Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

13 ago. 2011

La morada eterna


SILVIA MARTÍN/Madrid

Ayer se celebró, en la Sala de Plenos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), una rueda de prensa a cargo del Portavoz del Área de Arqueología y Patrimonio, donde se expuso, ante una nube de periodistas, el que, según el Dr. Pérez, ha sido “el hallazgo más importante de todo el s.XXXI”.

En la mesa de presidencia estaban sentados los arqueólogos del CSIC, Dr. Fuentes, Dr. Tomás y Dr. Zoser, junto al Portavoz del Consejo, que narró el descubrimiento, en la sierra madrileña, de una construcción de unos 1.000 años de antigüedad, enterrada bajo una montaña de “detritus acumulados durante estos largos años”.

Según su narración, “unos exploradores de la Sección 25, durante la realización de sus labores de control, al tiempo que registraban los niveles de radiación de la cuenca del río Némesis, han observado, en una vertiente del barranco, una piedra extraña, grisácea y rugosa que, al escarbar mínimamente alrededor con las palas que portan los infantes, resultó no ser una piedra sino algo parecido a una pared o muro… construido por el hombre”.

Ha tomado la vez el Dr. Fuentes que, ante el aluvión de preguntas realizadas por los compañeros de la prensa, prometió hacer frente a dichas cuestiones una vez finalizada la exposición de los hechos, pues “el acontecimiento es de una importancia relevante, aunque nosotros, no lo olviden, tan sólo somos científicos. Las cuestiones de otra índole deben ustedes preguntarlas a las personas pertinentes”.

El Dr. Pérez ha retomado su exposición aportando informaciones sobre las secciones del Consejo que estudian nuestra Historia, con denostado hincapié en los trabajos de Arqueología y Antropología, los cuales considera “de vital importancia para nuestro sobrevenir futuro”.

Según se desprende de sus posteriores palabras, “tras recibir el comunicado de aviso, el CSIC elevó la amenaza de riesgo al Nivel 1 y estableció inmediatamente un enlace de comunicación directa con la Junta de Sabios”.

“Entonces dio inicio”, según palabras del Dr. Tomás, “un estudio de aquel muro hallado de modo tan fortuito, para lo que se ha contado con los informes de la Brigada Expedicionaria Plus Ultra, la cual es la encargada de la toma de muestras y de la limpieza de la zona que, todo hay que decirlo, se halla bajo niveles de contaminación aceptables”.

Por lo visto, tras los primeros días de trabajo, los miembros del Consejo han comparando las informaciones que iban extrayendo de la excavación con los viejos tratados y documentos que se han rescatado tras la Nada, aunque “nada de lo que conservábamos hacía referencia a ese tipo de construcciones que se revelaron gigantescas a medida que se iba progresando en las tareas. Aquella piedra que resultó ser una pared, había pasado a ser una de cuatro… triangulares… unidas formando una punta”.

El Dr. Pérez ha retomado la palabra para explicar que, tras los descubrimientos, la Junta de Sabios decidió involucrar en la investigación al Dr. Zoser, “una eminencia en el estudio de las Antiguas Civilizaciones”. El Dr. Zoser, de avanzada edad, es considerado el mayor experto de Nueva Hispania en protohistoria, aparte de ser, en sus años de juventud, el típico solitario… explorador, aventurero, marinero… un tipo interesante que ha viajado, en más de una ocasión, hasta las lindes de la Tierra Muerta.

“De primeras, al recibir los informes iniciales, creí que el hallazgo sería alguna vieja construcción abandonada siglos atrás, descubrimiento de inmensa importancia para los científicos del CSIC… pero carente de interés para mí… pero, poco a poco, a medida que los informes se volvieron más regulares y claros, observé que, ante nosotros, no se empezaba a mostrar una construcción cualquiera, sino una especial… muy especial”.

La Sala de Plenos ha quedado por unos segundos en silencio, incómoda. La cara del Sr. Pérez reflejaba esa incomodidad. La del Sr. Zoser, no.

