Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

26 sept. 2015

Reflexionad, reflexionad, malditos!!

¡Ya salió el boleto de la tómbola!
Otra vez, tercero en cinco años, volvemos a estar convocados para votar al Excelentísimo Perrito Piloto de la Generalidad de Cataluña...
... y como la cosa no ha cambiado mucho desde la última vez, toda reflexión no es más que una soberana pérdida de tiempo. Reflexionar, viendo el panorama separrata, es de idiotas y de pobres de espíritu al amparo del racialismo nacionalista, veneno doctrinal que paso a exponer someramente en esta mañana de insomnio.

¿Por quien empiezo? Leamos a Prat de la Riba, ("La segunda fase del proceso de nacionalización catalana no la hizo el amor como la primera, sino el odio") pater familia del separratismo, de hacienda acomodada y adorador de La Moreneta de todos los santos a quien Maura, paradigma de la mísera derecha española, otorgó la Gran Cruz de Isabel la Católica... y, ¡viva el vino!: "... las naciones esclavas esperan como la humanidad en otro tiempo que venga un Redentor que rompa sus cadenas; haced que sea el genio de Cataluña el Mesías esperado de las naciones", amén. "Son grandes, totales, irreductibles las diferencias que separan Castilla y Cataluña, Cataluña y Galicia, Andalucía y Vasconia. (...) nos hace preferir a la compañía de un extranjero la de nuestro perro (...)las separa la lengua". Y lo que da a sus hijos predilectos se lo quita a los demás, el pastor de cabras: "Hoy ya, son muchos los que ven claro que España no es una Nación, sino un Estado" (¿Os suena?¿No estáis hartos de oír la cantinela de "Estado Español", "la Roja".... Mera bazofia lisenkiana esparcida por los patriotas del Frente Nacional). El "país petit", por contra, es anterior al Big Bang pues "cuando el poder político de Roma había saltado hecho pedazos, salieron a la luz de la historia los viejos pueblos soterrados, cada uno hablando su lengua". ¡La lengua románica catalana es anterior al latín, alabada sea la Virgen Negra en su montaña!. "¡Cuántos cientos de propietarios lloran mirando las tierras que no pueden cultivar porque han de enviar a Madrid los escasos medios que podían destinarles!" (España también robaba a finales del XIX, incluso ante vero incarnationis dominicae tempus). ¡Y no solo esquilma, sino que, como apuntaría Rovira y Virgili tras una conferencia del Dr. Robert en la que se glosaban las diferencias craneales más allá del Ebro: "si en el noreste de la península predomina un tipo craneano diferenciado, los catalanes no vamos a deformarnos el cráneo en aras de la unidad española". Ojo, que el sujeto tiene universidad en el olimpo de los catalanes ilustres... él, mero lameculos de la pura doctrina racial: "El federalismo almiralliano (¿será el mismo "federalismo" de la PSOE y su dúo sacapuntas bailongo?) adquiría un aspecto más catalán cada día, y la savia racial le daba un gusto de cosa de nuestra tierra".
Retomemos al Dr. Robert, medico de la sociedad utópica: "Por lo pronto, los catalanes, particularistas, individualistas, hombres prácticos, con iniciativas propias, con acometividad, con hábitos de trabajo, con sentimiento artístico refinado, de costumbres morigeradas, con idioma seco, inciso, viril, que traduce finalmente el pensamiento, reñido con toda divagación teórica y sobre todo, con esa fuerza ostensible de asimilación de todo lo que es progreso, tendríamos que depurarnos de los defectos, que nos perjudican a nosotros mismos y que nos malquistan con los habitantes de las otras regiones de España". ¡Ay, la raza, la masa encefálica, la genética del erudito Junqueras del "Junts pel Sí" y la extinta Terra Lliure!
¡Como decíamos ayer, dijo Adolf Hitler, volvamos a hablar del hecho diferencial, muchachos!
Y mucho cuidado con saltarse la norma, señores, que para eso está Martí i Julià con la hoz preparada: "Los desarraigados de Cataluña son los anormales de nuestro pueblo (...) ¡Asesinos del alma catalana!", tesis apuntalada por el cura Armengou, otro iluminado por la luz del Canigó: "Por esto sólo puede prescindir del idioma propio quien no alberga en su interior un hombre, un carácter que exige su manifestación, el castrado de espíritu, el que acepta ser mutilado del órgano más viril de todos: la lengua".
Después de su sermón de la montaña dijo aquello de "nosotros somos catalanes o no somos nada", y se retiró a lamerse los estigmas de su dios menor.
Partiendo de esos fangos (hay más, muchísimos más, mis agendas escolares están plagadas de cancioncitas tipo "amb la sang dels espanyols farem tinta vermella per dibuixar cuatre barres y una estrella" que me escribían las heroínas de la Ítaca del mañana), llegamos a los lodos actuales, donde todo Mariscal de campo, más condecorado que Zhúkov, de apellido Pujol, decía aquello de los andaluces: "hombre destruido, poco hecho, un hombre que hace cientos de años que pasa hambre y que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual. Si por la fuerza del número llegase a dominar, sin haber superado su propia perplejidad, destruiría Cataluña", por no hablar de su ramera esposa y tantas otras fulanas que mentan "trenes cargaos de emigrantes" en un paralelismo indirecto con los vagones rumbo al campo de exterminio. Exterminio catalán, por supuesto.
Supongo que ese temor es el que obliga a las cien familias milenarias a llevarse su dinero a Suiza. Previsores, los prohombres catalanes del año. Justificado queda, a modo de supervivencia, este modus vivendi ligado a la lucha incesante que tantos y tantos nacionalistas han mantenido contra España... la diabólica España... ya fuere mediante la pluma, el tiro en la rodilla o la bomba atada al estómago, opciones siempre defendidas y blanqueadas por las fuerzas progresistas del país, meras correas de transmisión de la política funesta del Padrecito de los Pueblos, aka Stalin el Rojo, quien sigue sin olvidar el mucho polvo que mordió en esta Nación nuestra.

