Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

19 ene. 2014

Clint is God


Estos últimos días, acompañando a San Antonio... patrón de las bestias... la aldea venida a más en la que se asienta el Cuartel General de El Ejército de los 12 Monos, ha celebrado sus fiestas de santo patrón. San Antonio... bestias... Monos... no podía ser menos, la Providencia... que nada deja al azar de la casualidad, sino al de la causalidad.

Barbas afeitadas en perfecto estado de revista, ropa buena con olor de lavanda, peine, la colonia que trajeron los Reyes Magos de Oriente... cenas con amigos cercanos o lejanos de los que un día abandonaron el hogar sin volver la mirada atrás, recuerdos para los que no están... risas... alcohol... excesos...

... dolores de cabeza...

... y, entre todo el brebaje del santo patrón, un paréntesis. No más de dos horas en las que, escapado de la vorágine de acontecimientos programados por la comisión de fiestas del Ayuntamiento corrupto de turno, derrotado y entumecido, pude sentarme en mi sillón acá en la Sala X... solitario como el fraile en su retiro... y disfrutar.

Porque con Clint sólo se puede vivir.

Desde el principio de los días, he querido escribir a uno de los comandantes de esta milicia de primates con pretensiones. Siempre le quise dedicar unas líneas al bueno de Eastwood. Explicar qué mundo me dibujan sus miradas, esos planos largos, silenciosos, mágicos... sus diálogos... esa extraña relación con cientos de claroscuros que todos los personajes de su Universo mantienen con su Dios... 

¿Quién no tiene una particular relación con su Dios, Monos?

Siempre he deseado escribir sobre él... y, mucho me temo, hoy no es el mejor día para hacerlo. 

Pero esta madrugada, en ese intervalo de tiempo en el que los sonidos del Mundo se han detenido un instante, he visto Cartas desde Iwo Jima, en versión original japonesa, subtitulada al español de España. y he vuelto a ver esa luz tenue que, tras las cortinas, brilla para todo aquel que esté dispuesto a dejarse llevar.

Nadie hay como Clint Eastwood.

Ante mis ojos, el Suribachi. Los túneles con sus camastros de roca y polvo. La disentería y las cenas con lombrices. El Bushido, la granada suicida... el Banzai imperial... la muerte, el terror disimulado bajo esa careta humana que todo asiático trae de serie, la deserción inútil bañado en lágrima culpable... el ascenso y descenso del Hombre... la desesperación de la Guerra... la duda... el deber... el honor...

... el amanecer y atardecer que, como las mareas, limpian las playas de sangre y negra parca, día tras día, ajenos a la miseria, la victoria o la derrota que, como daga arrojada a los ojos, transmite la obra del maestro del gran formato.

Clint is God... y como Él, en su obra, la vida no se detiene, inmisericorde al sentido de las lágrimas.

Ya puede usted ser una heroína del boxeo femenino, un vaquero arrepentido que purga sus penas entre las áridas piedras del lejano Oeste, un veterano de Corea rodeado por Charlie's adolescentes o un desarraigado policía en busca de un pequeño Casper secuestrado. O vaquero de los que jamás abren la boca a no ser que se trate para encender un pitillo... o sargento de hierro, aliado que desafía águilas, espía que pilota a la velocidad del sonido, a bordo de su Cadillac Rosa...

Dicen que el Creador está en todas las cosas, que todas tienen su imprenta divina... y es verdad. En esta película eterna que se sucede ante nuestros ojos, titulada "Vida", todo son reflejos y recuerdos de qué somos, qué seremos y qué, si no fuera todo tan extraño y tan falto de armonía, podríamos llegar a ser.

Miro el papel en blanco. Debería haber dejado esta entrada para otro día, cuando esté más despierto y tenga más cosas que decir de tamaño apóstol de la esencia humana. Debería dar más ejemplos de su obra... más símiles, más simbología... más trascendencia... Demasiado blanco entre las letras. Me parece vacío en comparación a todo lo que Clint ofrece en sus películas. Hablar de los contrasentidos entre la razón y el corazón, siempre en liza. Filosofar sobre el amor verdadero, el paso del tiempo, la justicia sencilla del Colt .45 o la Magnum, el pecado original, la culpa... la esperanza más allá de la Vida...

Debería, Monos, lo sé... pero como él mismo diría, "mañana no está asegurado para nadie"... y ya ha pasado demasiado tiempo.


---
- Es usted un miserable y cobarde hijo de perra. Ha matado a un hombre desarmado.
- Pues debió haberse armado cuando decidió decorar su salón con mi amigo.
- Es usted William Munny, de Missouri, el asesino de niños y mujeres.
- Así es. He matado a mujeres y niños. He disparado sobre cualquier cosa que tuviera vida y se muriera. Y hoy he venido a matarle a usted por lo que le ha hecho a Ned.

