Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

11 nov. 2011

Sesión golfa (V)


TÍTULO ORIGINAL. El día de la marmota.
AÑO. 2011
DURACIÓN. Indefinida
PAÍS. España
DIRECTOR. Herep
GUIÓN. El Ejército de los 12 Monos
MÚSICA. Los Hermanos Calatrava
FOTOGRAFÍA. Pedro Solbes.
REPARTO. José Pérez (José Pérez)
PRODUCTORA. Reino de España, c.b.
GÉNERO. Terror psicológico
SINOPSIS. La película narra un día en la vida de José Pérez, persona sin ninguna cualidad que lo haga especial o por la que destaque por encima del común de los mortales.

Dará inicio la cinta con el protagonista despertando una mañana cualquiera, en paralelo al amanecer… con ligero desayuno y rápida ducha. Se enfundará su vieja camisa, los pantalones de bonito, una corbata de desgastados colores…. Y se pondrá camino del trabajo.

Tras parar en una estación de servicio y llenar el depósito con la poca gasolina que puede permitirse su esmirriada cartera… y su elevado precio… José recorrerá los escasos quilómetros que le separan de la oficina no sin antes haber sido fotografiado por los tres radares… dos fijos y uno oculto… que esperan ansiosos a sus despistadas víctimas.

Una vez en la oficina, Martina, la encargada-novia del director… que tiene la misma edad que José y veinte menos que su amante… le espera en su despacho con forma de caja para, por sorpresa, citarle para una reunión en el despacho del Presidente… que le anuncia que está formalmente despedido.

Cinco minutos después, con el cheque en la mano y diversos portafolios bajo el brazo, José se encuentra en el paro. Impulsivamente, enciende un cigarrillo detrás de otro, desoyendo las advertencias del médico paquistaní que le visitó hace unos meses… hasta que un agente de proximidad le recrimina, de forma humillante, que esté fumando ante la puerta de un instituto. Otra multa.

A lo largo de su cotidiano día, veremos a José sólo… sin amigos… aunque no se explica el por qué de esta situación. Lo que sí que se entrevé en la cinta es una relación… o el final de una relación, mejor dicho… que nuestro protagonista mantenía con una chica. Las llamadas que José recibirá a lo largo de la mañana del abogado matrimonial y de Hacienda así lo insinuarán… amén del hecho de vivir en un piso alquilado y verse, en la escena en la que José debe acercarse a comer a una casa de beneficencia, que su situación económica no es nada holgada.

Finalmente, tras una tarde en el parque, dando de comer a las palomas y evitando a los carteristas, nuestro protagonista finaliza su día acercándose a su casa, pronto, con el sol aún en el cielo, para desplomarse derrotado en el sofá de su casa, entreteniéndose con alguna entrevista a algún criminal… o familiar de criminal.

Tras un bocadillo de queso para matar la famélica hambruna, y acabadas las orgías televisivas, se da inicio al debate pre-electoral que anticipa los comicios a celebrar transcurridos unos días... generales... importantes...

José no cambia de canal y escucha a los candidatos principales hablando de un mundo que él no conoce… escondido tras las bambalinas de su trágico día… y les escucha insinuar soluciones, despreciar inteligencias y el susurro del frotar de las manos de los candidatos ante la buena que está siendo su actuación.

Nuestro protagonista, asqueado, decide apagar la vela que actúa a modo de lámpara y encamarse para dormir.

Mañana será otro día.

Así, apenas transcurridos 10 minutos de metraje, se narra lo que es un día de la vida de José Pérez.

Y, al alzarse el Sol de nuevo, se asiste al núcleo de la película… a lo que da nombre a la cinta… al día de la marmota… porque lo que ve el espectador ante la pantalla es, clara y simplemente, la repetición del día anterior. Otro día en la vida de José Pérez… bueno, otro día no… el mismo día en la vida de José Pérez.

