palabras... dejándolo todo un poco cojo.
Pero me gusta lo simbólico, vamos...
De igual forma, gracias.
Saludos.