Como veis, poca reflexión cabe ante tanta náusea sufrida... y permitida por quienes reparten las Grandes Cruces de Isabel la Católica, sede Madrid, color azul difuminado.

 ---
NOTA. Si mañana la morena jerezana sonríe con garbo, me salto las prescripciones de mi matasanos psiquiátrico. 
---
La politica es medicina a gran escala. Rudolf Virchow.
--- 
Las citas están extraídas de:
La Raza catalana, I y II. Francisco Caja
Una historia chocante. Pío Moa
Otra historia de Cataluña. Marcelo Capdeferro.

6 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Ese siglo XIX que parió a tanto demente como mencionas más otro centenar más en el resto de España, ha sido calamitoso para catalanes andaluces y vascos, pero en el XX la culpa ya no es de ellos. En el pasado XX y en el actual XXI la responsabilidad total de la persistencia de ideas de los VATES proviene en exclusiva de los dirigentes de MADRID. Por consentidores y alentadores de esas ideas (recuérdese al Bobo más solemne habido en Europa).

Old Nick dijo...

¡SUERTE MAÑANA CAMARADA HEREP!¡NI REFLEXIÓN NI LECHES, YA ES HORA DE ACCION TY DE EXPULSAR A TANTO LADRÓN SAQUEADOR Y TRAIDOR,-NO SÓLO A ESPAÑA, SINO A TODOS "SUS PAYSANOS"!
Levanto Mi Copa Porque LA CATALUÑA CALLADA Y ACOJONADA O COMODONA, DECIDA DE UNA VEZ LO QUE QUIERE.
No Espero Nada Bueno De Tal CONSPIRACIÓN DE CASI 12 AÑOS ACELERADA POR ZP Y MARI-ano.
Pero Qui Vivat Verrá, Que Dicen Les Cochons Francaises...
Un Abrazo GENIO. AFILA La CACHICUERNA Y CARGA EL TRABUQUET CON POSTA LOBERA Y QUE DIOS REPARTA SUERTE.
Un Brindis POr Una ESPAÑA Y CATALUÑA LIBRES DE GENTUZA
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Agustin dijo...

Tomorrow lo mas seguro que no se le movera una mueca de su cara de poker al presinde Mariano Rajoy.Esta historia tiene mucho tongo,saludos,

Herep dijo...

La tónica ha sido ceder siempre ante las pretensiones de lo mangutas secesionistas, don Javier. Las primeras veces se podía dar un voto de confianza debido a la inocencia de los bienintencionados, pero ahora, después de tanto tiempo y tanto mal, no hay misericordia que valga. Si quienes deberwn poner freno a las aspiraciones de quienes violan la ley siguen sin hacer nada es, con toda seguridad, debido a la mala fe.
No son cobardes, son ladinos.
Un saludo.

Herep dijo...

Como habrás podido observar tras los días transcurridos, algunos más acudieron a votar, aunque uno de cada cuatro prefirió tumbarse a la bartola, hastiado de tanto circo o, déjame ser mal pensado, víctima de la desidia y la despreocupación.
Aún así, los separratas no sumaron tanto como habrían querido o soñado. Arturo se descalabró un poquito más tal y como nos tiene acostumbrados, siempre perdiendo diputados, y ERC sintió en su propia piel la condena que supone aliarse con el menchevique de Pedralbes. 62 escaños y 10 más de los bildu-zapatilla... voto rural, siempre primado y privilegiado gracias a la nauseabunda ley electoral que padecemos, donde un cabrero de la montaña decide más que un currante de la capital.
Sea como fuere, querido Old... sumen más o sumen menos... esta gentuza hará lo que le salga de los colgajos, y aviados estados si pensamos que Mariano "Rajao" ha de hacer algo por defender a los españoles y a la Nación.
Será cosa nuestra y de nuestros arcabuces, camarada... y espero que estén bien prestas las armas, pues a lo lejos ya suenan los avisos a arrebato.

Un abrazo y un brindis por los valientes, Old.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Demasiado, Agustín, y más viendo la reacción del Tribunal Supremo catalán, capaz de insuflar vida a los muertos. Otro día más en el Gran Teatro de los Sueños, neozeladés.