Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

1 may. 2012

Historias del 1 de Mayo...


Hoy es 1 de Mayo… Día del Trabajo… del trabajador… de la  Madre Patria Rusia… adorada ayer, hoy y siempre por toda la progrez española… el Día del “Proletarios del Mundo, uníos”… y demás bla, bla, bla…

Paparruchas de otra época que, si revisamos un poco la Historia, comprobaremos cómo acabaron.

Hoy, sin despistarnos mucho del tema principal, nos hemos amanecido charlando sobre un personaje de nuestro pasado. Un hombre típico de este país nuestro, fiel reflejo de una sociedad impulsiva, autodestructiva y ajena a toda lógica.

El protagonista de la tertulia era, sin más dilación ni entretenimiento barroco, el Sr. José Díaz. Digo “señor” para oficializar las presentaciones… no perdamos la educación de buena mañana… pero, de ahora en adelante, seré más justo.

La rata Díaz, antiguo panadero sevillano que, una buena mañana mirándose al espejo, se dijo que él no estaba destinado a llenar sus pulmones de harina, sino de espeso humo habano cubano. Enamorado de tal asociación de ideas, se lanzó a la lucha obrera, primero en la CNT y después, en el PCE. En una de las habituales purgas, acontecida en 1932, la Comintern (Stalin) finiquitó al antiguo Secretario General,  Bullejos, ofreciendo a nuestro Díaz el más alto honor dentro del partido: ser su marioneta española.

Y, desde ese día, no fue otro su cometido.

Merced a su afilada lengua e inventiva… y junto a la sombra vestida de riguroso luto que siempre le acompañaba… presentó como propia la derrota de la Revolución de Asturias, en la que un PCE formado por cuatro gatos apenas tomó parte. También ayudó el impresionante aparato propagandístico soviético, que presentó la actuación gubernamental en defensa de la República durante el golpe de Estado de Octubre de 1934… y la falsamente magnificada represión posterior… como un intento de exterminar al proletariado por parte de las derechas fascistas españolas, representadas por la CEDA.

Algo más tarde, entrado el año 1935 se celebró, en Moscú, el VII Congreso Mundial de la Internacional Comunista. Creada unos años atrás con el objetivo de “expandir” el Comunismo por el orbe terráqueo, la Comintern aprovechó la ocasión para presentar la política de Frentes Populares. Estos frentes debían aglutinar a todas las fuerzas “progresistas” que existieran en los países europeos y, una vez formados, el Partido Comunista, gracias a la acción y a la intensa propaganda, debía ir asumiendo cotas de poder y dirección, en detrimento de las demás  fuerzas del bloque.

Stalin lograba así matar dos pájaros de un tiro. Por un lado, polarizaba la política interna de las Naciones soberanas, divididas entre “populares” o “democráticas” y las demás, tildadas de “fascistas” o “reaccionarias” por oponerse a la “democratización de los pueblos”. Por otro, se presentaba ante la política mundial como un defensor de la democracia europea, atacada por el totalitarismo nazi.

Eran los tiempos en los que la URSS molaba. Por doquier se veían loas a Stalin y vivas a Rusia. El propio Díaz anunciaba las excelencias de la Madre Patria: “se ha convertido en el primer país del mundo en cuanto a cultura –porque la cultura de los obreros de la Unión Soviética está por encima de la de todos los demás países-; ha pasado a ser el segundo país industrial del mundo, y dentro de poco será el primero; ha dado bienestar a los campesinos, y hoy tiene un ejército, el glorioso Ejército Rojo, que se hace respetar en el mundo entero. Allí los hombres de ciencia, los sabios, los intelectuales… no tienen trabas para desarrollar sus investigaciones científicas”.

Como resultado de la moda estaliniana de los frentes populares, el PCE fue aproximándose al PSOE de Largo Caballero, el “Lenin español”, anteriormente ridiculizado por sus posiciones aburguesadas, pero imprescindible ahora para el nuevo proyecto. Así, de un plumazo, se fusionaron el sindicato socialista (UGT) y el comunista (CGTU), al tiempo que se hermanaban las juventudes de ambos partidos… copando los comunistas los puestos de mando de ambas organizaciones.

