Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

3 oct. 2012

Entre cartones



- Paco… Paco… ¡despierta, amigo, despierta!

- Mmm… ¿qué pasa, Carlos? ¿Qué coño pasa?... ¿los basureros?... Pe… Pero, ¿qué hora es? ¡Si es de noche!

- Tranquilo, compadre. Son las… las 23:00h y sí, es de noche… ya han pasado nuestros amigos, no te preocupes.

- ¿Entonces? ¿Para qué me despiertas? Justo ahora que estaba soñando con un colchón de plumas de pato… así, bien cómodo y limpio.

- No te imaginas qué me ha pasado, Paco. Increíble. Algo increíble.

- ¿Te han sacudido en el cajero automático? ¿La “pasma”? ¿Otra vez te han vacilado los maderos?

- No, no… ¡qué va! No te reincorpores, Paco… tranquilo… Échate a un lado, va. Hazme un hueco que me tumbe contigo y te cuento, corre… ¡No veas qué frío hace esta noche, hermano!

- Vale, vale. Vente aquí, que te dejo una esquinita. A ver si nos damos algo de calor, joder. Cuéntame qué es eso por lo que me he vuelto a encontrar rodeado de mierda.

- Te cuento ¿Sabes el contenedor que hay delante del badulaque?

- ¿El de los yogures?

- El mismo. Pues estaba hace… bueno, no sé qué hora era, pero ya habían tirado la basura y habían cerrado la puerta, así que supongo que debe hacer un par o tres de horas…

- El chino ese cierra a las 21:00h

- Exacto. A las nueve. Estaba todo a oscuras y no se veía un alma así que me he acercado al contenedor buscando algún yogur que estuviera en buen estado cuando, mientras tenía medio cuerpo dentro del contenedor, un tío se me ha acercado por la espalda y me ha pegado un tirón del pantalón…

- ¿Otro desgraciado rebuscando en nuestra zona?

- Eso pensé al principio, pero no. Era un chaval joven… con barbita, sí, pero de esas de tres o cuatro días. Perfectamente recortada y nivelada. Y olía a colonia. Un pimpollo bien… y eso me ha asustado mucho.

- Esos son los peores, Carlos. Los hijos de papá. Muy buenos, muy solidarios, pero a la mínima que te descuidas, patadón en la boca o ducha de gasolina.

- Ni que lo digas. Supongo que el muchacho ha notado mi expresión y rápidamente me ha dicho que no tuviera miedo… que no me asustara, que no iba a hacerme daño alguno. Hacerme daño… ja… A mí… Total, que le pregunto quién es y va el tío y me dice que es un reportero de no sé qué diario extranjero.

- ¿Un periodista? ¿Rebuscando en la basura?

- No, no… rebuscar no rebuscaba, no. El chaval iba muy bien vestido, así que de vivir en la calle, nada de nada. Pantalones tejanos anchos, una camiseta con dibujos infantiles, una cazadora de cuero negra… Muy bien peinado, eso sí, y con la cara tan fina como el culito de un bebé. Si no llega a ser por el trasto de cámara que llevaba al cuello, bien habría podido ser cualquier zombie de esos que entran a El Corte Inglés todas las tardes.

- ¿Y qué quería? ¿Pedirte cinco euros?

- Hijo de puta. Ríete, ríete, muerto de hambre… ¡Pues no va el tipejo ese y me dice que si puedo posar para unas fotos!

- ¿Unas fotos? Jajaja… ¡que no me ría, dice! ¡Tú estás borracho! ¿Qué quería? ¿Hacerte una foto con las tetas al aire?

- Desgraciado… con las tetas al aire no, pero unas fotos sí que quería sacarme.

- ¿Y eso?

- Al principio me he quedado un poco sorprendido, Paco, pero el joven me ha tranquilizado explicándome que serían unas fotos para ilustrar un reportaje que su diario estaba preparando sobre la pobreza en España. No recuerdo… creo que me ha dicho algo del New York Times… o Crimes… o algo así… no sé… pero por lo visto los yanquis están muy preocupados por la situación que se vive por aquí.

- Joder. ¿No tienen pobres, los americanos?