“Aquello que teníamos ante nosotros era una pirámide. Según unos documentos que fueron hallados cerca del Imperio del Este, bajo el desierto de Megatón, y que descansan en el Centro de Estudios de Oriente, CEO, las construcciones que se mostraban ante nuestros ojos a golpe de cepillo, eran parecidas a aquellos trazos allí dibujados. Pero cuando los documentos fueron enviados, nos dimos cuenta de que aquello no era exactamente igual. Los pergaminos hablaban de piedras, mientras que nosotros, ante nuestros ojos, no teníamos nada más que negro… gris… ¿hormigón?”

El doctor ha seguido exponiendo lo sucedido. Según él, aquellos documentos amarillentos no eran “exactamente correctos” porque, aunque exponen formas y proporciones parecidas, el material utilizado para la construcción difiere. “Gracias a esta información, podeos decir sin riesgo a equivocarnos que lo aquí hallado es diferente… algo más actual… más moderno…”.

“A causa de mis largos viajes y estudios, en algunas ocasiones me topé con personas que me hablaron de antiguas leyendas transmitidas de boca en boca… populares… de las que, en tiempos no muy remotos se hacían canciones recitadas en las aldeas… que versaban sobre enormes construcciones a imitación de otras más antiguas. Estas construcciones, realizadas por el Hommus Apocalipticus, funcionaban a modo de tumbas, de igual modo que las que se nos muestran en los Documentos de Megatón, aunque su función era inversa. Aquellas actuaban como construcciones funerarias para los Sabios de la época, con vistas a la eternidad… a modo de naves que transportasen el alma al Paraíso Eterno… mientras que las construcciones localizadas bajo la cuenca del Némesis, tumbas también realizadas para los sabios de entonces, eran más bien cárceles… repletas de trampas, pasadizos y cierres mecánicos, con la única intención de encerrar el alma del difunto en un laberinto sin salida que le impidiera el ascenso al Paraíso Eterno… y al descanso”.

Los doctores del CSIC han seguido exponiendo la información y se han visto sometidos a miles de preguntas que han respondido estoicamente durante las tres horas que ha durado la rueda de prensa. Al parecer, tras las averiguaciones del Dr. Zoser, el Consejo envió un informe a la Junta de Sabios pormenorizando las claves del asunto y los 7 Sabios han sentenciado que los trabajos relacionados con el descubrimiento tienen que ser suspendidos y olvidados, a la par que enterrada la parte del monumento ya al descubierto.

Según hemos podido averiguar de nuestras fuentes, la decisión de la Junta de Sabios ha sido unánime: “Si aquellos hombres de antaño construyeron estas tumbas a modo de cárcel y en ellas prendieron a sus Líderes a castigo eterno, nosotros no vamos a liberar sus almas para que éstas deambulen por nuestra Nueva Hispania de nuevo, portadoras de cánceres y mortandad. Su tumba está cerrada, y así seguirá. Cerrada y sellada”.

Aquí concluye la noticia sobre los Descubrimientos de Némesis. Seguiremos al pie de la noticia para ofrecérsela, como siempre, en rigurosa exclusiva.

6 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

LLegará el día en que se escriban tratados sobre el "homo albañilus", extraña evolución homínida que pobló las tierras de Hispania durante los últimas décadas del siglo XX, y que hoy en día es objeto de un pormenorizado estudio sobre sus funciones y habilidades especifícas.
Un hallazgo,sin duda.

Herep dijo...

Me parece que habrán muchos "Homos" a estudiar dentro de unos años... a cada cual peor.
Tendrán buena salida los estudios de Antropología... el maná del futuro...

Lo que no tengo tan claro es si esa carrera se impartirá en las Universidades, o en la Asamblea Callejera.

Un saludo.

Candela dijo...

jajaja!!!

Esta entrada me recuerda a un museo de Barcelona donde estuvieron tiempo exponiendo una momia que decían que era un guerrero, además negro, para más datos.

Luego resulta que era um payés.

CAPITAN TRUENO dijo...

Cerradas a cal y canto deberán permanecer durante toda la eternidad. Amén.

Herep dijo...

Candela,

¡Es verdad! El negre de Banyoles, creo que era... que estaba disecado y se montó una jarana que no veas porque no sabían muy bien en qué rincón colocarlo.
Creo que aún están esperando las pruebas del RH...

Un saludo.

Herep dijo...

Capitán,

... y arrojar la llave al fondo del mar.
Sería un buen retiro. Acorde con la valía del sujeto.

Saludos y buen verano.