Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

12 dic. 2011

El Rapto de Europa

Hace algunos años nos sorprendió a todos un anuncio televisivo en el que, so pretexto de vender a las féminas una nueva tecnología innovadora en los que a la materia de absorción del salva slip se refiere, se preguntaba al ingenuo televidente, víctima de la hipnosis producida por una maraña de imágenes de mujeres saltando, danzando y profiriendo, todas, una sonrisa profident, se le preguntaba a qué olían las nubes… a qué…

Posiblemente, a nada.

Con un simple microchip de silicio soterrado bajo el blanco algodón compresor, la menstruación, y tras una simple asociación cerebral… al alcance de cualquiera… también huele a eso… a nada.

Soldados, el poder de la publicidad…

… y de la propaganda.

El s. XIX, como ya hiciera su hermano antecesor, viene bien agarradito del brazo de la publicidad… de la propaganda… y de la manipulación. En todos los aspectos… sean cotidianos como la compra de absorbentes compresas… institucionales, con miles de slogans vacios de contenido… pensionistas o desempleados. Todo lo abarca, la publicidad. Todo lo infecta la propaganda.

Todo.

Cualquier cosa puede ser vendida… y todo se compra. No hay artículo, idea, pensamiento o creencia que no venga con su etiqueta correspondiente… 10 euros, 1000 pavos… yenes, rublos, pesos… todo plata… plata, plata, plata… Las conciencias tampoco escapan… no seamos inocentes… y, aquella que no está a la venta, se alquilan a muy bajo coste.

Hoy, mañana y ayer, a nuestro alrededor, vemos cómo nos venden, en insistente spot publicitario… cortinilla de estrellas incluida… Europa. La Sacrosanta Europa… y se abren los cielos y aparecen miles de angelitos querubines de dorados rizos, armados cada uno de ellos con sus doradas trompetas… emitiendo músicas celestiales…

Europa.

La Unión Europea, llaman al invento. Los Estados Unidos de Europa… la Tierra Nueva… el nuevo Nuevo Mundo… redescubierto y reinventado… tierra de progreso, igualdad, fraternidad, solidaridad y todas las demás ingenuidades populistas que podáis echaros en cara… sin estrujar en demasía la sesera, se entiende.

De sus cenizas, tras la II Guerra Mundial, los países europeos se enzarzaron en centenares de discusiones, tratados, debates, conferencias… miles de llamadas telefónicas y cenas en restaurantes caros… con la intención de “arreglar esto de Europa”… y, so pretexto de la liberalización del mercado europeo, se firmó un tratado que, poco a poco, fue ampliándose hasta llegar a lo que tenemos hoy en día: un puré de países que nadan sobre una supuesta unión que no es tal… sino pascual.

Países de todos los tipos… serios, ridículos, simpáticos, inútiles… parásitos… De todo, como en la viña del Señor. Un conglomerado digno del camarote de los Hermanos Marx.

A las primeras de cambio, cuando los problemas económicos causados por ese mercado que tanto se afanaron en “crear”… como si estuviera en manos de los políticos hacer o deshacer mercado… han llamado a la puerta, la familia ha saltado por la ventana.

De repente, el camarote, quedó vacío.
¿Dónde está la hueste? ¿Dónde se han metido?
¿Habrán, las ratas, del camarote huido?
¿Muertas? ¿Desinfección? ¿Algún nuevo método destructivo?
Espera… abre los ojos… ¡no se han desvanecido!
¡Gustosas de marisco, se han reunido
y de este entuerto en el que nos han metido
la solución, Divina Providencia, han parido!


La Crisis, soldados… que todo lo puede. Europa no iba a ser una excepción, por supuesto. Esta Crisis que empezó siendo… hace años… cibernética, para pasar a ser inmobiliaria… y luego financiera… y de deuda… y de ya no se sabe qué es… o sí se sabe…

… esa Crisis, cañonazo a los cimientos de muchos países europeos, ha derruido los edificios sobre los que se asentaban… y la cosa amenaza ruina. Y no sólo se derrumban los estados infectados, sino todos los demás… porque esto de la deuda, soldados, es asunto puñetero. Unos dejan dinero para que otros gasten, pero si estos últimos no devuelven lo prestado… voila… desapareció lo que se dio.

¿Solución? Más Europa. ¡Escuchad! ¡Escuchad! ¡Aquellos que nos han zambullido en el cambalache europeo… los mismos… son quienes nos traen la solución! ¡Bien! ¡Hurra! Todos aplaudiendo con las orejas. Todos mecidos por el sueño de Europa, la bella… la raptada… Todos caballeros andantes, fielmente engalanados, en busca de su princesa prometida, cautiva en lo alto de cualquier torreón tabernario. ¡Salvemos Europa! ¡Más Europa! ¡Más Poder para Europa!

