Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

25 nov. 2011

Sesión golfa (VI)


TÍTULO ORIGINAL. La matanza de Texas
AÑO. 2011
DURACIÓN. Indefinida
PAÍS. España
DIRECTOR. Herep
GUIÓN. El Ejército de los 12 Monos
MÚSICA. Paco Ibáñez
FOTOGRAFÍA. RTVE
REPARTO. Leatherface (Mariano Rajoy)
PRODUCTORA. Ruinas Españolas, s.l.
GÉNERO. Terror
SINOPSIS. La película se abre a bordo de una vieja furgoneta con la que un grupo de cinco adolescentes viaja hacia un remoto pueblecito de la costa, donde pretenden pasar unos días de descanso y tranquilidad, disfrutando de la playa y el Sol.

Tras parar en una gasolinera, topan con un señor de mediana edad, vestido con un viejo mono blanco de pintor y agarrado a un negro maletín de cuero, que les pregunta si pueden acercarlo a un pueblo cercano. Los chicos, que van en la misma dirección, no se lo piensan e invitan al autoestopista a montarse en la camioneta.

Durante el pequeño trayecto compartido, los chavales no dejan de acosar al autoestopista, con insinuaciones soeces o amedrentándolo con el perro mestizo que les acompaña. El invitado no presta atención a las provocaciones del chico hasta que se añaden varias navajas. Tras un pequeño forcejeo, aprovechado por una de las chicas para zafarle el maletín, el pintor golpea al conductor de la furgoneta, perdiéndose el control de la misma y dando ésta un par de sacudidas... parando, tras un trompo, junto al arcén. En medio de la confusión, el autoestopista aprovecha para salir por piernas.

Tras el extraño y desconcertante accidente, nos encontramos con una furgoneta con el eje reventado y unos chavales que, desairados, deciden descansar un rato, tiempo que aprovechan para charlar y fumar marihuana.

Es en esta escena cuando descubrimos la psique de los protagonistas, desinhibidos entre charlas y camaradería. Vemos a Mario, el eterno bohemio rastafari… tan elitista que se podía permitir el lujo de ser antisistema; Marta, la inquisidora periodista de un canal autonómico, siempre dispuesta a sermonear a la parroquia aunque fuera a base de mentiras; Josefo, el liberado… un vividor que no daba palo al agua; Rita, la funcionaria de confianza… Leticia, universitaria y miembro activo de mil oenegés… Ray, orgulloso de su reciente carnet de partido... Andrés, el profesor sin ningún tipo de conocimiento... Lucía, incipiente estrella del Hollywood español...

De repente, descubren que ha caído la noche.

Desorientados por el efecto de las drogas… felices… deciden dejar la furgoneta a un lado y caminar por la carretera, en busca de algún bar en el que seguir la fiesta. Pero, tras un par de horas de camino, no encuentran señal alguna de civilización. Hambrientos, deciden acercarse a una vieja casa con la esperanza de encontrar alguna alma caritativa que les prepare algo para cenar.

Será a partir de este momento cuando la película adquiera los tientes terroríficos que presagia el título. Porque la casa, tal y como desean los chavales, está habitada… para nada abandonada… pero aquellos que la habitan no son la clase de personas que esperaban encontrar. Los que allí viven son caníbales. Devoradores de hombres. Seres de profunda e innata esquizofrenia que comen carne humana para poder sobrevivir... Y en el sótano, junto a los despojos de aquello que anteriormente habría servido para arar el campo, montan su matadero de abastos.

Los chicos descubren el pastel en una escena… imborrable en cualquier mente cinéfila… en la que se encuentran a la mesa junto al abuelo de la familia… famélicamente delgado… dispuestos a saborear los guisos que preparó la matriarca: sopas de huesos con tropezón incluido y filete de nalga al limón.

En la fracción de segundo en la que tardan sus mentes en observar los ingredientes, analizar la situación y proferir cinco enormes gritos, al tiempo que vuelan platos, cubiertos y sillas… en esa fracción de segundo… una de las puertas que da al comedor se abre violentamente y aparece, con sus más de cien kilos de masa grasienta el indiscutible protagonista de la película: el hijo mutante de la familia... Letherface… al grito de “¡Que empiecen los recortes!”… armado con su oxidada motosierra… encendida y escupiendo humo… deseosa de entrar en acción.

El clima de suspense e intranquilidad que se ha ido fraguando durante el transcurso de la película, desaparece para dejar paso al terror puro. Frío como el hielo. La persecución posterior y la caza, uno a uno, de todos los chicos del grupo, se torna constante sufrimiento. El sindicalista… recortado. La funcionaria de libre asignación… recortada. La muchacha de las causas perdidas… hecha filetes... el universitario perpetuo, recortado...

Finalmente, tras litros de sangre, sudor y lágrimas… Leatherface alcanza al último de los chicos y le da su ración de recorte, volviendo después a su casa con todas las presas… deseoso de llenar, de nuevo, el arcón congelador de alimento para su familia.

El espectador, agazapado en su asiento, deberá esperar unos segundos hasta notarse dueño y señor de su cuerpo, pues tal es el miedo y la congoja que le atenazará tras el visionado de la película... con tanta sangre, miedo, miseria... y recortes.

Pero, lo curioso, es que el director logra, tras ver la película una segunda vez, que el espectador... si se muestra curioso... sienta el miedo de una forma extraña, diferente. Aliviadora, quizás. Total… ¿no habían sido aquellos mismos chicos quienes habían estafado, saqueado… y casi asesinado… al pobre autoestopista del negro maletín?

12 comentarios:

Zorrete dijo...

