Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

21 feb. 2016

Revisionando


Veréis, en los últimos estrenos de la máquina de crear voluntades que es el cinema, infinidad de alusiones a lo bondadosos y desinteresados que fueron, son y han de ser en el futuro de la humanidad todo los ingleses paridos por la Pérfida.
Comprobaréis, en las postreras cintas del séptimo arte ilusorio, cómo los casacas rojas, surcando los siete mares a bordo de sus rápidas fragatas interceptadoras, persiguen y ponen en fuga a los más sanguinarios piratas, Jack Sparrow el principal de ellos. No han de escatimar esfuerzos en la cruzada contra el crimen, sin regatear sangre de marino inglés, todo por la reina y la commonwelth de naciones libres, independientes y soberanas.
Hijas lustrosas frescas como rosas silvestres, jóvenes aventureros nacidos en un barrizal dickensiano, el tópico comodoro estirado y de excelente vocalización victoriana no falto de fino humor reversible... y la bandera de la unión ondeando en el pabellón de la naviera real de la satrapía, hoy disfrazada con las sedas de una dignificada policía de los mares gracias al milagro del celuloide y los efectos especiales.
Pero no conviene engañarse, Monos: por mucho que la Reina se vista de seda, pirata se queda; no existe hechizo ni ilusionista que pueda transformar la náusea en virtud, el día en noche, en paladín de la jurisprudencia internacional al sempiterno corsario inglés, ladrón en cualquier rincón del océano por los siglos de los siglos, anglicano amén.
La postrera muestra: las negociaciones de Isla Tortuga, refugio de la bucanería europea en pleno, donde los garantes ingleses de la ley y el orden, haciendo buena la fama labrada por las cámaras y la oscarizada industria de la revisión histórica, han escenificado su buena voluntad para con los habitantes de su terreno ocupado... esa Europa arrodillada, tierra de sumisión y cobardía, siempre a expensas de la voluntad del héroe inglés, complaciente y misericordioso, y su falsario halo de gran potencia mundial.
Mañana, los hijos de la Pérfida volverán a reírse de los serviles y crédulos borregos del continente. De nuevo, el saqueo y la violación se revestirán con los tintes del desinterés y la búsqueda del bien común a todos los habitantes del barrizal europeo de naciones asimétricas, donde unos siguen atesorando privilegios y alabanzas, y otros, como nosotros, súbditos de la desnortada vieja (y seca) piel de toro... antaño garante de la Europa hoy secuestrada... debemos conformarnos con arrancarnos los pelos gibraltareños de nuestra barba rajoyana.
Oh, Europa, Europa....

2 comentarios:

Old Nick dijo...

Bien EXPRESADO Querido HEREP. La Pobre E Ignorante Gentecilla Que Nos Rodea, Nunca Creerá Que De La MALDITA ISLA Y LOS MALIGNOS PIRATAS QUE LA PUEBLAN UNIDOS A SUS "PRIMOS COLONIZADOS DE LA DEMOCRÁTICA TIRANÍA", SIGUEN DIRIGIENDO EUROPA DESDE QUE MACHACARON ALEMANIA Y EL RESTO DE PAÍSES A BASE DE BOMBARDEOS TERRORISTAS Y GENOCIDAS"...
A La Vista Está Que Cada Vez Que EUROPA Ha Intentado De Verdad No Ser "UNA REUNIÓN DE TENDEROS Y USUREROS", Han Montado LAS "CONDICIONES NECESARIAS PARA QUE SIGA ESCLAVIZADA Y ENTONTECIDA".
A Los HECHOS ME REMITO.
Un Fraternal Abrazo.
Un Brindis POr Una EUROPA DE NACIONES LIBRES, SOBERANAS, FUERTES Y ASOCIADAS, QUE NECESITA LA ESCOBA DE ASMODEO
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Herep dijo...

La Pérfida basa su modus vivendi en parasitar el continente europeo para que este no pueda gobernarse por ellos mismos. Las islas inglesas, como un satélite maligno, han orbitado durante toda la historia alrededor de Europa interfiriendo en sus decisiones, poniendo palos en la rueda de la fraternidad y creando la falsa apariencia de dependencia... pero a los burócratas europeos ya les va bien esta situación, Old. Ellos tienen cuentas pendientes en la City, beben de la alegría que se cueza en la City, y, como buenos políticos 3.0, puedes contar con los dedos de una mano aquellos que se preocupan más por el bien común de los europeos que por el tamaño de sus carteras.
Las Naciones libres y soberanas que mencionas vendrán, volverán, pero para llegar a esa regeneración es necesaria la catarsis de la escoba de Asmodeo.
¡Que venga pronto, Old!!
Un abrazo, buen fin de semana y arriba esas copas.
¡Riau!¡Riau!