Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

9 nov. 2017

Los senderos de la justicia


Hay imágenes con fuerza.
En los despachos del SI, sobre la mesa central, habían esparcidas esta mañana multitud de ellas tomadas durante los actos infames del día de ayer, jornada de huelga revolucionaria de nuevo cuño... o 2.0... en la que los espartacos de beca universitaria y matuja medicinal salieron a las carreteras y los andenes dispuestos a parar el país -la Ley- para, sobre sus escombros, construir la (hez)pública catalana -la Tiranía.
Querubines de teta sobre el asfalto, chavales echándose un ajedrez a lo Kasparov, los currelas de los nervios y el comisariado político-policial aportando su granito de arena allí donde la escasez de milicianos abriera hueco, o amedrentando a cualquier inconsciente que osara interrumpir la festiva -y pacífica- revolución señorial. Instantáneas que son relatos de mil vidas secuestradas por el capricho de los celadores del nuevo gulag de Europa. Gente que va, gente que viene, el camionero que se caga en la gran bretaña, el acneico que le reprocha a una madre que no ve llegar el tren su falta de sacrificio por la causa... "mire que yo estoy de exámenes, eh"... uno que pierde una diálisis, otro cuatro dientes, los gimnastas, por supuesto, las clases... Destellos de un ensayo, flashes de próximos días que tornarán el de ayer un juego de niños...
... niños sobre el asfalto... jóvenes que son un gambito de peones... sangre bajo raíles de acero...
... y todo rodeado de carteles sacados de una misma fotocopiadora, y gente agitando la bandera del odio que se vende en los chinos para escarnio de la última téxtil que sobrevive en la charca del Besos, y esputos durante las veinticuatro horas diarias de emisión de los canales al servicio de la revolución, que son todos y de un único editorial, pródigos en tertulianos del consejo de transición nacional o de la asociación de socialmemócratas modernillos (de mierda) que va pariendo la ramera araña.
Sobre la mesa, sin embargo, entre el desorden tenebroso de la mancha humana, destacaba la luz de una mujer con gesto serio -pulcro silencio- recordando la condición de asesino del paladín que comanda la horda bizarra.
Dos palabras, nombre y oficio, en un rojo desgarrado que bien podría provenir de las salpicaduras de la sangre de padre y madre cuando sus cuerpos reventaron por obra y gracia y bomba adosada a sus cuerpos. Sobre un cartón improvisado, escritura de brochazo, quizá un penúltimo suspiro del que, resignado, espera una justicia que no alcanza al asesino endiosado, una memoria que amarga debido a la confianza traicionada por el gobierno en una mala noche de póquer, una dignidad pisoteada por las bot... por las zapatillas Nike de los sans-cullottes de papá, gran reserva del nazionalsocialismo barretinado y el sempiterno complejo de quienes se proclaman justos.
Pero, ¡oh, mujer... el día del Juicio se acerca, y es inminente!
Regocijémonos, pues.
... y gracias.

---
La foto es de Dolça Cataluña.

No hay comentarios: