Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

8 nov. 2013

Y yo me iré...


Y yo me iré. Y se quedarán los pajaros
cantando.
Y se quedará mi huerto con su verde árbol, 
y con su pozo blanco.
                                               Juan Ramón Jiménez
---

Albert Einstein es un genio... y digo "es", en presente de Indicativo, porque a pesar de llevar muchos años criando malvas, como sucede con todos los galardonados con la medalla a la genialidad, sigue aquí, con nosotros... en espíritu... y en metafísica conciencia.

Para algunos, claro, porque hay muchos que, bastardos de la LOGSE, no tienen ni pajolera idea de qué les estamos hablando. ¿Ese no es del Madrid? ¿Del Barça, quizás? Otros, en cambio, te dirán que sí, que conocen al tipejo ese del pelo blanco que saca la lengua... que es un inventor loco, ¿no? ¿Un "friki"?... y, si tenemos suerte, encontraremos algún apestado que balbucee eso que escuchó hace tiempo entre los deportes y el tiempo, en el noticiero de turno... justo antes de anunciar el mega-peluco de oro plateado con tecnología de precisión suiza.

¡Ese fue el que teorizó sobre la "la Relatividad"!... ¿verdad?

La Teoría de la Relatividad... ¡qué genio, Einstein! Él indagaba en los misterios de la Física y, sin suponerlo, cultivaba, también, los campos yermos de la nueva ideología de nuestro tiempo: el relativismo moral, social, supraterrenal, conceptual, tangible y abstracto. Relativismo total... así... sin quererlo, mientras miraba y medía coordenadas, dibujando centenares de negras pizarras con su blanca tiza... sumas y restas, multiplicaciones y divisiones... sin calculadora, ¡Dios!... despeinado... andrajoso... con la lengua fuera...

Como la Gravedad de Newton domina el teatro de los sueños en el que vivimos, la Ley de la Relatividad le da forma y argumento a la escena.

En esta función, todo es Relativo. Ande yo caliente, y ríase la gente, podría traducirse en román paladino, bajando el nivel hasta el subsuelo del Sistema Educativo español de estas horas muertas nuestras. Mientras tú comas sopa, los demás que hurguen en la pota. Mejor, ¿verdad? Comprensible, ¿a que sí? Ver, oír... y callar. De esta guisa, la Relatividad lo embarca todo. La diferenciación entre lo que está bien y lo que está mal se diluye como un azucarillo, perdida como el aceite se pierde al arrojarse a la mar, entre la inmensidad de las minúsculas moléculas químicas.

Así se diluyen el aprendizaje, el análisis, la lógica de la razón. Todo se pierde engullido por el agujero negro de la Ley de la Relatividad. Todo muere ahí... tus deseos, tus anhelos, los consejos que te dio tu padre en su lecho de muerte, lo que aprendiste a fuerza de golpes... y, curiosamente, también todo nace ahí... tras el ano del mismo agujero negro, por donde se expulsa la nueva moral relativa y relativizadora, acorde a los tiempo modernos, pasado el agujero de gusano que nos salvará de lo arcaico de antaño para introducirnos en esta nueva Era.

La Era de la Relatividad.

Todo este revoltijo de ideas acudieron a mi mente cuando, hará un par de días, asistí en la Sala X a uno de esos acontecimientos extraños que, de tanto en tanto, acontecen en El Ejército de los 12 Monos. Reunidos tras una ardua jornada laboral, nos dispusimos a degustar una sesión cinéfila los que allí nos encontrábamos. Nada del otro mundo. Un par de películas rayadas de tanto verlas... "Ran" y "El Cazador"... con el mismo análisis de siempre... pero, entre DVD y DVD, saltó el canal del aparato de TV y nos encontramos con la imagen de una presentadora de Canal 9 franqueada por un montón de tíos que, con voz melosa, anunciaba el cierre del complejo radio-televisivo-festivo valenciano.

Adiós, Canal 9, adiós.

Los canales autonómicos, podredumbre donde las hubiere, sobran todos. Todos. TVE, la primera, y La2, la segunda. Luego, desfilando, todos los nidos de cuervos de las Autonomías, de las Diputaciones y de los Municipios... que aquí, en el pueblucho en el que se levanta el Cuartel General, tenemos hasta canal propio, oiga usted.