Sin perdón. Clint Eastwood (1992)

8 comentarios:

C S Peinado dijo...

Sin duda alguna, el dueño de Malpaso es una de esas leyendas vivas, esa Estrella sin parangón que un día habrá de estinguir su resplandor pero no su recuerdo. Es cierto, habrías de haber escrito otro día porque de seguro te habrías explayado de manera espectacular, cómo tu sólo sabes hacerlo. Valóralo en su justa medida y hazlo, que de seguro seremos muchos ansiosos de leerlo.

Un saludazo.

Maribeluca dijo...

Me encanta, lo tiene todo.

Precisamente después de comer he vuelto a ver "El Jinete Pálido", siempre encuentro algo nuevo, aunque no negaré que también me fijo en otras cuestiones más superficiales...

José Luis de Valero dijo...

Cartas desde Iwo Jima y Banderas de Nuestros Padres, son los dos CD que tengo en primera línea de fuego y que como mínmo visualizo un par de veces al año, aunque yo las tengo en versión al castellano..
También figuran todas las referentes a la saga de Harry y la inmortal Los Puentes de Madison, para mí una de las más humanas con Clint de protagonista.
Creo que tal como te comenta C.S.Peinado, la vida de Clint se extinguirá, pero su recuerdo como actor y director será imperecedero

Old Nick dijo...

Espléndida Entrada, Querido HEREP.
Me Permito Dejarte Una "ADAPTACIÓN PERSONAL" De Una De Las Mejores Secuencias Jamás Rodadas "CON LUZ NATURAL". La DE La Entrada De EASTWOOD-MOONING EN EL BURDEL DE "SIN PERDÓN"-
-Quién Es El Dueño De ESte Tugurio?
¡Contesta Tú, Bola de Grasa!
El Dueño Del TUGURIO.
-Soy Yo... Le Compré El NEGOCIO Al Viejo SWEETY, Por 1.000$...
CLINT DISPARA Su ESCOPETA Y SE LO CARGA.
Salta "LITTLE BOY"
-¡Es Usted Un Miserable Y Maldito Hijo De Perra!¡Ha Matado A Un Hombre DESARMADO!
Clint, Le Apunta Y Responde
-¡Pues Debió Haberse Armado, Después De DECORAR Su Local, Con El Cuerpo De Mi Amigo!
Little Bill, Le Reconoce.
-¡Usted Es William Mooning, De Missouri!¡El Asesino De Mujeres Y Niños!
-Sí. Soy Wiliam Mooning. He Disparado Contra Todo Lo Que Respirase Y Tuviese Vida.
Y Ahora He Venido A Matarle A Usted, Little Bill, POr Lo Que Le Hizo A Mi Amigo NED...
¿Te Imaginas La Escena, GENIO, Cambiando La ESCENA Y LOS PERSONAJES? Juajuajuajuajuajuajuaaa
¡Te Aseguro Que NO HABRÍA TIROTEO, SÓLO BAJADA DE PANTALONES!
JUajuajuajuajuajuajuajuajuajuajua
Y Sí, LAS BANDERAS DE NUESTROS PADRES, En Su DOBLE VERSIÓN, Es Una OBRA MAESTRA COMO LA COPA DE UN PINO.
Un Abrazo Genio.
Un Brindis Por LA LIMPIEZA DEL PUTICLUB "SIN PERDÓN".
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Herep dijo...

No estoy muy seguro de eso, CS. Lo pienso pero creo que, por muchas letras que le escribiera, no podría definir lo enorme de Clint y su legado que, como bien dices, no se apagará jamás.

Un abrazo, CS.

Herep dijo...

"El Jinete pálido" es, estoy casi seguro, la primera película que vi de Clint.
Mítica... como todas las del spaghetti western, Maribeluca, donde primero se dispara y luego se pregunta.

Herep dijo...

Yo no sabría decirte cuál es mi preferida, José Luis, aunque Iwo Jima tiene muchos puntos. Supongo que juega con ventaja, pues la IIWW me entusiasma, y la guerra naval del Pacífico, más, con sus acorazados, portaaviones, infantería de marina...
Pero también está Milion Dólar, o el Torino... o Poder Absoluto... y todas las que protagonizó de joven junto a su esposa...

Un legado extenso, sí señor.

NOTA. Ah, yo también las tengo en castellano, pero de vez en cuando me gusta verla en VO. Si por mi fuese, acabaría con la industria del doblaje de un plumazo.

Herep dijo...

Por mucho que lo intento, Old, no puedo imaginarme la escena con otros personajes... y mucho menos si la protagonizaran "esos sujetos" que tenemos en mente día tras día... por mucho que abunden, entre ellos, el actor-bandido.
El cine de Clint es demasiado complejo para mentes tan simples como la del chupóptero español de clase alta.

Un saludo, Old... y hoy, en homenaje a los rudos vaqueros del Far West, brindemos con whisky.
¡Riau!¡Riau!