Como indicaba la hoja de ruta.

Se plantaba España de tal guisa ante la primera vuelta de las elecciones de febrero de 1936. La macedonia de partidos políticos estaba en marcha: republicanos de izquierda con Azaña al frente, separatistas vascos y catalanes, socialistas del victorioso Largo Caballero, comunistas del títere Díaz y la viuda Pasionaria… sindicalistas, anarquistas, mediopensionistas y “perroflautas” varios…  Todos bajo la bandera del Frente Popular contra el “fascismo” burgués reaccionario.

Todos bajo la bandera “democrática” de Stalin.

La campaña electoral frentepopulista, radiografiada en las palabras de la rata Díaz, no puede ser más clarividente… “La lucha está planteada con absoluta claridad. Fascismo o antifascismo, revolución o contrarrevolución”. “La papeleta llevada a las urnas, en este momento, tiene casi el mismo valor que tenían los fusiles en Asturias”. Se comparaba la represión en Asturias con la época de la Inquisición y se presentaba al fascismo español como el espejo en el que se reflejaba el nazismo. “Sería un régimen mucho más terrible que el de Alemania. Una prueba de lo que sería la tenéis en la inaudita represión del movimiento de Asturias. Ese refinamiento en los métodos bárbaros de represión cobraría proporciones monstruosas”.

Los puntos programáticos de su estrategia política, claros: “Queremos un ejército democrático, un ejército del pueblo… Queremos que las nacionalidades de nuestro país –Catalunya, Euzkadi, Galicia– puedan disponer libremente de sus destinos, ¿por qué no? Si quieren librarse del yugo del imperialismo español tendrán nuestra ayuda.” “Los que os explotan ni son españoles, ni son defensores de los intereses del país ni tienen derecho a vivir en la España de la cultura y el trabajo”.

Tras las elecciones, el peso del PCE dentro del Frente Popular se dibujó en forma de vicepresidencia de las Cortes para La Pasionaria, convirtiéndose la Cámara Baja en el patio de colegio del bolchevismo… al igual que el Gobierno. “Bajo la presión de las masas el Gobierno empieza a marchar. Pero, ¿a qué vienen esos empachos de legalismo? ¿Hay algo que pueda ser más legal que la voluntad del pueblo? Decimos a las masas trabajadoras: no os hagáis ilusiones acerca de vuestras fuerzas, cread órganos de lucha, seguid de cerca la actividad del Gobierno nacido del Bloque Popular para que realice el programa que se ha comprometido a realizar, y seguid avanzando sin deteneros hacia la consecución de vuestros objetivos. Apoyaremos lealmente al Gobierno si éste realiza el programa del Bloque Popular, pero lo combatiremos si no lo realiza… y el PCE, partido dirigente de la revolución, no se detendrá ahí”.

Los comunistas, de la mano de la rata Díaz, mucho más activos y dados a los actos consumados, impulsaron la creación de milicias, embriones del “futuro ejército del pueblo”, a la par que atacaban a los partidos derechistas, “es necesario que estén rápidamente en la cárcel, porque constituyen una verdadera vergüenza para el pueblo que Gil-Robles se pueda sentar con tranquilidad en los escaños de la Cámara. No pedimos venganza, sino justicia aplicada por un tribunal revolucionario… y estamos seguros de que ese tribunal aplicará el fusilamiento”.

La guinda, el 15 de abril de 1936, fecha en la que la marioneta Díaz amenazó de muerte a Gil-Robles en las Cortes.

Por esas fechas, el Gobierno del Frente Popular se veía desbordado por las facciones más radicales. La Revolución debía proseguir su curso, imparable. “El Gobierno, al que estamos apoyando lealmente en la medida en que se cumple el Pacto del Bloque Popular, comienza a perder la confianza de los trabajadores. Y yo digo al Gobierno republicano de izquierda que, si sigue por ese camino, nosotros obraremos, no rompiendo el Bloque, sino fortaleciéndolo y empujando hacia la solución de un gobierno de tipo popular revolucionario que imponga las cosas que este gobierno no ha comprendido o no ha querido comprender”.

