Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

13 feb. 2016

ONU, calle Herodes

La masacre de los inocentes, de Dionigi Bussola

La Gran Ramera ha vuelto a cantar con su voz de sirena.
La camada de ratas que campea por los salones de elevados techos y salomónicas columnas sitos en la babilonia neoyorkina dictamina que el aborto es un derecho humano, y que tengan cuidado quienes osen contrariar su santa palabra, verbo de naciones que churrascan infieles, prostituyen poblaciones a la orden del líder, reeducan a la disidencia en cárceles siberianas o hacen fortuna pagando petróleo con alimentos.
La Gran Ramera tiene derecho de veto... también sobre la vida, infelices.
¡Seréis ilusos!

---
Nunca, ni siquiera ante un ruego, administraré algún veneno letal como tampoco daré tal consejo; y nunca daré a mujer alguna supositorio para que aborte. Hipócrates
---
Terrence Malick, en la Sala X, dando lecciones de vida.

4 comentarios:

Diógenes de la Cueva dijo...

Y dicen que la Gran Ramera es la Libertad. Y que trae la luz... será la de su cubil en el lupanar.

Agustin dijo...

Herodes siempre haciendo caja.Hoy toca a Siria,los crios como monedas de cambio,nada nuevo,saludos,

Herep dijo...

Kakofi "petróleo por alimentos" Annan está más que liberado, Diógenes, uno de muchos.
De la luz a la que te refieres, nada... escasea en ese antro.
Un saludo.

Herep dijo...

Un mundo cruel, Agustín.
Nada nuevo, verdad.