Propaganda, publicidad y manipulación. Ideología de imagen al servicio del Poder. ¡La Solución está en Europa!, podría titularse la campaña publicitaria… los fanzines que repartan por la calle pueden ir repletos de titulares similares… los anuncios de TV, protagonizados por aquel dueto que se hizo famoso con “La Macarena”… sí, sí, hombre, “Los del Río”, ésos… los que pedían el voto afirmativo para el “” en tiempos del referéndum por la Constitución Europea porque, aunque no la leyeran, “no podía ser mala si todos los políticos estaban a favor”.

Giro mortal. Doble tirabuzón con voltereta y aterrizaje perfecto. Puntuación máxima. Un 10. Propaganda, campeona mundial con diferencia.

Ante tan justificado alarde de intelecto, el ciudadano refrendó el “”. ¡Ya teníamos Constitución Europea, nosotros, los españoles… fervientes amantes y defensores de la propia! Alegría y jolgorio de toda nuestra casta saqueadora, con el (ex)Presidente José Luís Rodríguez Zapatero* a la cabeza, aunque dicha Constitución no fuera más que un panfleto masónico… amnésico de siglos de Historia y de Cultura, rubricado con la firma de Giscard d'Estaing, uno de los mayores colaboradores que la ETA ha tenido jamás en el país vecino francés… europeo también… aliado y amigo fiel. Aquella noche vivió una de las pocas alegrías que tuvo, el hombre… y agarró tal excitación que se marchó de ruta turística a pregonar las bondades de la Carta Magna Continental. Fueron los minutos del políglota… del domador de letras… de “Le France vote ui”. Y si no se votaba lo que ellos decían… “ui”… como sucedió en varios países, no pasaba nada: se ordenaba repetir el referéndum y asunto concluido. Tantas veces como hiciera falta.

El sueño de los Estados Unidos de Europa estaba más y más cerca.

Ahora, con el terremoto económico, debe ponerse en marcha el siguiente punto de la construcción continental. Los países deberán ceder soberanía en pro de un Gobierno Europeo central que decidirá, hoy, las políticas económicas… y mañana, las políticas. En general.

Pero, ¿decidirán las políticas económicas gentes de Polonia? ¿De Malta? ¿De Italia? Es una pregunta recíproca, soldados… y, no os sorprendáis, tengo la respuesta. No. Decidirán quienes redactaron los pilares del edificio europeo… quienes, a base de escuadra y cartabón, dibujaron los planos de la estructura… los mismos… Francia y Alemania. Ellos serán quienes lleven la voz cantante en este nuevo panorama europeo que se avecina a la vuelta de la esquina. Movida en la Gran Vía.

De igual modo que caen las piezas del dominó… unas tras otras… los puntos de la llamada Construcción Europea, se han ido cumpliendo. Los estados van cediendo soberanía en pro de la Utopía… el salva slip que no mancha… el Reino de Oz bañado por el Mediterráneo.

Nosotros, soldados, no estamos por esa labor. El Ejército de los 12 Monos no está por ninguna construcción europea ni por ninguna mamarrachada del estilo. Europa, a diferencia de los Estados Unidos de América, no nació tras una lucha colonial allá por el s. XVIII… ni sus Estados tenían 20 minutos de vida como ocurría con los Estados norteamericanos… no… Europa no nació con el bagaje cultural acumulado en la sesera, tras siglos y siglos de pensamiento humano y científico… o filosófico… o religioso… no… Los USA, sí. Los Padres Fundadores tenían todos esos conocimientos impresos en libros y pergaminos… muchos copiados a mano por desconocidos mojes en desconocidos monasterios europeos siglos antes. Europa, a diferencia de los USA, se construyó a sí misma. A sangre y fuego. Las ideas que forman parte de ella han sido sudadas y paridas por mentes racionales europeas a lo largo del transcurso de los años… años griegos, años españoles, años franceses… alemanes, italianos, portugueses… y eso, soldados, sumado, es más tiempo que los veinte minutos que transcurrieron para el parto de las colonias americanas.

Nosotros no renunciamos de nuestra Historia, ni queremos olvidarla. No queremos ceder nuestra soberanía a aquellos que manejan el cotarro europeo y que, reyes del entuerto, nos han arrastrado a esta ruina que padecemos. No queremos que nuestras vidas y haciendas se traten en fríos despachos belgas, en caros burdeles parisinos o en orgías ataviadas con un simple mandil.

