Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

1 jul. 2016

Carta abierta


Sra. Alcaldesa:
Soy María Eugenia López de Lamadrid Satrústegui, mujer de Agustín Muñoz-Grandes, Soldado de España.
En estos días mi familia se ha visto sorprendida por una noticia muy poco grata: Su comité para la Memoria Histórica quiere quitar a mi suegro, junto a otros dignos españoles, los honores que la ciudad de Madrid le concedió.
A él ya no se los pueden quitar pero a la historia sí...
Yo soy catalana, vasca y cántabra.
Los últimos años de la vida en activo de mi marido los pasamos en Sevilla... me enamoré de esa tierra y de sus gentes.
Una cosa que me encantaba es que cuando te presentaban a alguien, muchas veces te decían: "ese es buena gente".
Pues bien, mi suegro era... buena gente
Siento decir que su grupo de investigación de la memoria histórica, no me parece tan buena gente.
Hace 50 años que estoy casada con Agustín y siempre, siempre, según iba ascendiendo en su carrera, le he oído decir: "Mandar es servir"
Y servir es servir a todos, es cuidar a todos, es preocuparse por todos.
Y servir también es querer... y enseñar.
Enseñar, por ejemplo, el perdón y no el odio.
Enseñar a respetar al que no piensa como tú y aceptar la diferencia sin rendir tus valores.
Enseñar que la historia no se borra ni se cambia pero que siempre se sigue construyendo.
Enseñar a mirar al futuro y a construir un mundo mejor donde quepamos todos.
Desgraciadamente, hay mucha gente que piensa que mi suegro y la División Azul fueron nazis. Es historia que lucharon junto a los alemanes, pero también es historia que, en el juramento que antes de entrar en combate la División prestó en Grafenwöhr, quedó clara su misión de luchar exclusivamente contra el comunismo.
Y también es historia que mi suegro fue distinguido, por la bravura de sus hombres, con la más alta condecoración del ejército alemán.
Pero lo que poca gente sabe, y también es historia, que los más significativos enemigos de Hitler: Eisenhower, De Gaulle y Adenauer, le distinguieron mas tarde con muy altas condecoraciones.
Sra. Alcaldesa.
Yo le pido sinceramente: respeto y refuerzo para cerrar heridas y desterrar el revanchismo.
Nos lo merecemos todos...
España se lo merece...
Mª Eugenia López de Lamadrid Satrústegui de Muñoz-Grandes.

---
Extraído del blog del General Dávila.

2 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Demasiado seuave me parece la Carta de la nuera del Capitan General Agustín Muñoz Grandes. Fue un militar intachable que nunca se significó politicamente en nada, y sí demostró ser un gran militar que dejó boquiabiertos a los generales de las divisiones alemanas en el frente ruso.

Herep dijo...

Los militares de la talla del Capitán General Muñoz Grandes ya no se estilan en esta España en decadencia. Ahora la moda la marcan los tipejos como el ex-criado de la Ministra Chacón, JEMAD florero de cuerpo entero, y su prédica del "otro mundo es posible" donde los militares cargen sus armas con flores y el honor y el deber queden reservados para las películas (malas) de la pseudoindustria nacional.
O tempora...