Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

27 feb. 2016

Ejército de tinieblas


No hay día en el que no nos desayunemos con un caso de corrupción...
... y tampoco noche en la que no nos metamos en el sobre ciscándonos en alguna rata de cloaca de las que vienen invadiéndonos desde que la gran camada tomó las plazas al asalto, tamborín y flauta, huyendo de unas alcantarillas demasiado pequeñas.
Anoche, en el Cuartel General, los Monos andaban todos revolucionados ante los últimos episodios protagonizados por los antifascistas del futuro que predijera Churchill entre puro y lingotazo de ginebra, esos que levantan el puño en alto y gritan sus agresivas soflamas al amparo de una libertad de expresión que niegan a sus contrarios, como buenos "antifas" post Muro de Berlín.
Ya puedes ser cristiano y poner la otra mejilla, un hombre maduro con poco a ganar y mucho que perder o un pobre alienado de la doctrina dominante que transita sobre los cadáveres de cien millones de seres humanos, la mancha humana que recorre España como un fantasma no ha de permitirte el aliento, siempre al acecho, las veinticuatro horas del día dedicada a darte matarile por lo civil y lo militar... o paramilitar, tiro en la nuca, al estilo del héroe del pueblo oprimido que pronto ha de besar el suelo de la rúe (del percebe), ese héroe que se micciona los pantalones cuando lo trincan los picoletos, ejemplo preciso del valor del héroe típico en la Expaña (Expaña, sí, porque España no es esto, Monos, no es esto) de la merma que ha venido a dictar los destinos del ciudadano libre.
Si eres un de los que decide salir en defensa de tus creencias ante la catarata de ofensas y provocaciones vertidas por la gran camada, quizá debas soportar la mirada inquisidora y suspicaz de un adefesio que no sabe ligar dos ideas sin la ayuda del mamporrero de la TV que rige su modo de vida. Clavando sus ojos en ti, el lumbreras de barra de bar te perdonará la vida, moviendo de lado a lado su cabeza lamentando tu incultura, siempre metido en la caverna, no como él, que ha bebido de las fuentes de la sabiduría del saber que brota en horario de máxima audiencia, mamporrero con micrófono, reportaje interesantísimo acerca de lo maligno que es el dinero cuando está en manos de los demás, el Lord Voldemort griego y sus mil trucos mágicos para encauzar la economía del lumpen.
Con ustedes, el ilusionista Varoufakis aleccionando a los líderes del cambio, los ungidos por la democracia popular para redistribuir la miseria disfrazada de bien común. Las meonas de Barcelona, el sátrapa gaditano que rehuye los premios a los disidentes venezolanos, la momia madrileña, las mareas subvencionadas del Plan Galicia, las "feas y putas" parlamentarias catalanas, los sumisos valencianos... antaño reino, ahora comparsa cuatribarrada... 
Todos con su náusea, de la mano a las puertas del penal a esperar a otro ilusionista, otro héroe del tiro en la nuca y la micción en el pantalón, un escalón más en la involución permanente de Expaña, una nueva bala en la recámara...
... un nuevo motivo para la Resistencia.
Si eres de los que decide salir en defensa de tus creencias, no desesperes: no estás solo. Ante vos verás un ejército de fascistas del futuro, hoy presente, armados con sus demagogias de destrucción masiva, sus ensoñaciones rotas por los caprichos de la Historia, el vaivén ideológico a la sombra de las nueces caídas del árbol y un odio intrínseco rezumando por todos los poros de la piel. 
Nosotros somos 12... 12 frente a un millón.
Basándonos en las matemáticas lisenkianas del progreso mermado, llevamos ventaja.