El Ejército de los 12 Monos no cree en Europa. No, al menos, en la Europa adorada… la esperada… la que aguarda cautiva… secuestrada por el toro de la propaganda, la manipulación y la servidumbre… disfrazado con traje y corbata de veintiún botones.

Por eso… recordando aquel viejo anuncio de mujeres sonrientes, blancas nubes y días soleados, pienso… ¿A qué huelen las nubes?... ¿A qué huele…


... ¿A qué huele Europa?


------------------

* el Felón... porque te habrás ido, pero el apodo te perseguirá siempre.

14 comentarios:

Zorrete Robert dijo...

Los Estados Unidos de América.
Los Estados Uncidos de Europa.
y Hitler triunfa pero no como el quería si no al revés.
Saluditos.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

La propaganda es, casi por definición, mentira. Siempre dije, amigo Herep, que, si ponen a mi disposición una campaña publicitaria grandiosa, venderé incluso mierda.
Un cordial saludo.

Natalia Pastor dijo...

Ni tu crees en Europa, ni cree Cameron y más del 60% de los ciudadanos de las islas.
Cargan contra Cameron y no se dan cuenta que los ingleses -desde Thatcher hasta hoy -, jamás creyeron en un Europa burocrática, con pies de barro y sostenida en una moneda única como único soporte.
Por eso no renunciaron a su libra y ahí siguen -aislados dicen los europeistas -, a salvo del naufragio, dicen los euroescépticos.

Reinhard dijo...

Esto de la unión europea es una estafa colosal, una mercancía averiada que nadie en su sano juicio puede comprar. Lo que debería ser una unión de países con una cultura común ha dado paso al mercantilismo puro y duro, un invento de los bancos para vender más pólizas de seguro, por eso están empeñados, y nosotros apañados, en meter a los turcos con todo su tufillo a especias.

Saludos.

Herep dijo...

Es verdad, Zorrete. Algunos están empezando a llamar al cotarro como "El IV Reich".
Veremos si éste dura los tan famosos mil años.

Saludos.

Herep dijo...

A mi me recuerda cuando hacía la mili... y, por la noche, intentaban gastarte una novatada con la "Venta del Submarino"... a saber: un veterano se acercaba a tu litera y se pasaba toda la noche susurrándole a tu oreja... intentándote vender un submarino último modelo que, creo recordar, decía tener aparcado fuera del cuartel.

Al final, de cansino, acababas diciéndole que sí... que comprabas el submarino, pero que se fuera a la litera de una vez...

Ésto, más de lo mismo... pero sin submarino. Las ratas, al ser más pretensiosas, pretenden vendernos un Reino.
El Reino de Oz.

Un saludo, Tío Chinto.

Herep dijo...

En esta Europa, no... Natalia. En la Europa de la corbata y el maletín secreto no creo, amiga... Para nada.
Inglaterra se salvará o no de la debacle... aunque yo creo que no hay salvación posible... pero, como bien dices, es una opción que llevan ejerciendo desde hace mucho tiempo.
Los hay que se rasgan las vestiduras como si esto viniera de nuevo, pero no.

El Tiempo dará o quitará razones.

Un abrazo.

Herep dijo...

Reinhard,

Aquí cabe todo con tal de que aporte negocio. Dinero, dinero y dinero. ¿Que Turquía es un país islamista?
Tanto da. Son muchos y hay mucho mercado para vender, expropiar y arruinar.
Todo vale para que engorden las carteras ministeriales. Hasta el renegar de la propia esencia.

Mal vamos, amigo. Mal vamos.

Un abrazo.

Epiro dijo...

También existen los Estados Unidos Mejicanos o los Estados Unidos do Brasil.

Lo primero que se creó en los años cincuenta fue la CECA y el EURATOM, para carbón, acero y energía atómica, una ayuda común entre países para que no volviese a faltar elementos esenciales que diesen lugar a indiferencias tales que incitasen a matarse por materias primas y poder económico, de ahí se pasó, tras varios tratados a lo que fue la Comunidad Económica Europea, libre circulación de mercancías, capitales y personas, vale, también es admisible, recordad que estaba la EFTA o Asociación europea de libre comercio que eran sus siglas en español, compuesta por países nórdicos y otros. ¿Dónde empezó el problema? Cuando las instituciones se convirtieron en monstruos, la UE empezaba a tener entes administrativos que controlaban la leche que podía producir un país, políticas agrarias comunes y un montón de cosas "comunes" (palabra terrorífica según en qué contexto) Y en esa espiral siguieron hasta que surgió el engendro de los engendros, que no es el euro, como todos creen, no, no, el engendro se llamó "constitución europea" un catoblepas que nos iba a controlar hasta cuando fuésemos a ir al baño, lleno de burócratas que no eran elegidos por nadie y manejados al gusto de los políticos que sí elegíamos pero que usarían a la siniestra criatura para que hiciésemos lo que ellos quisieran con la excusa de que era la sacrosanta constitución europea la que les permitía hacer tal cosa. Lo de constitución sólo era un nombre, como el adjetivo "democrática" de la RDA, porque realmente no era una constitución al uso, ya que no había un poder constituyente ni constituido como existe en un estado de derecho. Afortunadamente, eso se echó abajo (en Francia y en Holanda, en España PP y PSOE peleaban a ver quien era más entusiasta con el bicho, aunque a decir verdad el PSOE lo era más) No obstante, la sombra del monstruo quedó y la UE siguió interviniendo y queriendo tener más control, tal vez vaya siendo hora de pedir menos control, de centrarnos sólo y exclusivamente en la libre circulación.