Lo que no “había querido comprender” el Gobierno de izquierdas era que ellos, simplemente, habían actuado como caballo de Troya. La Revolución estaliniana dibujada por la Comintern, había tocado poder gracias a su complacencia, convirtiéndoles en cómplices directos… sino gasolina… de lo que estaba por venir.

La Guerra Civil.

Pero él, de eso, vio más bien poco. Progresivamente enfermo, se trasladó a su Madre Patria aquejado de un cáncer de estómago. Murió en 1942, de un salto al vacío desde la ventana de un sanatorio, en Tiflis, no sin antes haber culpado de la derrota en la Guerra Civil a sus aliados frentepopulistas… y no sin antes firmar Las enseñanzas de Stalin, guía luminoso para los comunistas españoles (1940).


Como veis, Monos, una historia más en un 1 de Mayo menos… Si rebuscáis, seguro que encontrareis alguna foto suya en algún diario del día… o veréis alguna de sus banderas ondeando sobre la Cibeles, la Puerta de Alcalá o el balcón del vecino. Día festivo, tropezaréis con alguna plaza en su recuerdo o merendaréis en las arboledas del parque que lleva su nombre. Si sois sevillanos, vanagloriaos por tener semejante rata como hijo predilecto de la ciudad… por votación unánime de todos los partidos políticos del Ayuntamiento de Sevilla, en 2005… el 1 de Mayo de 2005… a mano alzada… comunistas, socialistas, derechistas acomplejados, mediopensionistas y “perroflautas” varios…

… y, si esta noche, al acostaros, sentís un escalofrío recorrer vuestro espinazo, no os asustéis. No tengáis temor. Es el fantasma que, cansado de recorrer Europa, ha decidido afincarse en España.

Su patria chica.

----
"No hay diferencia entre comunismo y socialismo, excepto en la manera de conseguir el mismo objetivo final: el comunismo propone esclavizar al hombre mediante la fuerza, el socialismo mediante el voto. Es la misma diferencia que hay entre asesinato y suicidio." Ayn Rand.

20 comentarios:

JackSparragoss dijo...

Fue una época turbulenta. No hace mucho pasaron por mis manos las actas del congreso(copias) para mear y no echar gota. Lo lamentable es que muy pocos fueron los que tuvieron una posición coherente, el que menos el que más, contribuyeron todos al apocalíptico final.

Quede como recuerdo esta frase de un anarquista: "Por ideas hay que esta dispuesto a morir, jamás a matar"

Un abrazo, Herep. Post cojonudo.

Candela dijo...

Aparte del buen rato, creo que es importante recordar todas estas cosas porque hay mucha gente que las desconoce.

El Comunismo y el Socialismo han hecho, tradicionalmente, uso de sus más de dos mil caras para embaucar a descontentos, masa resentida...pero al final siempre han mostrado su cara auténtica, el terror y la imposición, el aniquilamiento hasta dentro de sus propias filas y de aquellos compañeros de viaje que no quisieron, al final, plagarse a sus doctrinas.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

En los tiempos tan inquietantes que corren, es todo un acierto, amigo Herep, mantener viva la memoria de esos hechos que los de "la memoria histórica" "olvidan" con tanta facilidad. Socialismo y comunismo, tan despreciable el uno como el otro.
Un cordial saludo.

Maribeluca dijo...

Los camaradas le han cogido el gustillo al lujerío y los puentes y cada vez se nota más que engañan a menos...un saludote

abulto67 dijo...

En España todavía tenemos montones de ratas de esa especie, nostalgicos de la unión sovietica y de la Cuba actual, Willy Toledo, el alcalde espantajo de Marinaleda y miles de anónimos orgullosos de la actuación de sus congeneres en la revolución del 34 y en la Guerra civil.
Gentuza que si volvieramos a vivir aquella situación actuarian como entonces o peor, por el resentimiento acumulado.
Un saludo!

George Orwell dijo...

Rotunda la frase de Ayn Rand. Es muy interesante visionar algunos de los vídeos que hay en youtube sobre esa mujer...

Gran entrada. Eso es memoria histórica de la buena...

C S Peinado dijo...

Contundente y realista cómo aquellos que fueron los primeros en enfrentarnos unos a otros fueron los primeros en salir por piernas cuando sus ansias de poder se desvanecieron por las armas que seguro que no empuñaron.