Porque el día es exactamente igual. Amanece igual, desayuna lo mismo… la misma camisa… idéntico despido… la misma sopa en el comedor social… los mismos discursos vacíos de idénticos políticos cebados a base de buena poltrona institucional…

En un giro surrealista, el director, que podría haber perfilado al personaje de forma que recordara algo del día pasado… algún déjà vú… una lucha por escapar de ese fenómeno paranormal… no hace nada de éso: José Pérez revive el día exactamente igual. Con los mismos pensamientos, las mismas palabras, los mismos gestos… todo idéntico, simétrico, clonado…

Así, con esta espiral que se repite una y otra vez a lo largo de la cinta… un día tras otro, una derrota tras otra… miseria tras miseria... el espectador, inquieto durante los primeros compases frente a los acontecimientos narrados, y expectante, tras varios minutos más, ante la posibilidad de un giro argumental que libere al protagonista de su bucle en el Espacio-Tiempo, acaba desistiendo ante la frustración repetitiva… el paso de idénticas jornadas… hasta que la desidia, la apatía y el hastío se apoderan de él… haciéndole inmune a cualquier tipo de sensación que pueda aportarle un día en la vida de José Pérez... un tipo corriente... común... como cualquiera de los espectadores.

14 comentarios:

C S Peinado dijo...

Lo has clavado machote, el día tipo del inerte español amodorrado, atocinado y empancinado de palabras necias que se tumba en la hamaca a verlas venir.

Un saludazo.

Old Nick dijo...

Amigo y Hermano Herep, Ahí Van Mis Onomatopeyas de Honor.
¡Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaaaa!
Y
¡Plaplasplasplasplasplasplasplasplasplaasplasplasplasolasplasplasplasplas!
Ya se que el Tema es Preocupante y el Pobre José Pérez Solo es la "VÍCTIMA".
Pero Me Preocupa Una Cosa Sobre Toda la Repetición "En Serie".
¿Que Tipo de DROGA CONFORMISTA LE DABAN AL POBRE HOMBRE PARA QUE "NUNCA SALIERA DEL CÍRCULO VICIOSO EN QUE ESTÁ METIDO"?
¿Será Algún "Polvillo" de Esos Con los que NOS FUMIGAN DESDE EL AIRE LA ÚLTIMA DÉCADA?
Nada Me Extrañaría...
¡Pues Que Quieres! Yo Hubiera Preferido un Final Más Duro...
Algo Así Como que el Tal José Pérez, Cuando Le Despiden, Monte un Pifostio GORE (Con AL, También Hasbría que Acabar),Con el Presidente de la Empresa, sus Secre-Amante, el "Tipo con Cara de Asesino Sádico" DE "RECURSOS HUMANOS", Que es que DESPIDE A LOS DEMÁS, Y Hasta el Chico de los Cafés, que Pasaba Por Allí...
Después, Ya Puestos, Cargarse a Mazazos un Par de Radares y Meterle Por la Oreja el Boli Multero al "Molecipal Coñazo" y Por Último, Dedicarse a Estropiciar Cajeros Automáticos...
Pepe Pérez, Se Habrá Salvado.
Le Detendrán y al Menos Sabiendo que NO TIENE ANTECEDENTES, Cualquier Juez, Le Meterá en uno de los Hoteles de MADAME GALLIZO, Donde POdrá Hasta "AHORRAR" Y Hasta Aprender "Un Oficio" y Encontrar TRABAJO...!
¿Ves Como Siempre Hay Finales a la Medida de Cada José Pérez?
¡El Que No Liquida Monstruos,se Convertirá en uno Pero de CONFORMISMO SUICIDA!
Perdona si me he Pasau.
Un Abrazo.
Un Brindis
y
¡¡RIAU RIAU!!

Zorrete dijo...

Pues sí un Perez cualquiera y cuando se quiera dar cuenta,hecho una piltrafilla el pobre.
Saluditos.

Herep dijo...

Una película que no tiene fin, CS... repetitiva desde el amanecer hasta el anochecer.
Muchos se han instalado en eso, amigo... en esa vida rutinaria a la espera del milagro español... como si éste existiera o no se lo hubieran cargado nuestros "sabios".

Y ahí siguen, esperando a que el dedo de Dios nos saque del atolladero.

Un abrazo, campeón.

Herep dijo...

Yo también desearía un final con tiros, acción y explosiones por doquier... pero mucho me temo que ese polvo del que hablas... el polvo dormidera... es de duraderos efectos y, además de frenar la acción mental, también ataca el valor y el orgullo hasta reducir al huésped a mero pelele.

