Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

4 jun. 2017

Ya sabes nuestro paradero*


Ahí, el escudo del Reino de Navarra.
En él, las cadenas que el Rey Sancho VII, el Fuerte, arrancó del cuchitril en el que pacía el califa An-Nasir, rebanacuellos moro apodado Miramamolín el Verde.
A golpe de maza, el Rey Cruzado liberó a España de la servidumbre islámica.
Hoy, la traición consagrada por el nihilismo suicida de progreso europeo, afín a la claudicación pendiente y añorada, pretende sustituir el escudo... borrar las cadenas, eliminar las cabezas moras, las cruces y las espadas... en beneficio del trapo defecado por un borracho vasco, Sabino Arana, en honor a la perra preñada de la Pérfida, madre de oráculos, orientes y demás templos de escuadra y cartabón.
Hoy, mientras corre la sangre fresca vertida por los esclavos del profeta.
Corre la sangre... y más correrá... sangre de quienes no ven correr horchata por sus venas.

---
¿Quién soy...?
Sois nuestro rey, señor.
¿Tú tienes fe en tu rey?
Vuestros hombres, mi señor, os seguirán a cualquier final.
Cualquier final...
---
*Sala X.

1 comentario:

juan lanas dijo...

ojalá veamos más banderas navarras que la copia sabiniana de la union jack en los próximos sanfermines...