Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

18 jun. 2014

La eterna batalla


Hay días en los que la actualidad no trae nada fuera de lo común.

Las noticias de primera hora de la mañana, las que nos distraen a mediodía mientras zapeamos entre tertulias de tertulianos a sueldo, las exclusivas de la tarde... la última hora que desbarata las parrillas que surcan las olas hertzianas...

... nada, no hay gran cosa, algo fuera de lo común... nauseabundo...

Hoy, Monos, es uno de esos días. Vacuo. Prescindible. Una hoja de calendario que cae, nada más. Sí, tenéis razón, los diarios vienen cargados de negro sobre blanco, pero... no, todo miseria, hada digno de cuatro letras.

Ni me esforzaré en escribir sobre Bolinaga y esa Audiencia Nacional más preocupada en atrapar a los "criminales de la Humanidad". Tampoco del Rey que se va, y el otro Rey que viene, a saber cómo y por qué. De fútbol prefiero no hablar, que de eso poco se y quizá me pierda, a pesar de los balcones engalanados y esa camiseta que nos regaló el pakistaní de la esquina, algo espitoso, más falsa que el currículum de la Generala Chacón. ¿La "guerra interna" en la PSOE? Me da mucha pereza. ¿La del PSC? No fotem, que me da la risa nada más pensarlo. Al Menchevique ni me lo nombréis, que hoy tengo el día zen. Sólo pensar en su jeto cuadrado y ese elitismo racial barato que se destila en los alrededores del Palau... me sube como una arcada, mal, mal... ni una vida pagada en El Palace de Madrid idéntica a la del Presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados del Reino de España me resarciría de tan gran disgusto.  

Todas estas trifulcas entre Industria y quien manda en Industria; la Melanie que se borra un tatuaje echándose polvos para las ojeras; la tumba de Cervantes, que aparecerá antes que la de Marta del Castillo; el "podemos" y la corazonada que está convenciéndome para comprar un enorme surtido de papel WC, algún ataúd y posponer el viaje a La Pampa; el grueso aroma de la Crisis por la mañana, oliendo a derrota... derrota total, física y moral, individual y nacional...

Lo de siempre, Monos. Algo a lo que estamos acostumbrados en Chirigota Española, s.l., donde nos las dábamos de listos y, como el incauto dominguero en la selva tropical, hemos acabado en el fondo de las arenas movedizas de esta bazofia de Teatro que nos han montado los "padres de la patria", auténticas hienas carroñeras.

Así que, sin novedad en el frente, oh capitán, mi capitán.

Entenderéis que, a falta de mejor material, me permita escribir algo sobre la foto que acompaña a esta divagación robada. La encontré mientras patinaba por TW, después de hacer un anti-casper con mi tabla, y ahí me quedé, parado, mirándola mientras pensaba si podría utilizarla para algo y, en tal caso, de qué manera hacerlo para sacarle todo el jugo.

Creo, sinceramente, que hoy es el día... en el que imaginar a estos tres lumbreras rumbo a los barrios bajos de su aldea, allá por váyase usted a imaginar dónde. Jóvenes, con esa inconsciencia de la adolescencia tardía que, años más tarde buscarán sin poder encontrar, los tres hijos pródigos del clan, tras empaparse con las abstractas historietas contadas por el anciano Abdul... el vecino que regresó del Mundo Blanco, más allá de las fronteras exteriores del desierto... durante las largas noches de verano, sentados en los porches de arcilla de sus casas de arcilla, a la luz del fuego y entre la humo de la corteza que fuman, han decidido pasar a la acción, cosiéndose esos trajes que hoy estrenan, nerviosos.

Un Spiderman, un Batman y... bueno, el tercero es algo irreconocible, pero sirva como excusa que Abdul, al nombrar a este tercer dios de los Hombres Blancos, siempre entraba en un profundo sueño que no dejaba aclarar las dudas del chaval agraciado con el honor de actuar como la franquicia africana de dicha deidad.

Decididos, los tres héroes ponen rumbo hacia la zona que han elegido para esta noche iniciática. Allí, entre la oscuridad sempiterna de las calles y las plazas de la aldea piloto del continente negro, se agazaparán a la espera del criminal en flagrante delito y, de un salto, cada emergiendo desde su escondrijo particular, actuarán como lo que son: héroes.

Superhéroes que afrontan los peligros a manos descubiertas, sin telarañas, gadgetomierdas ni voces graves, varoniles de carajillo que acojonan al más pintado de los villanos tan sólo oírla. Así, con la mano abierta, los héroes abofetearán al chorizo que roba a las viejas desdentadas, o acudirán a separar a una tigresa que apaliza a una pobre chiquilla a las puertas del colegio bajo la atenta mirada de las cámaras de los celulares de sus amigas. Siempre hay un discapacitado al que ayudar a cruzar la calle, un asiento que ceder a una preñada, unas llaves perdidas para entregar a la policía... y, siempre, un beso para aquel que salta al ruedo, vestido de superhéroe, dispuesto a hacer que el bien, de una vez por todas, tenga su brazo ejecutor...

... y barra la porquería.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Ellos tienen ese poder, y aceptan lo que eso conlleva. Dispuestos, caminan firmes. Están convencidos y no tienen miedo.


Si parpadeas mucho, mucho, mucho, y muy rápido, se perderá esa magia, esfumándose el cuento y apareciendo ante tus ojos, quizá, tan sólo un trío de locos rumbo al baile del pandero o, como se dice ahora, "frikis" camino de alguna convención de ciencia-ficción en la barraca de la misión franciscana de turno. Será una lástima, pero cada palo que aguante su vela. Como sucede con los manicomios, hay más fuera que dentro, y no necesariamente se requiere ir disfrazado.

A mi me gusta más imaginarlos repartiéndole estopa a cualquier hijo de Satanás.


---
Lo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada. Edmund Burke.

2 comentarios:

Blogger dijo...

With Car Rental 8 you can get cheap car hires at over 50,000 locations globally.

Blogger dijo...

Get all the best spirits and wines at Duty Free Depot!

All the popular brand name drinks for unbeatable low price tags.