Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

27 mar. 2016

Satisfaction


En la Sala X del Cuartel General del Ejército de los 12 Monos, tras mucha deliberación entre humo y vinos espirituosos, no hemos alcanzado el acuerdo. Somos incapaces de decidir si la expresión "cuanto más viejo, más pellejo", es el estribillo de una canción tabernaria, un dicho añejo parido durante el Siglo de Oro español o un refrán del romancero viejo, nuevo o gitano, pero atendiendo a la pasada visita de los Rolling Stones a La Habana del Coma-Andante, la susodicha sentencia viene que ni pintada.
Y no ha de ser porque la banda inglesa de la presuntuosa lengua babosa... de la que jamás fuimos seguidores... esté derritiéndose como la cera de un cirio demasiado tiempo encendido, fundiéndose la carne de sus rostros cubistas y licuándose la escasa masa encefálica superviviente a la sobredosis de basuco y sífilis, no. La edad, que no pasa en balde para nadie, nada tiene que ver con el pellejo de piel muerta que arrastran por el suelo como las colas de los vestidos de las novias de postín, lamiendo el polvo del camino alrededor de mil escenarios repartidos por cualquier rincón del mundo mundial bajo la adulación y admiración de grandes y pequeños.
El pellejo, moraleja de la vejez edificada a base de sexo, drogas, rulos de billetes de cien y caídas del cocotero, es símil de la maldad de sus satánicas majestades, antaño rebeldes de pantalón pitillo marca-paquete, hoy meros colaboracionistas de la progrez del canto gregoriano del "otro Mundo es posible" repleto de oportunidades también en la Cuba de la dinastía dictatorial siempre y cuando sepas doblar el espinazo al estilo Obama, premio Nobel de la Paz... del corral del cerdo Napoleón, donde todos los animales son iguales, aunque unos siempre han de serlo más que otros.

Satisfacción, cantan los perros del bótox y la náusea, y los parias de la tierra danzan... danzan... danzan, malditos.

2 comentarios:

Agustin dijo...

Yo le perdono ese pecado de senectud a los endemoniados Rolling Stonen,por su gran concierto en la Habana.Menudo cable le han echado a Obama,jejeje,saludos,

Herep dijo...

Es loable tu perdón, Agustín, pero a mí todo lo que hace referencia a los "diabólicos" me produce urticaria.
Un abrazo.