Un saludazo.

CAPITAN TRUENO dijo...

Lo de siempre, subir a la pirámide con la ayuda de los cadáveres que se amontonan, y una vez en la cúspide lujo, lenocinio y bebidas.
Como en la URSS, vamos.
Un abrazo.

Agustin dijo...

Lo mas infame de este personaje fue la traicion a su propia nacion,Claro que para el y toda su camarilla su patria era la Union Sovietica,un saludo.

Agustin dijo...

Lo mas infame de este personaje fue la traicion a su propia nacion,Claro que para el y toda su camarilla su patria era la Union Sovietica,un saludo.

Herep dijo...

Buenas, Jack...

Deberíamos aprender de aquel apocalíptico final para intentar que no vuelva a suceder.
Mas al contrario, parece que son muchos los que están anhelando que eso suceda.
Como ves, no hemos avanzado mucho, por más que llevemos tropecientos años dándole vueltas a la palabra progreso".

Pues eso... un abrazo, pirata.

Herep dijo...

Cada día son más lo que lo desconocen todo. Y de Historia, menos. A poco tiempo, la quitarán de los temarios... como la filosofía... y tantas otras...

El futuro lo es todo, Candela. El Pasado, una rémora. Pero, como decía un viejo profesor, "la Historia es la mejor vidente del mercado".

Un abrazo.

Herep dijo...

La Memoria Historica del gobierno de zETAp, el felón, me recuerda al protagonista de 1984... quemando papeles "comprometedores", que quedaban arrojados al vacío del olvido.

En modo cutre, viene a ser lo mismo. Pero adornado, bien presentado para el consumo del rebaño.

Un saludo, Tío Chinto.

Herep dijo...

Maribeluca,

No se pueden hacer las manifestaciones en Domingo, mujer... que se exponen a que haga buen día y la gente prefiera la playa... o el aire acondicionado del centro comercial.

Un abrazo.

Herep dijo...

Son los hijos, bastardo o no, de la cheká, abulto67.

Con ellas, se pondría de moda eso de "Cheká para todos", no lo dudes.

Distintos perros con el mismo collar. Lo que dije antes... avanzar, avanzar, nada de nada. Un pasito pá alante, y un pasito pá atrás.

Un saludo.

Herep dijo...

También es interesante leer algunos de sus libros, Orwell. Se pueden extraer buenas iniciativas e ideas.

Su frase, perfecta. Engloba a todo el arco parlamentario español.

Un saludo.

Herep dijo...

Eso pasa siempre, CS. Unos tiran la piedra, y esconden el brazo. Pero las masas, anestesiadas, siguen corriendo, hacia el precipicio.

Si no fuese así, el mundo no sería mundo. Sería algo extraño... utópico... y yo no creo en las utopías.

Un abrazo, figura.

Herep dijo...

A base de purgas, dominarás el mundo, Capitán.
En la sociedad comunista, siempre debe quedar espacio para el que salvaguarde la Revolución... el Padre protector... la casta... y eso, siempre siempre, es asiento ajeno al pueblo.

Al final, todo viene a ser lo mismo.

Un abrazo, Capitán.

Herep dijo...

España no ha sido nunca una Nación para esta horda, Agustín.
Míralos hoy en día. En sus aquelarres no verás nunca una bandera de España. De las demás, podrás hacer un álbum de cromos completo... pero la de España...

Fuera de servicio.

Un saludo, neozelandés.

Old Nick dijo...

Hermano Herep, APLAUSO LARGO,-Como si Fuera para el PADRECITO JOSE-,Muy Buena Entrada. Como Siempre.
Yo Hice Una, Pero la Quité, por Asco y Aburrimiento.
De lo Que Decía, Sólo te Dejaré una Coplilla que se Cantaba en el Madrid Bélico, Parodia de la Que Ensalzaba los TRes Días Cristianos...

"Tres Fiestas Hay en el Año,
Que Me Importan Un CARAJO.
Doce y Catorce de Abril
y La FIESTA DEL TRABAJO".

Abrazo.
Brindis
y
¡¡RIAU RIAU!!