Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

21 may. 2012

De bufones y otras especies


Abunda, en el Cuartel General de El Ejército de los 12 Monos, el sentido del humor, la ironía y el sarcasmo… pero, algunas noches, al acostarme, una ajena, grande y poderosa sonrisa se apodera de mi rostro. Y ésta poco tiene que ver con la atmósfera imperante en nuestras estancias.

Algunas noches, esa sonrisa no es más que un reflejo que constata aquello que más destaca en estos tiempos nuestros, en este país que nos fue expropiado.

Porque algunas noches… o mañanas, tardes y anocheceres… me entretengo visionando las notificaciones de la sección de contactos digitales a nivel mundial, alias Facebook… o pasando el dedo sobre el celular para avanzar en la radio macuto amateur que es Twitter… o leyendo blogs ajenos a nuestros aliados…

… y lo que leo, las fotos que veo, las caricaturas sobredimensionadas… acompañadas de una cita histórica, un titular poderoso o un trabalenguas trasnochado… hace que la carcajada salvaje se apodere de mi ánimo, activándose, con ella, todos los sistemas de emergencia y vigilancia del Cuartel, con el consiguiente ajetreo de los encargados de la Seguridad Interna.

Reconozco que es una sensación parecida a la que se obtiene tras degustar los servicios informativos, las tertulias o las pontificaciones de cientos de periodistas, analistas, chupatintas y demás fauna ibérica que pulula por la parrilla televisiva.

O el dial radiofónico.

Pero  cuando el monólogo cómico es representado por amateurs nerviosos, esa experiencia no puede pagarse ni con toda la deuda soberana del Mundo. Los perros de los saqueadores, al realizar su fiel tarea, reciben algunas migajas del Amo. Éstos… los amateurs incognitos convertidos en reporteros de la mentira y la demagógia… no.

Trabajan de gratis. Sin miedo a los ERE’s.

Contemplarás dibujos temblorosos apretujados en pequeñas viñetas, presuntamente mordaces, colgadas por amigos digitales que jamás leyeron un periódico pero que, esta mañana, tropezaron con un gracioso dibujo en la última página de aquello que creían una servilleta.

O alguna fotografía realizada décadas atrás en algún estudio perfectamente ambientado. Una emocionante instantánea de un “rebelde por la democracia” arrastrándose por el fango de la Revolución. El fango, de blanco mármol. El rebelde, un modelo afincado en el Bronx neoyorquino. El desierto, un plató del séptimo arte.

Ahí. En “Actualizaciones”. En “Noticias recientes”. En primera línea de acción. Dañándote la vista en el mismo momento en el que la mirada se posa sobre la exclusiva anunciada. Una tras otra. Viñeta tras viñeta. Chiste tras chiste. Reivindicación tras reivindicación.

Las encontrarás para todos los gustos. A favor de los animales, en contra de los humanos, a favor de los saqueadores, en contra de los honrados… Algunas que te presentan, de nuevo, el “otro Mundo es posible”… escurridizo… o que pretenden despertar, en nuestro interior, recuerdos inexistentes sobre pasados tiempos de concordia, igualdad, solidaridad y progreso.

Citas de grandes pensadores de la Historia de la Humanidad… como el Ché muerto en pie, el Gandhi olvidadizo, el vil asesino encumbrado a las alturas del Olimpo o Politburó… Frases célebres de personajes, en la mayoría de los casos, ensalzadas por esa fuerza invisible que es la publicidad moderna. Liturgia subliminal que, segundo a segundo, nos convence de la existencia de ese Dios nuevo… incuestionable, éste sí.

Pero ese Dios es, más bien, un hombre vulgar cualquiera manejando, a buen recaudo en su bunker secreto, los hilos que sostienen el tinglado.

A él le rezan enormes masas de corderos, fieles a su pastor. Haciendo gala de la fuerza de sus convicciones y espíritu, le realizan ofrendas en forma de acciones de lucha. Cuelgan las mentadas fotos, twitean citas y enlaces, teclean sesudas reflexiones de sobremesa… ¡Hay que pasar a la acción!, piensan mientras se lanzan a la calle, “que es suya”, pues ellos son “el pueblo todo”… y, tras apretar la tecla INTRO, se recuestan en el butacón satisfechos con su granito de arena… “El pueblo unido no será vencido”.

Al enemigo, ni agua.

Todos estos años pasados… demasiados años pasados… las mentes de estos nuevos fiscales han permanecido aletargadas. Viviendo el “Sueño español”… su milagro económico, tan denostado cuando no eran ellos quienes firmaban los informes… su verano dorado que les transformó en alegres cigarras cantoras el día… lejano…  en el que el sacrificio y el trabajo quedó superado por la vagancia y la falsa dádiva, mientras asistían embobados al Sálvame de turno o opositaban al trabajo público protagonista de sus sueños más húmedos.

