Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

29 nov. 2016

Clandestino


A primera hora de la tarde empezó a percibirse algo extraordinario. Los primeros que lo notaron fueron los que entraban a cada momento en la gran cámara, pero guardaron silencio, pues ningún se atrevía a participar su preocupación a los otros. A eso de las tres, el hecho fue tan evidente, que la noticia corrió por la ermita y se extendió por todo el monasterio, sorprendiendo a la comunidad entera.
Pronto llegó a la ciudad, causando honda impresión a creyentes e incrédulos. Éstos se alegraron, y algunos de los creyentes se regocijaron más todavía, pues «la caída y afrenta del justo suele producir satisfacción», como había dicho el difunto en una de sus lecciones.
Lo sucedido fue que del ataúd empezó a salir un olor nauseabundo y cada vez más insoportable. Sería inútil buscar en los anales de nuestro monasterio un escándalo semejante al que se produjo entre los mismos religiosos cuando el hecho se comprobó y que en modo alguno se habría producido en otras circunstancias.
---
Así pues, el juicio de Dios no coincide con el de los hombres.
Los hermanos Karamazof, de F. Dostoyevski

En los velatorios, más si el cuerpo está revestido de un halo de gloria, siempre acude a mi mente la imagen de Zósimo, el starets de Aliosha.
No tendrá la misma chanza que la anécdota del día, pésima también, que viene al caso del frustrado viajecito del hacedor de paces -Otegi- a una fúnebre Cuba -hoy la peste a muerto es insufrible- debido a la prohibición useña de que sobrevuele sus propiedades.
Por pertenecer a una panda de terroristas.
Ahí es nada.
Cosa seria, no como en el reino de reinos de la vieja piel de toro, donde siempre hay un pelele que eche polvos de talco en el culito irritado de la audiencia para, apaciguado el agravio y blanqueado el tiro en la nuca y la bomba lapa al paso del furgón policial, la hediondez del terrorismo deje de atosigar el placentero sueño del español modernillo de mierda, ése para el que la ETA lucha por la "democracia", Fidel es un "héroe" a imitar y Occidente -nosotros con nuestras leyes burguesas- es culpable de las atrocidades habidas y por haber, como una plaga que arrasa las cosechas siempre verdes de la Pachamama al rico jugo de LSD.
¡Pobre meón, La Habana no será una fiesta!
Por culpa de los malditos imperialistas no rememoraréis in situ esas jornadas hermanados en el titadyne, las ejecuciones de fin de semana en la vieja cabaña... echar la vista atrás y pensar en los años pasados, en el viejo sueño revolucionario de los sesenta, la camaradería de tantos y tantos terroristas acunados a la sombra del Padrecito de los Pueblos, que a todos os hermana...
Maldita legalidad... 
¡Fascista!