Me extendí más de la cuenta, pero es que los entes buenistas que esconden la manipulación del individuo me recuerdan siempre a Orwell y a Rand y por eso examino con lupa cada institución maravillosa que nos venden tanto en Europa como en nuestra España, también plagada de entes buenistas.


Saludos amigo.

Herep dijo...

Excelente comentario, Epiro. No podría haberlo resumido mejor.

Me alegra que cites a Orwell y a Rand... dos grandes referentes en esto de la lucha por la libertad individual... y, tal y como te sucede a ti, cuando me topo con una Ïnstitución, Organización o Administración sospechosa, directamente la desecho.
A la basura.

Nadie mejor que uno mismo para auto-gestionarse con excelencia.

Un abrazo, kamarada.

Candela dijo...

Por desgracia ya estamos atrapados por nuestra enorme deuda. Sin entrar en porqués, el caso es que nos la harán pagar. Mal dentro y mal fuera, poco margen de elección nos queda Herep.

Agustin dijo...

Hola Herep.Gran articulo donde trata de desmenuzar. las esencia de lo que hoy es Europa,Para mi lo mas surrealista sera cuando se apunte a este disparate Turkia.un saludo y gracia por seguir mi blog.

Old Nick dijo...

¡EXCELENTE ENTRADA, HERMANO HEREP!
¡Lástima que Tengamos una Difusión Tan Reducida!
¿EUROPA?¡Será, Tantas Veces Puteada Cuantas Intente de VERDAD UNIRSE!
Los INVASORES Y SAQUEADORES DE LAS "ESTRELLAS"(En su Día BLANCA Y ROJA)y HOY AZUL, NUNCA DEJARÁN QUE "RENAZCA LA COMPETENCIA"!
¡Y Así nos Vá desde 1945!
los JudeoSionistas y MASONES "DIRIGIENDO LOS PUEBLOS A SU ANTOJO" y a Cara Cada Día Mas DURA y DESCUBIERTA...
La "EUROPA DE LAS NACIONES" KAPPUT.
Se Está Montando "LA EUROPA DE LOS ENDEUDADOS", Que era lo que se Pretendía...
El N.O.M. Está Servido.
¡Peste de N.O.M. y de Políticos TRAIDORES!
Un Abrazo
un BRINDIS POR LA "EUROPA LIBRE Y UNIDA"
y
¡¡RIAU RIAU!!

lostiposdurosnobailan dijo...

Da gusto leer cuatro verdades bien escritas mientras el resto del mundo se ahoga en un mar de sacarina buenista pensando que la Union Europea es, es ,eh… bueno, no saben lo que es, pero suena moderno, progresista, avanzado. A mí me tocó estudiar la estructura jurídica y política de este invento, y bajo los chillidos de satisfacción de mis profesores, lo único que podía pensar era que a qué clase de engendro surgido de las profundidades del mar se le ocurrió imponernos esta maraña de órganos, secretarias, subsecretarias, comisiones, parlamentos, consejos, asesorías, reglamentos, dictámenes, tratados y demás gaitas, una jungla burocrática que haría las delicias del Gran Hermano. Para más inri, un entramado que se averguenza de sus raices cristianas (¿Y cuales son la raíces de europa? ¿Budistas? ¿Confuncionistas? ¿Islamicas?), y que nos puteó, nos putea y nos puteará cuando quiera y como quiera mientras nosotros miramos sonrientes.

Eso si, que Alemania se haga con el control del cotarro convirtiéndonos a todos en sus deudores, después de la guerra que liaron, panzer arriba, panzer abajo, intentando exterminar a los judíos por ratas usureras, pues oigan, ya lo dijo Quevedo, poderoso caballero es Don Dinero. Y lo que no consiguieron con el mejor ejercito del mundo, lo conseguirán con bonos.
Un abrazo Herep