- Eso mismo le he preguntado al tío. ¡Vale que vivamos como salvajes, pero de ahí a que quieran montar un zoo con nosotros! Ya se ríen bastante los nuestros, joder.

- ¿Y qué te ha dicho?

- Nada… tonterías mías… El joven ha resultado ser muy agradable y cortes, no te creas. Me ha explicado que allí hay pobres a patadas… homeless, creo que ha dicho que les llaman… pero que en su diario esos homeless no interesan demasiado. Nosotros, sí. Y mucho, además. No paraba de repetir que nuestro gobierno estaba aplicando las medidas erróneas y que ellos tenían que desenmascarar el teatro para que el pueblo se levantase en pro de la Democracia Real Ya.

- Pffff…. Vaya chufla. O sea, ¿un periodista que, obviando la pobreza propia, se embarca en busca de la miseria ajena para profetizar la Nueva Venida?

- Más o menos. Según él, lleva tres o cuatro días en Madrid intentando captar la instantánea del año y, cuando la encuentre, ésta rodará por medio mundo. Estaba muy orgulloso. Decía que todos tenemos en nuestra mano cambiar el Mundo para alcanzar no sé qué paraíso en la Tierra, y esas fotos iban a ayudar mucho.

- ¿Cómo?

- Eso no me lo ha dicho. Abiertamente, al menos. Según él, estas imágenes servirán para desprestigiar la imagen de España y, por consiguiente, forzarán la caída del gobierno, ya sea por presión económica o por presión social interna. Los españoles están viéndose abocados a vivir en la calle, me ha dicho el pobre, mientras los ricos y los banqueros están esquilmando a las clases obreras. El mismo discurso que se escucha por aquí en ciertos ambientes, Paco. Los ricos, los pobres, los sátrapas, los fachas… ¿cuánto llevamos escuchando eso, amigo?

- Demasiado.

- Sí. Le he explicado que yo… bueno… nosotros… llevamos mucho tiempo en la calle. Mucho antes de la burbuja dichosa… Que yo era universitario, licenciado en Historia… que me habían hundido en la miseria mis propios compañeros del claustro… ellos, mi esposa, el juez, la pensión, los tres alquileres… No me ha dicho nada, pero en sus ojos he podido observar una chispa de desprecio.

- Carlos… tú no eres el sin techo que andaba buscando, tío. A ti la vida te ha tratado a patadas mientras toda la farándula esa que el mierda ese viene a enaltecer te daba la espalda… o te ayudaba en tu descenso a la ciénaga. Seguro que el pimpollo se ha llevado una buena bofetada de realidad contigo.

- Bueno… buscaba la foto de un mendigo revolucionario y ha encontrado a un pordiosero honorable. Un vagabundo de letras que llama al pan, pan, y al vino, vino. Llevo demasiado durmiendo bajo el puente como para que ahora me venga un progresista de estos a venderme la moto. Que si el dinero es para los bancos, que si los recortes, que si la independencia será buena para todos… la democracia popular, asambleas, lo malo que era Franco y el pecado original que conlleva haber nacido en España… Yo sé muy bien por qué estoy en la calle, Paco. Nada tiene que ver la Política, pero demasiado los políticos.

- Parece que lo esté viendo. ¿Qué le has dicho?

- Nada. He desconectado. Igual que ante el estanco: mirada al suelo, boca cerrada y orgullo encallecido. Que siga, que siga con su rollo, el pobre. Pronto, cuando ya no sea útil al amo, me hará compañía sobre los cartones. O peor… bajo tierra. Me ha hecho siete u ocho fotos… así, asá, aquí, allá… y una vez ha acabado la exploración me ha invitado a un bocata en El Tres Sotas.

- Me cagüen…. O sea, que has comido, ¿no?

- Sí, Paco. Lo siento… pero mira, mira… me he guardado la mitad de la botella de vino, hermano. Para bebérmela aquí, contigo, los dos juntos… celebrándolo.

- ¡Tu puta ma…! ¡Tinto! ¡Y en botella! Ostias… ¡a tu salud! ¿Y qué celebramos?

