Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

16 ago. 2014

Cruzados


Estos días, camufladas por las abrasadoras temperaturas y las altas presiones veraniegas, retransmitidas a todas horas mediante unas inmortales secciones meteorológicas en cualquier medio de manipulación de masas que se preste, muchas imágenes escabrosas, dignas de cualquier película de terror de Serie B... las mejores, las más creíbles dentro de su látex a mamporro y su sangre de jugo de ciruela... están pasando inadvertidas para los ojos del lobotomizado televidente.

Sobresaturados tras varias semanas de niños muertos y padres que se dan palmadas en el pecho, los directores del informativo diario se han ido de vacaciones, dejando el chiringuito en manos del becario picado de acné juvenil. Llega el verano, el alumno en prácticas y la recta final del IV Concurso de Tortilla de Patatas de La Moraleja, intercalando la conexión en directo con el Centro de Bellas Artes de Ulldecona, epicentro del Simposio sobre la recuperación del toque de pandereta a tres manos.

Pero la miseria, el ultraje, la violación... la Negra Parca que viene, armada con su guadaña afilada con rayo láser, segando cabezas a diestro y siniestro, está ahí, a unos escasos cientos de kilómetros, arramblando con las testas de los niños, los padres, los abuelos y, si me apuran, las tristes mascotas de todo aquel que no se arrodille ante las faldas del puto profeta del turbante y el Paraíso en la Tierra.

No soy de colgar vídeos, fotos, testimonios... las palabras que trae Doramas acerca de Pérez-Reverte... y, si alguna vez he caído en tamaña tentación ha sido a causa de alguna insolación veraniega que hirvió la sangre de mis venas. Resignado... eternamente resignado a esta época que anuncia derribo... comprendo que todo depende del color del cristal con el que se mira este globo que flota... un globo, dos globos, tres globos... y así, ciento y la madre, que en eso radica la gracia, o desgracia, de no ser todos uno... un uno servil, traicionero, demagogo, viejo y cobarde.

Ahí arriba, sonriéndonos desde la naturaleza muerta que es una fotografía, vemos a Fabrizio Quattrocchi. El bueno de Fabrizio, víctima de la guadaña, perdió la cabeza hará varios años, segada por los fieles de la "religión del amor y la sabiduría" que tanto pregonan los ateos del opio izquierdista. Otra cabeza más sumada a otras tantas que, desde hace tiempos inmemoriales, vienen demostrando las leyes de la gravedad de Newton. Manos atadas a la espalda, cortejo fúnebre formado por cuatro hienas de la yihad, un cuchillo preñado de náuseas y, certero, un tajo que degolla, en nombre de Alá, a un despreciable infiel que se ahoga en su propia sangre.

Pero Fabrizio Quattrocchi gritó, y no un grito de terror de Serie B. Gritó con fuerza, con fe, henchido de coraje romano... "Ahora veréis cómo muere un italiano, hijosdelagranramera"... y ese grito nos mostró cómo un italiano se enfrenta a la Bestia.

Y la vence.

Porque a la Bestia se la vence... o se muere a sus pies.

Aprendamos de él y su eterno legado.

6 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Valiente el espagueti ese que fue degollado por moros. No es la costumbre entre sus compatriotas.

Lo de las teles puedes aplicarlo también a los diversos y variados diarios del país : están manos de becarrios que no saben si Soria es España o parte de Lituania.

Doramasw dijo...

Palabras y palabras, todos de vacaciones y el enemigo currando sin parar y....mientras AQUI NO PASA NADA, ni espero que haya ninguna reacción.

Agustin dijo...

Vaya par de cojones se gastaba este italiano.Como tu bien dices a la bestia se le tiene que hacer frente y con la frente alta,un saludo,

Herep dijo...

Los italianos también pecan del mal español: desidia y cobardía, como bien denunció Oriana Fallaci.
Del silencio mediático de los medios de comunicación en referencia a los asuntos del IS, nada nuevo, y más de lo mismo.
Tanta desvergüenza y sumisión a todo lo que dañe la cultura occidental es digna de estudio.

Un saludo.

Herep dijo...

No habrá reacción hasta que no empiecen a rodar cabezas patrias... y no serán todos, sino unos pocos. La propaganda y el "buenismo" ha calado hondo en la psique del súbdito occidental, perro fiel de la voluntad del Amo de turno.

Malos tiempos, Doramas.

Herep dijo...

Nadie hará películas ensalzando su valor, Agustín, sino que, seguramente, se esgrimirá la idiotez aquella de los muchos valientes que descansan en los cementerios.

Un abrazo, campeón.