Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

29 abr. 2011

Sesión Golfa


TÍTULO. La soledad del corredor de fondo
AÑO. 2010
DURACIÓN. Indeterminada
PAÍS. España
DIRECTOR. Hergep
GUIÓN. El Ejército de los 12 Monos
MÚSICA. Fofo, Gabi i Miliky
REPARTO. Marta Domínguez (Marta Domínguez), Dr. Roldán (Alfredo Pérez Rubalcaba) José Suarez (Albert Oliart), Mariano Cervera (Jaume Roures) Presidente del Gobierno (J.L. Rodríguez Zapatero), Marc Smith (Jaime Lizabesky), Magistrada Vázquez (M. Pérez Barrio)
PRODUCTORA. Ministerio de Cultura del Reino de España
GÉNERO. Terror

SINOPSIS. La película narra la vida de la corredora de fondo Marta Domínguez, desde su tierna infancia pasando por su etapa de éxitos deportivos, y acabando en el éxodo de la atleta.

Hija de familia palentina, ya desde pequeña se muestra interesada por el deporte, haciendo del atletismo su principal y auténtica pasión. Tras mucho esfuerzo y dedicación, soportando reproches por parte de sus compañeros ante lo que ellos veían como una pérdida de tiempo y un desperdicio de su juventud, Marta consigue saltar a la élite mundial y empieza a encadenar una victoria tras otra: mítines nacionales e internacionales, campeonatos europeos al aire libre, en pista cubierta, mundiales…
Hasta ser coronada como mejor atleta europea del año 2009 por la Asociación Europea de Atletismo. Marta pasa a ser un personaje famoso, con una turba de amigos repentinos, como sucede con Marc Smith, un entrenador venido a menos, que va acercándose poco a poco a la protagonista, hasta llegar a aparecer juntos en las fotos del medallero. Su rostro pasa a ser conocido por toda la población, erigiéndose como pilar del deporte en España, e intentando emplear dicho reconocimiento en labores de servicio a la ciudadanía, razón por la cual empieza a postularse en aspectos más sociales y políticos. Pero la fortaleza de carácter que tanto había ayudado a nuestra protagonista mientras esprintaba los últimos metros en la cuerda roja, van a sembrarle el camino de espinas, cardos y ortigas. Es en la cúspide de su carrera cuando aparece la figura del Dr. Roldán, jefe de los servicios de seguridad españoles, y cabeza no visible de la policía política que, envuelto como se encuentra en casos de corrupción, traición y crímenes de estado, desata la cacería hacia Marta, auspiciado por los periodistas José Suárez, más conocido como Garganta Profunda, y Mariano Cervera, labios-sellados Cervera, como se le conoce en el ramo, para desviar la atención de su criminal figura. Es durante la celebración de varias reuniones secretas en las que participan dichos personajes, junto a un presidente del Gobierno moribundo, desahuciado y desesperado por cualquier tipo de balón de aire que le haga camuflar el hundimiento del país, interpretado magistralmente J.L. Rodríguez Zapatero, cuando se prepara la trama que ha de llevar a la detención de nuestra protagonista por la policía del Dr. Roldán, bien acompañada por centenares de periodistas a nómina que inmortalizan el arresto, el registro y la humillación de la atleta. Con el apoyo de otros mass-media, más radicales ante la libertad individual o secesionistas en lo referente a la unidad nacional, se va creando el caldo de cultivo necesario para que la sociedad, incluido el entrenador Smith y demás deportistas, dé la espalda a Marta pisoteando todo su esfuerzo, mientras se dibuja un símil entre dichas críticas y las recibidas durante sus primeros años, pero siendo éstas últimas mucho más crueles pues la mezcla de resentimiento, odio y envidia ya no vienen de la mano inocente de la infancia, sino de la maldad de la madurez.

Finalmente y tras el trabajo (digna de Oscar la actriz secundaria) de la Magistrada Vázquez, las cataratas de acusaciones y los indicios de delito van siendo desmontados por la realidad, y nuestra protagonista descubre el juego del que ha sido pieza clave.

Los últimos instantes de la película son los más surrealistas del cine patrio, cosa no demasiado difícil, pues Marta, después de contemplar su imagen durante horas ante el espejo, decide salir a la calle a correr, sin rumbo. En tres o cuatro minutos, nuestra protagonista atraviesa parajes montañosos, recorre playas desiertas, atraviesa selvas amazónicas para verse, de repente, rodeando la Gran Muralla China o serpenteando las Montañas Rocosas… con la mente vacía… en una carrera sin fin*

… y sigue corriendo aún…


The end.



* Licencia de Forrest Gump.

1 comentario:

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Hola Herep!, ¡¡¡muy bien!!!, muchos blogs han tratado el tema del "deshonor" de Marta Domínguez pero ninguno de un modo tan original e inteligentemente sarcástico como tú.
¡No has defraudado mis expectativas!
¡Enhorabuena!
Asun