Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

11 oct. 2017

Nit de mocadors*


Lo peor es cuando has terminado un capítulo y la máquina de escribir no aplaude.
Orson Welles.

---
Si le dieran a elegir, Eric no lo dudaría un instante: de la infausta jornada del día de la independencia, pródiga en nerviosismos, tiempos muertos y cuidada coreografía, escogería la frustración de los conquistadores de Ítaca, ese nexstateofurope destinado a imperio que mil años dure.
Ha sido un fiasco no saber si empezó, si acabó, qué hay de la suspensión, cómo de legal es una firma en un mantel... ¡vete ya a tomar por culo con la guitarra, Siset!... se ha puesto mala noche, Lluïsa, ponte la rebequita que refresca y tira para la casa a ver quién recita en la tele pública el sermón.
La chufa se venía cociendo desde primeras horas de la madrugada. El despliegue y desmilitarización del Palau y alrededores a cargo de los perros armados del golpista, esas pantallas yendo y viniendo, los mensajes a la internacionalización hasta en la sopa y el retraso de Tontolaba-de-Mont -que algunos voceros de la Radio de las Mil Colinas arguyeron a una aparición mariana del deseado mediador-, confluyeron en la gran encerrona a los chicos y chicas de la tribu de la copa menstrual.
De un plumazo, con falsa cámara oculta y psicología inversa, la sociedad civil señorial de usos y costumbres quedaba desactivada; los cachorros de jarrai, sin músculo en las calles de un martes noche, vuelven a despatarrarse en el sofá de un garaje maldiciendo esa ley no escrita que impide hacer la revolución a la gente acomodada.
Queda la frustración, el rostro desencajado y la agria sensación de idiocia.
Tanta épica, Quimet. Estaba tan cerca. Pero ¡no llores!...
... volveréis a fracasar... ¡es tan barato en la sociedad del bienestar!

---
* Noche de pañuelos.

1 comentario:

Outsider dijo...

Me temo que ahí has dado en el clavo al referirte a la ley no escrita que impide hacer la revolución a la gente acomodada.

Pero lo que no dices es que ellos, eso ya lo saben. Y que el primer paso es el de quitar la comodidad a la gente. Partiendo de la crisis, y en el momento en el que parece que nos volvemos a acomodar, saltan las bisagras de la comodidad, las empresas se mueven (hasta aquellas que pertenecen a los propios lideres de la independencia) para provocar desconcierto, revuelo, pobreza y en definitiva incomodidad con la que facilitar esa revolución.

Solo aquel que no tiene nada está dispuesto a perderlo todo, y eso es lo que quieren. Que una gran masa no tenga nada para manejarla a su antojo. Nadie se dará cuenta de que pase lo que pase, antes de que empezase tenían más.

No es hora de confiarse en el estado del bienestar, pues siempre habrá quien esté dispuesto a tirarlo a perder.