Este Mundo… el real… poco les importaba. Los descuadres en las balanzas comerciales, el uso y abuso del préstamo foráneo, a bajo interés… la decadencia moral, la “involución permanente”, la desintegración de España en el vacío de los Tiempos… Poco importaba eso en un país en el que el matrimonio homosexual estaba permitido, el aborto se convertía en derecho y el asesinato a sangre fría se consideraba una forma de hacer política. 

Un país en el que el dinero público no es de nadie, las ministras son de cuota y los consejos de administración, los tribunales, las cúpulas policiales y las cátedras universitarias están ocupadas por políticos con carnet vigente.

Ahora, hundidos de podredumbre hasta el cuello, las hordas de milicianos amateurs sudorosos se prestan a la batalla. Han despertado de su sueño de lentejuelas y cirugías estéticas… y quieren guerra. Andan sedientos de sangre, como buenos vampiros que son, fueron y serán toda su corta… demasiado corta… y miserable vida.

Antes, los más aventajados, criticaban a los “mercados”. Esos entes. Ahora, los corderos camino del matadero, alzan la voz contra los “mercados”… y el Gobierno heredero de la ruina, como si ésta hubiera aparecido de la noche a la mañana… tras finalizar la edición semestral de Gran Hermano. Así, en un chascar de dedos. De ricos, pasamos a miserables. Lo teníamos todo, y todo nos lo están robando.

¡Ellos son los culpables, hermanos! ¡Ellos son el lobo con piel de cordero, parias de la Tierra! ¡Unámonos! ¡Hagamos frente a los usurpadores de la Democracia, como siempre hemos hecho! ¡Que no nos roben lo que ganamos vertiendo nuestra roja sangre!

Muchas noches, al acostarme, la misteriosa sonrisa se dibuja en mis labios. Precavido, me tapo con las sabanas del catre y exploto en mil carcajadas. En silencio, no vayan a despertarse aquellos Monos que transitan por el bulevar de los sueños sin romper. En la oscuridad de la noche, van desfilando los rostros de aquellos que, orgullosos, descansan con el confort de sentirse realizados… de haber hecho la buena acción del día… de haber colaborado a la causa futura. Esa que, hoy, este nuevo Gobierno de “neoliberales fascistas hijos de la gran chingona” ha borrado y convertido, de nuevo, en otra utopía por la que luchar.

Y me río. Me rompo por dentro mientras las carcajadas me arrancan lágrimas. Veo sus caras, conocidas todas, y pienso dónde estaban cuando las últimas líneas se derrumbaban bajo las bombas de la miseria, el saqueo y la bancarrota.

¿Estarían curándose las heridas sufridas mientras ganaban esos “derechos”?

No, Monos… no. Como he dicho antes, todos los conocemos demasiado bien. Siempre fueron, serán y son la misma masa insulsa, de imposible provecho. Escoria en vida. Tontos útiles de distinto nivel, pero tontos al fin y al cabo.

Si estuviéramos en época de reyes medievales, castillos y caballeros andantes, serían estúpidos y maltratados bufones.

Y, perdonadme Monos, pero yo me río mucho, con los bufones.

16 comentarios:

George Orwell dijo...

Gran entrada... El problema es que esos bufones, en ocasiones, pueden fastidiarte a base de bien la vida si se lo proponen...

Saludos.

Old Nick dijo...

¡Riamos, Hermano Herep!¡Riamos,Antes de Que se Nos "AGRIE LA LECHE Y ESCUPAMOS YOGURT POR EL COLMILLO"...
Y Después Sigamos Riendo, Mientras Nuestros Hijos Nos Preguntan la Serie de Tópicos Esos "De ¿Por Qué Tengo Que Estudiar, Si Mi Futuro Será el INEM o La Emigración?
¿Para Qué Sacrificarme Por Nadie o Por Nada, Salvo "Los Míos" y "Con Reservas"?
¿Para Que Luchas, Viejo, Si NADIE QUIERE OIRTE NI TE SIGUE YA?
¿Sabes Hermano Herep?
Lo Verdaderamente IMPORTANTE ES NO DECAER.
A Veces, Las Cosas, TARDAN EN ARRANCAR, PERO BASTA UN SIMPLE RAYO,-O UNA ANTORCHA-, PARA PEGARLE FUEGO A TODO UN BOSQUE...
Y Una Vez Prendido el Fuego,YA NADA LO EXTINGUE HASTA LA CONSUNCIÓN TOTAL...
Así Que Sigamos Riendo Mientras en Nuestro Entorno, Las Negras Nubes Se Cierran, Cargadas de Arena Electrificada y Lista Para El Descacharre Tormentoso...

A Veces, Hermano Herep, Ser Una Única y Simple Cerilla Es Suficiente...
El Viento Se Encargará del Resto Y Barrerá a la Escoria.
Te Leo Desanimado.
Si RÍES NO TE OLVIDES DE COMPARTIR EL BEBERCIO, Con Tus Hermanos.
Que Los Lobos Por Solitarios que Seamos También Sabemos Cantar a Coro, Si la Canción es Buena.