- ¿Que qué celebramos? Ja. Hoy celebramos que aunque vivamos rodeados de miseria, no somos nosotros los miserables. La hemos vencido, hermano. ¡Que se la queden!

- ¡Brindemos por ellos, entonces!


18 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Excelente relato y buen cuadro de lo que tratan de pintar algunos progres en el Mundo.

Esos mamones de gringos la han tomado ultimamente con España. Los que antes hacían esas cosas eran los british. Les encantaba pintar una España de pandereta y piojos.

Carlos Fernández Ocón dijo...

Qué raro Herep, ha habido un instante mientras leía en que he envidiado a esos dos. Ha sido solo un momento, luego pensaré en ello y le preguntaré a Sigmundo F. a ver qué opina.

Ya me gustaría que hiciera falta "desprestigiar la imagen de España" a base de aafotos o de lo que fuera, pero creo que no necesitamos ninguna ayuda para eso.

Yo pensaba que se bastan solos nuestros 'legitimados por las urnas' y que "por consiguiente, forzarán la caída del gobierno, ya sea por presión económica o por presión social interna".
Y no tío no. No salen ni con salfumán, la presión económica nos la pasan sin problemas a nosotros y la presión social se queda en 'presioncitas' que, según demasiadas fuentes todas ellas muy sesudas, son 'antisociales'.
Así que... me quedo con tu entretenida historieta sin buscarle más moraleja que la de la victoria pírrica del autoexcluído entre cartones.

Saludos

Old Nick dijo...

¡Como De Costumbre Una Entrada EXCELENTE Y EN SU JUSTO PUNTO DE VINAGRE ABSOLUTO, QUERIDO HEREP!
¡CHAPEAU!
Aprovecho Para Ofrecerte Mis Sentidas Disculpas Por No Haber Comentado En Tus Últimas Entradas, Pero Estaba Muy Liado Y Apenas Tenía Tiempo Para NADA.
¡Esos ZERDITOS QUE TAN BIEN RETRATAS, Son Los Judeo-Progres Del New York Thimes, Forbes, The Economist, HAARETZ Y Demás Gentuza Prosionista...
Me TEmo Que Pronto Se Nos MONTE "POR AQUÍ" UN OTOÑO O INVIERNO ISLÁMICO, Dada La "VECINDAD MORUNO ARGELINA"...
¡Tan Civilizados Y Simpáticos Ellos!
Por Mí, Ya Sabes. Patada En los Morros y a Su Puto País En La Misma PATERA EN QUE LLEGARON.
¡Y Al Que Le Pique Que Se Rasque y Al Que Proteste, Que LES ACOMPAÑE Y NO VUELVA!
Un Abrazo, GENIO.
Un Brindis Por la LIMPIEZA A "ESTILO ASMODEO"
y
¡¡RIAU RIAU!!

DORAMAS dijo...

Una foto literaria de la realidad, lo que ocurre es que a nadie le importa. Cuando se tengan que comer las ratas y las cucarachas, entonces ya despertaran del letargo progresista.

Reinhard dijo...

Parece que la cola del INEM se desplaza a los contenedores. Aunque tampoco hay que dramatizar: a mí la imagen de Mariano desfilando por la Sexta Avenida calzándose un puro me inspira tranquilidad.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Un realismo aplastante, enhorabuena de nuevo!
Yo desde que he leido que en Taiwan se chotean de nosotros me lo creo TODO!
Un abrazo
Asun

Zorrete Robert dijo...

NYT siempre esta muy preocupado con
España, siempre y cuando no gobiernen los sociatas claro. Más les valdría preocuparse por ellos mismos que quizás estén pronto en el paro por los pufos que tiene el periódico que no sirve ya ni para envolver el pescado y no vende ni chapa.
Saluditos.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

España en blanco y negro, amigo Herep, los colores de la tragedia. Al paso que vamos, esos contenedores no sólo servirán de despensa; llegará un tiempo en que sean, además, dormitorio de indigentes.
Un cordial abrazo.

Agustin dijo...

Has pintado un cuadro de las España de Las Hurdes o Puerto Hurraco,Dios cuanta miseria moral nos queda por ver,un saludo,

Herep dijo...

