Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

20 nov. 2015

Réquiem


20 de Noviembre.
Otro más, y como suele ser habitual llegada esta fecha, hasta de debajo de las piedras aparecen los fariseos cuyo único trabajo en este azul mundo es vilipendiar a los muertos, embrutecer su memoria o utilizarlos como blanco de las frustraciones pasadas, que son muchas e inquebrantables.
Sea joven, sea un saco de mugre arrugada, haya vivido en carestía clandestina o opulencia afín al movimiento, los cuchillos están afilados, la mirada ensangrentada y el rabo... diabólico rabo... ceñido entre las piernas.
Por no mencionar a quienes dejan tan solos a los muertos... tan olvidados, los muertos... sollozando, los muertos, a la espera de una defensa que jamás ha de llegar, por estigmatizada.

Desde el Ejército de los 12 Monos, un pensamiento por los muertos por España...

Es verdad. Ellos lo tienen todo. Todo menos la razón. Francisco Franco
Una Nación es una unidad de destino en lo universal, y esa unidad se llama España. José Antonio Primo de Rivera.

... y una vela...

La historia sería maravillosa si fuera cierta. León Tolstói.

... por todos esos españoles pobres de espíritu que, enmarañados en la patraña tejida por los fariseos en sus iluminados palacios, andan perdidos en la oscuridad de la negra noche.

Descansen todos en paz.

4 comentarios:

José Luis de Valero dijo...

Gustavo Adolfo Bécquer ya auguró en su Rima LXXIII : ¡Dios mío, qué solos se quedan los muertos!,….y yo añado que casi un millón de españoles además de solos, se libraron de la amargura de saber que su muerte fue inútil y no había servido para nada. Simplemente y con el correr del tiempo, para generar más odio y enfrentamientos.

No sé quién coño dijo: “A los españoles no se les puede dejar solos”
Un abrazo para ti y una oración por todos ellos.

Agustin dijo...

La muerte como un buen motivo,para reflexionar sobre nuestra impemanencia terrenal,saludos,

Herep dijo...

Muy solos, José Luis. No es de Bécquer ni tiene la carga moral de la obra del poeta, pero hay un refrán que todo españolito de a pie conoce: El vivo al bollo y el muerto al hoyo... y así nos luce el pelo, abandonados entre las nieves de la nada.
Un saludo.

Herep dijo...

España no es país para reflexionar, Agustín.
Ni vivos ni muertos.
Un abrazo.