Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

12 oct. 2011

Hispani omnes sumus


José Luís Rodríguez Zapatero*. La Nación es un concepto discutido y discutible. Noviembre 2004.


Hoy es el Día de la Hispanidad. Día grande. Día de fiesta.

España, la Hispanidad, celebra hoy… una vez al año… su día. Jornada de conmemoración por su larga Historia y su infinito legado.

Eso es la Hispanidad. El conjunto de elementos que España legó a la Humanidad.

Hispania, como denominaron los romanos esta porción de tierra que se encuentra al oeste… muy al oeste… La Eterna Roma, vencedora en su lucha contra Cartago, dominó el Mediterráneo y, poco a poco, fue conquistando las riberas norte y sur… construyendo su Imperio. Hispania también fue conquistada… y, de aquella época, de aquellas luchas entre Roma y los iberos nacieron nombres para la leyenda… Viriato, Sagunto…

España, Hispania, fue romanizada por Roma, dándonos su Derecho, su lengua, su cultura… y, no es demasiado osado decir que España hispanizó Roma. Emperadores, filósofos, artistas, generales, gladiadores… muchos nacidos en Hispania que lograron fama y fortuna en Roma, engrandeciéndola… y engrandeciendo la tierra que dejaban atrás.

Y aquel proyecto… aquel sueño perduró con la caída del Imperio.

El testigo lo recogieron los visigodos, pueblo bárbaro que se asentó en estas tierras. Ataulfo, Leovigildo, Recaredo… ellos mantuvieron vivo el espíritu de Hispania mediante códigos de leyes y Concilios, como el de Trento, que moldearon la Nación Española a lo ancho y largo de Iberia. Por aquellos tiempos, Inglaterra era un saco de condados y Francia… ese nombre no existía, simplemente.

Y con el nacimiento de nuestra Nación asistimos a su primera perdida… hace 1300 años… con las invasiones musulmanas. Siete largos siglos estuvo España invadida por ellos. Y durante siete siglos la idea de España siguió en pie. Primero, en un pequeño valle al Norte. Luego, a medida que fueron avanzando los años, esa idea fue desplazándose al Sur… hasta la liberación de Granada.

Soldados, la Hispanidad también es eso. Lucha y sufrimiento… más lucha, y sangre. La Reconquista… de la que tenemos que estar orgullosos pues devolvió a nuestra tierra sus raíces romanas… sus raíces cristianas… segadas a cuchillo por el invasor. De la época de la Reconquista podríamos hacer interminables listas de héroes… Don Pelayo, el Cid, Jaime I, Alfonso X… interminable y magna…

… porque, no hay que olvidarlo, España fue… y es hasta la fecha… la única nación que ha podido liberarse del yugo del Islam. La única. Todas las demás naciones que cayeron presa de él, aún están bajo su influjo.

Tan sólo España expulsó a la morería. El año 1492.

1492… El año del Descubrimiento.

Y es, el Descubrimiento, concepto parejo a la Hispanidad. Porque España descubrió el Nuevo Mundo, un mediodía soleado allá por el año 1492… más concretamente el 12 de Octubre de 1492. Hace, exactamente, 519 años. España cruzó el gran charco atlántico y sembró la semilla de la Hispanidad en las nuevas tierras… agarró en una bolsa toda nuestra cultura y la depositó en las costas de América.

España llevó la Evolución a América. La cultura hispana llegó con nuestros barcos y aquel paraíso saltó cientos de años en la carrera del Hombre contra el Tiempo. Los conquistadores encontraron unas tierras y unas gentes ancladas en el laberinto de los años, presa de mortales supersticiones y terribles creencias. Llevamos a las nuevas tierras tecnología increíble para los indios que por allí pululaban en taparrabos… y descubrimos, en las tierras nuevas, riquezas y objetos desconocidos para la Vieja Europa, como la patata… que tantas vidas europeas salvó y salvará a lo largo de los años.

También legamos el conocimiento, con la apertura de las más antiguas Universidades del continente americano y con la creación de las Leyes de Indias, que legislaba sobre los derechos y las obligaciones de los indígenas, equiparándolos a los ciudadanos de la Metrópolis. Y como ciudadanos españoles vivieron, se arrejuntaron y nació el mestizaje. Nuestra sangre española se mezcló con la india… y nacieron nuestros hermanos mestizos. Hermanos en la sangre, la lengua, la cultura, las creencias y el destino.