Será cuestión de borrar la basura informativa y empezar a suministrar dosis, en vena, de cruda realidad.

Un saludo, amigo, un primer brindis de los muchos que vendrán este fin de semana, y un fuerte ¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Convertido en un apéndice del sofá, Zorrete... algo cómodo para el político que se espatarra encima de él... pero inútil para cualquier cosa.

Un saludo, figura. Feliz fin de semana.

Maribeluca dijo...

Pues me quedo con la original que me gusta mucho y desde luego con ese mal bicho de Bill Murray que siempre me hizo bastante gracia...aquí nos tragamos lo que nos echen sin casi pestañear,parecemos- algunos más que otros, claro- ocas con el embudo puesto, pero por los indignantes tampoco apuesto.

Es lo que hay.
Saludos.

Candela dijo...

No creo en el destino y pienso que somos rersponsables, en cierta forma, de todo lo que nos ocurre.
Pero hay muchos Josés Perez como el que describes, gente que se rinde, quizá porque solo culpabiliza a otros de sus propios problemas.

Muchos Josés Pérez se metieron solos en la boca del lobo por no anticiparse a como es la vida, por no molestarse en crecer en su momento. Un futuro José Pérez ahora te diría que pasa de la política e iría a su bola, viviendo al día como la cigarra. Pero la vida está impregnada por esa política que a tantos aburre.

El mundo es de los que luchan Herep, independientemente de las circunstancias. Hay rachas de mala suerte, pero el luchador siempre saldrá adelante, siempre aprovechara la más mínima oportunidad.

Epiro dijo...

Hubo un filme infumable (típico del cine español) llamado los lunes al sol, en donde se pretendía hacer ideología (de aquella manera) sobre el problema del paro en España en la era Aznar, el truñ...perdón, la película se llamaba los lunes al sol, pero ya veis amigos, a nadie se le ha ocurrido hacerla ahora, qué hay motivos de sobra para hacerla, claro, no hay que morder la zarpa asquerosa y llena de garras que alimenta a los "cineastas" (y que me perdonen los cineastas de verdad por la comparación)

Saludos.

Natalia Pastor dijo...

Hay tantos Pérez acomodados en una barra o repantingados en el sofa, que esa es la radiografía, la foto fija de este país, que para más inri, verá como un mínimo siete millones de personas votarán al partido que nos ha llevado al desastre.

Herep dijo...

Tienes razón, Maribeluca. El original supera a la copia... y tampoco puede compararse a Murray con José Pérez... el cual no puede compararse con nada que tenga sangre en las venas.

Más bien horchata.

Un abrazo.

Herep dijo...

Lo más fácil es esperar a que la vida te traiga aquello que necesitas, Candela, sin tener que esforzarte ni lo más mínimo. Esa es al mentalidad de mucha gente, que cree que la Vida les debe algo... que ésta debe satisfacer todas y cada una de sus necesidades.

No saben nada, ni ganas. Ni cómo funciona el mundo, ni lo insignificantes que son para la rotación diaria de la Tierra... nada. Para ellos todo es pedir, pedir y pedir, como si papá Estado fuera Todopoderoso y pudiera satisfacer cada uno de sus deseos.

Hombres condenados a la miseria, es lo que son, Candela. Condenados en vida.

Un abrazo, bloguera.

Herep dijo...

"Los lunes al Sol", se llamaba el bodrio que, como es normal, no vi... al igual que no veo nada que salga de esas mentes (simples) que pago con mis impuestos.

Ahora, vendría bien un "Todos los días al Sol", protagonizado por Bardem... perdón, no... que él ahora está en otra división... bueno, la podría protagonizar el Gilli Toledo y el de siempre, el que no se pierde una... Wyoming.

Tampoco la vería.


Un saludo.

Herep dijo...

Natalia,

¡Cómo no van a votar PSOE si es el partido de los pobres!
(El que fabrica pobres, habría que aclarar a esos 7 millones... pero eso no les importa. Los otros son los ricos ladrones que devoran niños al anochecer).

España es el reflejo de su pueblo (actual): miseria.

Un abrazo, amiga.