Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

16 nov. 2016

Nos / caos


Los dos principales enemigos de la sociedad libre o de la libre empresa son los intelectuales, por un lado, y los hombres de negocios por el otro, y por motivos opuestos. Todo intelectual cree en la libertad para si mismo, pero se opone a la libertad de los demás. Cree que debería de haber una oficina de planificación central que establezca las prioridades sociales. El empresario es justo lo contrario. Todo empresario está a favor de la libertad de todos los demás, pero cuando se trata de él la cuestión cambia. Él es siempre el caso especial. Él debería tener privilegios específicos del Gobierno: una aduana, esto, aquello...

Milton Friedman, a los diez años de criar malvas, sigue sonando actual. 
Hay cosas que nunca cambian.

2 comentarios:

Maribeluca dijo...

Cuánta razón...

Javier Tellagorri dijo...

Eso mismo sigue sucediendo, sí.