A partir de ese día, América pasó a ser Humanidad. América fue abierta a la órbita mundial y España, la vieja Hispania, se convirtió en la primera potencia mundial, transoceánica… junto a Portugal y una incipiente Inglaterra.

Pero aquello pasó. El Tiempo todo lo moldea… lo transforma… y los años se encargaron de evolucionar las formas arcaicas de antaño... y América, llegado el momento, siguió su destino alejándose de España, pero nunca de la Hispanidad, que sigue presente. El Imperio Español se diluyó en la línea temporal, pero el legado, la enseñanza y los Valores permanecieron, y permanecen. América, Asia, África… todos los continentes sintieron la suela española posarse sobre ellos y en todos ellos sigue fresca nuestra huella.

Eso celebramos hoy, Día de la Hispanidad. Día en el que los españoles tenemos que sentirnos orgullosos ante el trabajo realizado por nuestros antepasados en el Nuevo Mundo.

Y en la Vieja Europa.

Porque España nunca dejó a su suerte a Europa. Los Reyes Católicos, Carlos I, los Felipes… todos lucharon en Europa por territorios y por convicciones religiosas porque, en aquella época, Europa se debatía entre el cristianismo Católico y el Protestante, amén de Inglaterra, que iba por libre. Como siempre.

Fueron los años de las guerras de Flandes… los años de los Tercios Españoles y su invencible poderío militar… los años de la Batalla de Lepanto… del saqueo de Amberes… la Inquisición… el "París bien vale una misa"... Fue la época en que se versó la Leyenda Negra que pretendía (y sigue pretendiendo) mancillar el trabajo y legado español.

Pero es eso, una leyenda. Creada por lo enemigos para desprestigiarnos y que, con el tiempo, ha encontrado sus más fervientes seguidores dentro de nuestras propias fronteras. Pero eso es para otro día.

Hoy es el Día de la Hispanidad.

La Hispanidad que fue pilar del Imperio Romano. La Hispanidad que impulsó y llevó a término la Reconquista. La Hispanidad que descubrió y evangelizó el Nuevo Mundo. La Hispanidad que luchó contra los turcos en Lepanto salvando de la pérdida a la propia Europa. La Hispanidad que se desangró en luchas interesadas con trasfondo religioso. La Hispanidad que se levantó en armas una y mil veces… algunas para arreglar las disputas internas, otras para expulsar los ejércitos invasores de nuestra sempiterna enemiga Francia… La Hispanidad que luchó contra uno de los totalitarismos del s. XIX-XX… La Hispanidad que esquivó las dos Guerras Mundiales… La Hispanidad que, desde la concepción de la idea de España, no ha perdido, como sí sucedió con todos nuestros vecinos, ni un centímetro de su territorio (a excepción de la escisión portuguesa) durante el trascurso de los siglos.

La Hispanidad que, un buen día, se despertó de su sueño para observar cómo todo aquello se diluya como un azucarillo… para quedar en un recuerdo, unas letras escritas en un viejo tratado con páginas de pergamino.

Eso es la Hispanidad, y eso celebramos hoy. Lo recordamos con orgullo en El Ejército de los 12 Monos… recopilando esos amarillentos pergaminos… guardándolos a buen recaudo… manteniéndolos vivos y frescos en estos días oscuros…

… que preceden al nuevo amanecer.



Abrimos hoy con unas palabras del Presidente del Gobierno de España, próximamente esfumado. Para él, la Nación Española es un concepto discutido y discutible.

Para él, la Hispanidad es discutida y discutible.

Él, junto a su Gobierno de traidores a España… a la Hispanidad… se sentará en una tribuna presidencial para presidir el esperpéntico desfile moldeado por su blasfema Ministra de Defensa… asistirá al izado de la Bandera… al homenaje a los Caídos por España… y pedirá respeto y comprensión.

Todo ello acompañado por el Rey de España… muy respetuoso todo él.

Nosotros, desde el Cuartel General, esperamos que los pitos, los abucheos, los improperios y las maldiciones resuenen por toda España esta mañana… incrustándose en los cerebros de los traidores… perforando sus encerados tímpanos. Deberían, auspiciados por la Justicia divina, volar los huevos contra los bien planchados trajes de Armani, pudriéndolos igual que están las almas que cubren.