Adiós, TV pública, adiós.

Josefo, el Mono que corrige las notas de este grupúsculo clandestino, se levantó de su asiento, se acercó a la cantina, se estuvo un rato trajinando algo y, sonriente, se presentó en la Sala X con una bandeja cargada de cubatas y orujo.

Adiós, Canal 9, adiós...

... y, tras el brindis de rigor, nos pusimos a disfrutar con las aventuras de Robert de Niro.

¡Ah, amigo!... pero eso fue la otra noche, cuando todavía no me habían asaltado las criminales reflexiones que han perturbado mi sueño esta noche, ocupando el lugar predilecto de las musas... desterradas por obra y gracia de la Relatividad esta tan nuestra.

En el lapsus de tiempo que aquella reportera dicharachera ocupó en nuestro TV, soltó una retailla de quejas, reproches, acusaciones, sospechas, insinuaciones, lamentaciones, réplicas... rodeada por las caras agrias de sus guardaespaldas, con gesto de oler mierda, como si alguno de ellos hubiera pisado el cagarro de un perro y, disimuladamente, lo estuviera restregando por la moqueta. Los pobres, viendo que se quedaban sin trabajo como le sucediera a 6.000.000 de compatriotas, lloraban por TV, haciendo uso de ese privilegio que Dios-Presidente-Todopoderoso les dio.. o señaló a dedo, entiéndanme. Hablaban de familias, de futuro, de proyectos... como los arrojados a la basura por esos 6.000.000 de compatriotas que, antes que ellos, se quedaron sin trabajo.

Ahora.

Antes, cuando ganaban sus billetes a cuenta del erario público, nadie se quejaba. Nadie reprochaba el vilipendio del dinero de todos... "de todos", repito, no "de nadie", como diría la rata que fue Ministra de ZP... ni se ponía las manos en la cabeza al leer los convenios colectivos de los entes de la materia. Pocos abrieron la boca cuando se manipulaba la información, se tergiversaban los hechos, se dibujaba una realidad que lo era todo menos real. No habían muertos durante el desayuno, no había corrupción durante el almuerzo, no había sedición durante la cena... y, de madrugada, el cine erótico sustituía la ruina millonaria del ente... todo bien aderezado con la pitonisa de turno y su 806 de rigor.

Ande yo caliente...

La vocación de periodista, la búsqueda del bien común a la ciudadanía, la información veraz, el juramento Hipocrático de la profesión (si eso existe en alguna profesión)... la moral, los valores, el honor... Una mierda para vos, Comandante en Jefe. Todo eso es... cómo lo diría... ¿Relativo? Mientras se cobre unos buenos billetes y nos den una elegante cesta de Navidad, todos esos principios son papel mojado, una pluma perdida en la brisa de la tarde, un eco que se apaga.

Abierta la Caja de Pandora, de ella sólo emergen truenos. Faltó tiempo para que aquellos que ayer atacaban a Canal 9 tachándolo de sectario, de malintencionado, de beligerante con la prima hermana catalana, salieran en defensa del ente, acusando al Gobierno autonómico de sepultarla bajo toneladas de cal viva. Los independentistas, tan ufanos en negar espacio a Canal 9 en Cataluña pero deseosos de colonizar eso que los asimilados conocen como "País Valencià", se desgañitaron en defensa de la cultura y la democracia... que pierde fuelle con estas actuaciones, dicen, como si la Cultura y la Democracia emanase del aparato de TV. Como si la Cultura y la Democracia emanara de ellos, políticos de vodevil todos juntos, corruptos y corruptores, cirujanos quirúrgicos de especialidad cerebral, doctorados en eso que Einstein plasmó negro sobre blanco, teorizando números y matemáticas, términos tangibles y absolutos... para nada relativos.