Un fantasma recorre el Mundo, Don Javier, y ese fantasma se llama España.
O eso pretenden mostrar al globo una banda de periodistas a sueldo.
Nosotros tendremos nuestros problemas, pero no creo que estos difieran mucho a los que se padecen en esos países tan "progresistas" donde los perros se atan con longaniza.

Un saludo y que tenga un buen fin de semana.

Herep dijo...

Carlos,

Entiendo que sintieras envidia de esos dos pobres diablos. Incluso entre la basura podemos encontrar verdades.

Como le decía a Don Javier, nosotros nos bastamos para arruinar al país sin ayuda exterior. Pero estos ataques esconden, bajo mi punto de vista, una reedición de eso que se llama "Leyenda Negra".
Se intenta denigrarnos bajo todos los focos para liquidar la idea de España y su legado histórico.

Ánimo, Carlos. No decaigas. Verás cómo caen. El problema es que, vista la debilidad del Gobierno de Mariano, lo que caerá será su gabinete. Luego... veremos...

De Guatemala a Guatepeor, seguro.

Pero llegará el momento en el que tan sólo podremos mejorar. Costará, pero cuando uno toca el suelo, ya no puede caer más bajo.

Un abrazo, amigo. Que tengas un buen fin de semana.

Herep dijo...

No se preocupe, querido Old. Yo también me lamento muchas veces por no poder pasar más a menudo por las casas de mis bloggeros favoritos... pero...

Por muchos días que pasen sin ver a los amigos, eso no quiere decir que no sigan siendo igual de amigos. O más.

Hoy tocaba indignación con esos "seres" que, persiguiendo su oscuro propósito, no dejan un instante de remover mierda, aunque sus manos estén manchadas de la misma inmundicia.

Muchos seremos pobres, pero seguimos conservando la honradez... y eso, amigo, no se paga con dinero.

Un abrazo fuerte, maestro. Hoy es sábado, sabadete... y esta noche un brindis irá a su salud, a la mía... y a la de Asmodeo, el presto.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Sí, Doramas. Del letargo "progresista" tan sólo se sale a base de bofetadas.
Todos los países que han soportado tal cáncer necesitaros fuertes sesiones de quimio para acabar triunfando.

A nosotros, eso sí, nos hará falta ración doble pues, como se observa en nuestra Historia, con el primer plato no tuvimos suficiente.

Un abrazo, canario. Buen fin de semana.

Herep dijo...

Uno fumándose un puraco en plena Avenida, y otros meditando la prohibición de comer bocadillos por las calles de Madrid.

Tranquilidad y confianza, Reinhard. Estamos en las mejores manos.

Un abrazo (sin ironía, eh!)

Herep dijo...

España se ha convertido en el pim-pam-pum del Mundo, Asun.
¿Nos defenderá alguien? ¿Tendrán el valor suficiente?
Estos no, amiga mía. Hay que darles la patada. Es un riesgo, no te diré que no, pues siempre pueden hacerse fuertes otras opciones más radicalizadas... pero... Si no se hace nada, pronto nada se podrá hacer.

Un abrazo, catalana. Que tengas un buen fin de semana.

Herep dijo...

Tengo entendido que el germen de la manipulación periodística sectaria también se ha instalado en los USA, Zorrete.
Quizá la maldita (o bendita) crisis ha acabado doblegando la independencia en pro del beneficio económico de subsistencia. Ya no se busca la verdad, sino el interés de la familia.
Como no venden, se venden.

Un abrazo, Zorrete. Buen fin de semana para vos, también.

Herep dijo...

Ya lo son hoy, Tío Chinto. Algunos, alrededor del Cuartel General, están ocupados por familias enteras.

Es triste pero debemos contemplar con estoicismo la escena. El mal se impone cuando los buenos no hacen nada... o, dicho de otra manera, nuestra desidia nos hará cambiar el yogur fresco por el agrio y caduco.

Un saludo, artista.

Herep dijo...

Siempre digo que tenemos que hacer el corazón duro, Agustín. Nos queda mucho, y muy malo, por ver y aquel que se gire para contemplarlo correrá el riesgo de quedar hipnotizado por la ruina.

Un abrazo y que tengas un buen fin de semana.