Su traje, Majestad… el de Jefe Supremo de los Ejércitos de la Hispanidad… también tendría que recibir su ración de podredumbre. Porque su majestad es cómplice de la degradación actual de la misma… si alguna vez supo qué era eso.

Si alguna vez creyó en España.

Para nosotros, para El Ejército de los 12 Monos, toda fecha del calendario es el Día de la Hispanidad. Todos los días nos sentimos orgullosos de su legado y nos duelen los errores, las imperfecciones y los ataques que contra ella se profesan. Cada día, soldados. Cada día criticamos a España… esta España capitaneada por las sanguijuelas en el Poder… y versamos para que ésta siga su camino en el devenir de los Tiempos… seguros de que la Hispanidad sobrevivirá a todos y cada uno de los escollos que encuentre a su paso… sean políticos, jueces o ratas.

Sobrevivirá a todos ellos… a sus cenizas… a su humus.

Eso no es ni discutido, ni discutible.



NOTA. Señores, feliz Día de la Hispanidad. VIVA ESPAÑA, (y viceversa).

------
* el Felón.

23 comentarios:

C S Peinado dijo...

Amén hermano. Pero es saliva desperdiciada dirigir improperios o soflamas a esos cabezas huecas, con la poca sesadumbre que tienen en permanente descomposición. Es mejor disfrutar de lo que el día de la Fiesta Nacional nos ofrece, una ocasión para reiindicar ese concepto discutido y discutible que sin embargo lleva ahí miles de años.

Su estrella se apaga, demasiadas traiciones. El español es pasota pero no tonto. Demasiado meter la mano en la caja. Demasiado chupar la polla a los destructores de la nación vascurrios y catalufos... Es la hora del cambio y éste no es el último, sino el primero de un nueo amanecer tras una larga y oscura noche.

José Antonio del Pozo dijo...

Magno acopio el que has hecho, Herep. Zetapé nos ha hundido. España y los españoles resurgirán.
saludos blogueros

JackSparragoss dijo...

Repaso impecable a nuestro haber en el tiempo.
Perfecta definición de nuestros mandamases: traidores.

España no es discutible.

Un saludo

Old Nick dijo...

¡Así se Escribe Amigo Herep!
Yo digo Aquí, Pues Nada Más Quiero Añadir, salvo mi Aplauso,
¡¡VIVA LA VIRGEN DEL PILAR, PATRONA DE LA HISPANIDAD Y DE LA HONRADA Y BENEMÉRITA GUARDIA CIVIL Y VIVA NUESTRA ESPAÑA!!
Y ¡ABAJO LOS TRAIDORES Y EL MAL GOBIERNO!!
Un Brindis con Un Buen LICOR, Que el Día lo Merece

Antonio dijo...

Amén digo yo también, Herep.

Sumus et erimus Hispani, Deo volente.

Un abrazo.

Herep dijo...

Así sea, CS... así sea.

Pronto acabarán los años de mediocridad en los que nos han sumido esta panda de atracadores... sean diestros, siniestros o medio pensionistas... y volverán los hombres íntegros para enseñarnos que, más allá de España, no hay nada.

Un abrazo.

NOTA. Leí que habías participado en tres desfiles del Día de la Hispanidad... creo recordar... FELICIDADES.

Herep dijo...

José Antonio,

Es un día para recordar lo que significa ser español.
Y, qué quieres que te diga... cualquiera, tenga la gracia o no de serlo, se sentiría orgulloso de un patrimonio así.
¿No vamos a estarlo nosotros?

Un abrazo, maestro.

Herep dijo...

Buenas, Jack...

Nada discutible.

Los hombres vienen y van... son buenos, malos o neutros... España les sobrevivirá a todos.

Nosotros podemos, o no, ser partícipes de la Historia venidera.

Un abrazo, poeta.

Herep dijo...

Hoy un buen brandy de Jerez, viejo Old...
Que hoy hay que brindar por los buenos versos de antaño y pensar con qué palabras nos recordarán en el futuro.
¿Corrosivas sátiras o grandes epopeyas?
Afilemos nuestras palabras, soldados, y que empiece la fiesta. Nuestra Fiesta.