Einstein también dibujó los parámetros de la Era Nuclear... y los que hoy braman, reniegan, acusan y escurren el bulto acerca del problema principal... el uso y abuso de lo público... hicieron como aquellos en épocas pasadas: agarraron los planos y, retorciéndolos, montaron la Big One. Los nuestros, los "científicos" de hoy en día, quitadas las batas y enfundados los Armani y los carnets políticos multicolor, también son duchos en darle la vuelta a las cosas, convirtiendo la materia en antimateria, el dinero público en privado (y viceversa)... lo posible en imposible... la Realidad en Ficción... lo Bueno, en Malo...

La Teoría de la Relatividad no era esto, señores.


No era esto.

8 comentarios:

Chafachorras dijo...

Pues la pasta que se gastan en las teles públicas no es relativa, es bien absoluta....absolutamente desproporcionada.

Reinhard dijo...

Sobre este trágico acontecimiento y otras cosillas: Telepollas

Old Nick dijo...

Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaaaa
Hermano HEREP,La RELATIVIDAD Es Como El HUMO.
Todo Lo DISFRAZA, ADMITE Y DILUYE Con Su ENVOLTURA DE DUDAS "CALCULADAS Y CALCULADORAS"...
¡NISIQUIERA EINSTEIN, SE LIBRA DE ELLA!
Y Las TVs Y TDTs Y Las RADIOS, También Son Un Ejemplo...
Yo Que He TRabajado En RADIO En Mis Años Mozos,-A PIE DE ESTUDIO DE GRABACIÓN Y MICRÓFONO-, Siempre Me Sorprendía LA CANTIDAD DE FULANOS QUE COBRABAN SUELDAZOS Y "COMISIONES PUBLICITARIAS MUY JUGOSAS" SIN DAR MÁS PALO AL AGUA, QUE FASTIDIARNOS A NOSOTROS "LOS QUE ESTABAMOS AL PIE DEL CAÑÓN"...
¡Pues Imagina La Cantidad De "PERIODISTAS" Y OTROS "TITULADOS Y DEDOSIGNADOS", Que Hay En TV!
Y "ALGUNOS" Desde Que ENTRARON EN TVE... Así Que Si Echamos CUENTAS, ¡IMAGINA LO QUE SE HAN REPARTIDO!
¡Y Encima Que Son Horteras Y PROPAGANDISTAS SE QUEJAN!
Pero No Te Preocupes... Ningún POLÍTICO Es "SUICIDA" Y La TV "NUNCA DESAPARECERÁ"... ¿Cómo Si NO IBAN A SEGUIR IDIOTIZADOS LOS MILLONES DE PARADOS Y MALVIVIENTES, SIN FÚTBOL NI TELEBASURA ASQUEROSA?
¡No Te Preocupes Repito!
A CANAL MUERTO "CANAL ABIERTO"...
Un Abrazo Genio
Un Brindis Por El CIERRE, TAMBIÉN, DE LOS PUTICLUBS PARLAMENTARIOS.
Y POR LA ESCOBA VERDADERA-
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Maribeluca dijo...

A ver si cunde el ejemplo...los sindicatos son unos cracks mandando empresas y trabajadores al paro.

Herep dijo...

Muy desproporcionada, Chafa, pero el tener colocados a los primos lejanos de la familia, tiene un coste. ¿De qué trabajarían tantos y tantos licenciados en la churrería industrial en que se han convertido las universidades españolas?
Ah, amigo... el Estado está ahí para eso, para solucionar problemas aunque para ello se deba vender cualquier futuro.

Herep dijo...

Buena entrada la de Tolerancio, Reinhard, a cuenta de la invención de Cela... ese escritor tan despreciado por la "progrez" patria.

Herep dijo...

Ya están tardando los buitres de TV3 en ocupar el espacio que deja huérfano Canal 9. Así, en nombre del bien común, podrá acelerarse el proceso de asimilación de los "Països Catalans".
No hay mal que por bien no venga. Por el bien de la casta, por supuesto, pues así podrá seguir lobotomizando los cerebros de los vendepatrias de siempre.
Yo, como vengo haciendo hasta la fecha, sigo con la pantalla del TV en negro.

Un abrazo, maestro, y un brindis por el total apagón.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Por supuesto, Maribeluca. Siempre que pillen un 3-5% en cada uno de los ERE's gestionados, los sindicatos y demás asimilados seguirán dando saltos de alegría con cada parado más.