Herep cualquier día nos abandonas y te pasas a las series de Tele three o Tele five. Por cierto que en la ficha de la peli pone DURACIÓN: Indefinida. Eso es ¿bueno o malo?.
Saluditos y buen finde.

Agustin dijo...

Hola Herep.Madre mia que imaginacion le echa a las cosas que escribes,Dices que es una peli de terror. yo mas lo veo como un sainete. un calido saludo desde N.Z.

Candela dijo...

Contra..!

Un "reality".
:)

C S Peinado dijo...

Güeno, güeno Herep. Espero que en ésto, también la realidad supere con creces a la ficción y los recortes que hay que hacer para que ésto eche a andar se produzcan de manera efectiva.

Así los sucialistas tendrán munición para añadir a su coletilla ¡¡¡Que viene la derechaaaaa... recortando!!! Quizás así vuelvan a engañar a los analfaburros que ésta vez no les han votado para lograr sus oscuros propósitos. Destruir a España.

Un saludazo.

Herep dijo...

Ni bueno ni malo, Zorrete.
Es una duda... ¿lo hará... o no?

Y no te preocupes por el cambio de bando... No me quieren en el otro.

Un abrazo y feliz Domingo.

Herep dijo...

Jaja, Agustín.
Sea una cosa o la otra, el terror está asegurado.
A mi, por suerte, es un género que me encanta.
Ya estoy deseando que llegue la acción.

Un abrazo y que pases un feliz día en el paraíso.

Herep dijo...

Un gran "reality", Candela.

Feliz Domingo.

Herep dijo...

Muchos analfaburros hay, CS... muchos. Y más analfalistos, que son peores.

Lo que unos se han cargado, otros tienen que "reflotar". Entonces, en una maniobra macabra, los primeros se ofenden... llaman a la "rebelión contra la pérdida de derechos", como si no hubieran sido ellos quienes los incendiaron con su saqueo continuado.

País de locos, amigo. País de locos.

Un abrazo y feliz Domingo.

Old Nick dijo...

¡Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajua!
Amigo y Hermano Herep, Menuda Película de HUMOR NEGRO!
Yo es que Me Imagino las Caras "De las VÍCTIMAS MERITORIAS" y No Puedo Evitar Adjudicárselas a "ALGUN@S GILIPUERTAS CONOCID@S"...
ASí Suelen Ser las Cosas... Los Desocupados JIJOS DE LA CHINGADA ¡Y ÓRALE! A Vivir A Costa de lo que Afanan o les Dan Sus Viejos...
Y el Pobre PUEBLO, Obligado a COMERSE A CUALQUIER VIAJERO DESPISTADO QUE EN PLAN "GOURMET DE NUEVO CUÑO Y TARJETA DE GASTOS VISA PARLAMENTARIA", Pare a Probar sus "DELICATESSEN TÍPICAS"A Base de ZERDO Y CHORIZOS DEL PAÍS.
JuAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUA
¡En Fin que Si Alguna Vez Me Encuentro en la Carretera una "FREGONETA ESCOÑÁ" Con Unos Cuantos Ejemplares DESOS QUE DESCRIBES, A lo Mejor Me Sale la VENA SÁDICA Y ME DEDICO A LA "CAZA DEL CABRONCETE, LA SURIPANTA Y EL "ALEGRE/A", Con Unas Boleadoras Argentinas o Una Ballesta Mata OSOS Borrachines...
Y Si Entre las PIEZAS Hay Algún ECOLOJETA SUBVENCIONADO, PROMETO DISECARLO Y MANDAR SUS CUERNAS AL "BAR TEXAS" DE MATALASCABRILLAS DE LA DUQUESA, Donde por la Decoración y los Caretos de los EXTRAS, Me Parece a Mí, que Está Rodada la Pelicula...
Un Cordial Abrazo.
Un Brindis por lo que me Has Hecho Reir, Con Tu Ingenio,/Que yo en las Películas de Terror me Parto Siempre).
y Como de Costumbre
¡¡RIAU RIAU!!

Epiro dijo...

Se me había pasado esta entrada tuya.

Jeje, estaba pensando una cosa, a ver, se los ha cargado, vale, pero...¿Se los va a comer?
Uff, pues va a tener serios problemas, creo que era la película Ravenous, sí era esa, según la cual algunas tribus de nativos norteamericanos se comían a sus enemigos tras vencerles en la batalla, así se apoderaban del alma de un valiente guerrero y ellos se hacían más fuerte, pero aquí...bueno, tendrán el alma de vagos y parásitos sociales.

Herep dijo...

Buenas, Old... y perdona por el retraso, pero llevo unos días algo especiales...

Me alegra mucho que te rieras con la historia que, como bien dices, tiene más de cómica que de terror. Cómica porque es un quiero y no puedo... y falta de terror porque, como mucho me temo, poca "sangre" enemiga veremos... y sí mucha nuestra.
Los chicos de la furgoneta son ciertamente reconocibles, sí... aunque preferí no poner ningún nombre, no fuera a "detectarme" el Sitel rubalcaniano ese y me empurasen por cualquier rollo del Código Penal... escrito o sobreentendido entre lineas...
El escenario de la película... igual. Puede tratarse de cualquier paraje de España, a elegir el que más rabia nos de.
La Matanza de Texas, Old... un film de serie B... de los de antaño...

Veremos si alguien se atreve a hacerle un remake de esos.

Un abrazo, amigo Old. Y un brindis por Leatherface y su motosierra humeante.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Pues no descartes la idea, Epiro... piensa que, en Chirigota Española, s.l., cuanto más maleante y vago eres, más posibilidades tienes de triunfar.
No sería extraño que, para aumentar la idiotez, se comieran dichas "energías vitales".

Es una buena idea que tendremos en cuenta.

Un saludo, kamarada.