Un abrazo y ¡Riau!¡Riau!, genio.

Herep dijo...

Así sea, Antonio.

Otra copa para vos y brindemos por nuestra querida Hispania.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Dejó dicho Salvador de Madariaga que la Hispanidad, la obra de España en América -hablo de memoria, no textualmente- era la gesta más formidable de la época moderna. Mientras esa idea no cale, amigo Herep, en las mentes de algunas malas bestias de nuestra política, poco arreglo vamos a tener, en lo tocante a la reconstrucción de España.
Un cordial abrazo, Herep, en el día grande de la Hispanidad.

Zorrete dijo...

Es verdad Herep, nuca lo había visto así, somos la única nación que se libero del yugo islamista este podri.
Bueno Hungria también hizo su parte en el norte.
Después de esta entrada no me queda mas remedio que pedir en ingreso como recluta en tu ejercito.
Hoy se llevaron también lo suyo estos, no ivamos a desaprovechar la última ocasión.
Feliz día de la Hispanidad y de la Pilarica, no te olvides.
Saluditos.

Herep dijo...

Tío Chinto,

Mucha razón tienen tus palabras pero me gustaría apuntillar una cosa, con tu permiso...

España volverá a resurgir gracias a los españoles que creemos en ella. Quienes no creen, nada harán.

Allá ellos a su suerte.

Un abrazo, Tío Chinto.

Herep dijo...

Más se tendrían que haber llevado, Zorrete.
Más.

A veces divago y pienso... cómo es posible que los huerfanos y viudas de militares, cuando el Estado recibe los féretros de los caidos en combate y se montan esos funerales fastuosos... ¿cómo es posible que una de esas víctimas no le espete al tonto de turno que es un traidor y un miserable?

Sí... a veces divago en exceso...

Un abrazo, Zorrete.

Maribeluca dijo...

Un malnacido me hizo un comentario repugnante diciendo que lo de ayer es una celebración de asesinos españoles violadores de indias, hay gente impermeable a los conocimientos, los valores y los sentimientos elevados, pero ya sabes, si no siente otra cosa al grito de "Viva España", "ni es español, ni es hombre"

Candela dijo...

Quien se avergüenza de su madre es un malnacido y quién se avergüenza de su patria un cobarde.

Feliz día de la Hispanidad Herep, aunque con atraso. Como siempre, nos has hecho un buen y ameno recordatorio de nuestra historia.

Un saludo.

Natalia Pastor dijo...

Feliz dia de la Hispanidad con retraso, que espero que disfrutaras.
Magnífico post, por cierto.

Afortunadamente este es el último dia que preside nuestra Fiesta Nacional este Zapatero felón;este sujeto que ha arrastrado el nombre y el prestigio de nuestra nación por el fango.

Herep dijo...

Son muchos los que hablan lo que no conocen. Repiten consignas que escucharon en la TV o en las canciones de moda... porque son "cool"...
Ignorantes.
Como bien dices, el Valor más alto que conocen es el precio de su alma.

Un saludo.

Herep dijo...

Lo intenté, Candela... lo intenté...

Ayer era un día señalado en el calendario... pero hemos de tener todos los días los pensamientos que nos alegraron la festividad.
Así no habrá muro que no podamos saltar.

Feliz día para ti también, Candela.

Herep dijo...

Natalia, lo disfruté, tenlo por seguro.
Día de campo, familia, risas... Hispanidad, al fin y al cabo.

Espero que también pasases el día de igual modo.

Y, tengo que reconocerlo, contribuyó un poquito ver al Felón por última vez ofendiendo la lógica.

Un abrazo.

C S Peinado dijo...

Tres desfiles que se dice pronto, en el 99, 00 y 01. El primero lloviendo a mares de primer reserva. El segundo ya en la Banda de Música de la Guardía Real y el tercero igual. Con más de seismil militares comprometidos con España y por donde hay que hacerlo, Castellana, Colón, Recoletos, Cibeles, Alcalá y Retiro.

Que tiempos.

Herep dijo...

Pues te lo repito, CS... ¡Muchas felicidades, soldado!

No hay honor más grande.

Un abrazo.

MrSambo dijo...

Magnífico artículo, procedo a poner tu blog en twitter. Enhorabuena. Me encanta la historia. TOP.