Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

15 jul. 2013

Tempus fugit


No hace tanto tiempo enumerábamos los desafíos a los que tenía que hacer frente España en estos años venideros.

Desafíos conocidos por todos…  tales como la involución democrática, si es que gozamos en algún momento de ella; la desintegración territorial y el auge de los regionalismos utópicos y mamporreros; la amenaza latente de la ETA y su mordaza político-militar; la ruina económica causada por una concepción manirrota de lo público y lo privado; la insignificancia del Reino de España en lo que a política exterior se refiere… la Crisis Moral que arrecia en Occidente y, por ende, en todos y cada uno de los rincones que forman nuestra patria… el fraude imperante en el Poder Judicial… la mezquindad del sistema educativo… un déficit energético que hunde sus raíces en la demagogia ecolojeta y cuyos resultados nos convierten en el país con la energía más cara de Europa… y un largo etcétera, etcétera, etcétera…

El país esperaba, con ansia, a ese estadista ungido por la Providencia… un Líder que, cual bíblico Moisés, abriera las aguas de un mar que cada día se antoja más rojo sangre y saciara los anhelos del pobre ciudadano español de a pie, hartito de tanto no se sabe muy bien qué.

Y llegó ese paladín del buen rollo… salvador de fieles e infieles… con su “mirar hacia el futuro”, su niña comedora de chuches y su frase célebre… su hit ochentero… su LP disco de oro… “La Economía lo es todo”.

Olvidó decirnos, este Iluminado de la tecnología LED, a qué economía se refería… y de quién es esa economía tan importante.

Nos habría ahorrado tiempo.
 
Y dinero.
 

4 comentarios:

IRATXO dijo...

ME cago en DIOS Y EN RAJOY

Herep dijo...

Hombre...
Dios no creo que tenga culpa en esto, pero...

Agustin dijo...

Pero que visceral es este Iratxo.Que tendra que ver el culo con las temporas,como diria Camilo Jose Cela,un saludo,

Herep dijo...

La gente está bastante quemada, Agustín... y el fuego es muy difícil de controlar.

Un saludo.