Excelente Entrada
Abrazo.
Brindis Por la ESCOBA JUSTICIERA

y

¡¡RIAU RIAU!!

Agustin dijo...

Una vez mas diste en la diana,un saludo

Zorrete Robert dijo...

Les recortan un poco la subvención y redescubrieron la revolución, que gran cosa. El nuevo opio del pueblo "Elegido" es la subvención y sin ella ahora tienen un monazo que no se lamen. Rite, rite Herep que por lo menos eso que vamos ganando.
Saluditos.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

El auténtico bufón es digno de todo respeto. Hace reír, diciendo, a veces, cosas muy atrevidas al poderoso. Estos bufones de hoy inspiran el mayor desprecio, y maldita la gracia que hacen.
Un cordial abrazo, amigo Herep, por tan buen artículo.

Candela dijo...

Los bufones tienen además, el don de la ubicuidad. Son clónicos y exiben sin pudor su analfabetismo de esclavos temerosos de perder el favor del amo.

Si yo te contara..

Maribeluca dijo...

Hasta hacen huelgas contra sí mismos que ya es rizar el rizo, y lo que nos quedará por ver en esta ruina de función de sesión contínua.
Prefería aquello de la escalera y la cabra, sinceramente, pero la risa que no nos la quite nadie, aunque sea en plan "humor negro".

Geppetto dijo...

"Y, perdonadme Monos, pero yo me río mucho, con los bufones." A mi maldita la gracia que me hacen
Han matado España
http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

Herep dijo...

Esos bufones, George, son las cabezas visibles de la Masa Humana, cuya característica principal es la falta de análisis, de crítica y de sentido común.

La Rebelión de las Masas, amigo, no tiene por qué estar en lo cierto. Más bien todo lo contrario.

Un saludo.

Herep dijo...

Querido Old,

La lucha de hoy es por nosotros mismos, amigo. De ella depende NUESTRA supervivencia porque, siento decírtelo, el Mundo que conocemos está destinado al fracaso... al colapso...

Si por un designio divino, cuando acabe la tormenta seguimos en pié, los enemigos serán menos también, y la lucha podrá ser ganada...

Pero, ¿ahora? ¿Luchar por qué? ¿Para quién si no es para uno mismo?

Y en esa lucha personal, Old, el fracaso no está permitido. Yo no me lo permito.

Como siempre dices, cuando llegue Asmodeo y barra la escoria, espero estar a buen recaudo para que no me arrastre la corriente.

Un abrazo y brindemos por todo lo que es, fue y podría haber sido.

¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Agustín, la diana es demasiado grande como para no darle de lleno.
Como un elefante en un pasillo de la Zarzuela.

Un abrazo, neozelandés.

Herep dijo...

Una vez me preguntaron, Zorrete, cómo me gustaría morir. Riendo, contesté... así que, hoy por hoy, no debo preocuparme por ese aspecto.

Los hombres somos demasiado aficionados al opio, Zorrete. Con unas miguitas, nos llenamos el estómago.

Un abrazo, campeón.

Herep dijo...

Tienes razón. Muchas veces, los bufones, con sus taras y defectos, eran los únicos que se atrevían a descubrir la desnudez del rey.

Pero eso era antes.

Ahora la Corte domina todos los rincones de palacio.

Un abrazo, artista.

Herep dijo...

Sienten la necesidad instintiva de pertenecer al grupo, Candela... de formar parte de la manada, aunque esta sea de corderos... o de ratas.

¿Dónde va Vicente? Donde va la gente.

En este caso, Vicente se ha disfrazado de alegres colores y lleva una bola roja incrustada en la nariz.

Un abrazo, guapa.

Herep dijo...

Yo, Maribeluca, preferiría el "Humor amarillo" de la TV japonesa, que es mucho más gracioso y bestia.

Además, todo el que jugaba a ese juego era por propia voluntad. A este nuestro nos obligan a golpe de decreto, ley o tributo.

Como ben dices, veremos qué nos depara el desenlace de la función.

Un abrazo.

Herep dijo...

Geppetto,

¿Ellos han matado España? ¿O han matado la España que nosotros conocemos?

Yo no creo que España muera nunca. Cambiará, como todo en esta vida, pero seguirá ahí, en la noche de los tiempos.

Pero... ¿quién mató España? ¿Ellos, los bufones? ¿Quienes mueven los hilos en la sombra? ¿O los que, pudiéndolo impedir, han escondido la cabeza bajo el ala?

Entre todos la mataron, y ella sola se murió.

Un abrazo fuerte, amigo.
España nos sobrevivirá a todos, y esa será la sonrisa que me mecerá durante el último aliento.
Ya lo verás.