Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

3 abr. 2017

Cruda cebolleta


Manda la tradición que, llegándose la Primavera, durante uno de los sábados soleados del cambio climático de todos los santos, la hijos de la "nasió" de los mil años -pasados, presentes y futuros- se echen al campo para, entre vino de bota, cerveza helada, vermú negro, tabaco de liar, chiquillos, lo último en gafas de sol, sombreritos de punto peruanos y camisetas antisistema (capitalista) vendidas por la asociació nacionalista civil sin ánimo de lucro, darse el gustazo y comerse, embadurnados de salsa romesco, los tan afamados calçots.
Cebolleta cocida al fuego deslizándose gaznate abajo. Lubrícala bien, temerario.
Solicité un día de permiso. Siguiendo los cauces oficiales, comuniqué mi intención de abandonar mi refugio apenas unas horas, no más. Tras las convenientes advertencias, la Sala X accedió, y un servidor, mono bizarro, acicalado con una densa capa aceitosa a modo de escudo protector, se lanzó a la aventura.
No estaba preparado... nunca lo he estado... hay cosas para las que nunca se está...
- ¿Qué tal le van las clases al crío, Chipi?
- Oh... Muy bien, la verdad, pero llámame Siset, compréndelo. En la última tutoría, todo fueron alabanzas y buenas palabras. Estamos muy orgullosos, sí. Ya le he dicho que, de seguir así, tendrá la nueva XBOX.... Psss, ¿sabes quién es su profesora?
- Verás.
- Nekane, la de aquella mañana, saliendo de la level, ¿recuerdas?
- ¿Qué Nekane? ¿La de los billares?
- La misma. Deberías ver cómo se ha puesto, la jaca.
- No jodas. Pero si... ¿cómo se pasa de vender tripis a dar clases en el instituto?
- Degenerando, tío. Degenerando.
Llegado a este punto, no soy capaz de asegurar si la euforia que se expande en mi interior se debe a la birra o al éter respirable que flota en el mundo, pero la carcajada paranoide lucha por salir, abrirse camino, romper la coraza de hielo, implosión inminente.
La conversación sigue, pero todo se torna como de trapo.
- Muchas veces pienso en aquellos años.
- La nostalgia es un puñal de doble filo.
- Le da historia, nen. Es un coco. Siempre lo ha sido. Lo reconocen incluso los de ensenyament, colega.
- Alucino.
Porque Nekane, la última imagen que tengo de ella, aquí en la memoria, es durante uno de los amaneceres cuasi irreales de final de milenio, arreándole garrotazos al cabrón de mi colega Chipi -ahora normalizado al nivel c- andando paseo marítimo arriba, mientras servidor contemplaba la escena a través de la ventanilla trasera de un Ibiza que circula a cámara lenta... y ahora es profesora, y va con el flequillo a cuchillo, cubalitro menstrual e ingeniería social a destajo, que paga el Estado, ese ente regenerador.
Cabía la posibilidad de la duda, pero...
- Pues sí, colega. Ahora están dando los reyes de cuando los moros y los cristianos... esas cosas... pero lo hacen recitando y haciendo juegos de manos. Para no influir en los chavales con tanto estudio y estudio y machaque, y deberes, y exámenes. Aprenden jugando: no sé cuándo organizan una representación de disfraces -Laia te lo dirá- y tiene que ir disfrazado del septuagésimo segundo molt honorapbla president de la generalitat...  y demás cosas así, como de fiesta. Total. Además, lo dan en inglés. ¡En inglés! La Historia del Estado Español, en inglés. Joder, tío, la Nekane esta y las vueltas que da la puta vida.
A quienes no gocéis de la virtud, deciros que esa flojera intestinal es un efecto secundario de tanta cebolleta. Es normal, aunque sintáis cierta náusea.

---
No pensaba decir todo lo que siento.... pero...

No hay comentarios: