Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

15 oct. 2015

Ricos y plenos


... endarrera aquesta gent, tan ufana i tan superba...
... que tremili l'enemic en veient la nostra ensenya...
... quan convé seguem cadenes!

¡Bon cop de "bastó", alcaldes de la terra,
bon cop de "bastó"!


La mañana prometía tras una larga noche de vigilia. Pañuelito de seda bordado en la diestra, antorcha en la siniestra, oraciones pagano-republicanas y canciones prohibidas tocadas con chirimías catalanas prohibidas al más puro estilo Braveheart de la Tramontana. 
Con los primeros rayos del amanecer... amanecer de los muertos... riadas de sombras acuden al cementerio a rendir pleitesía ante la tumba del mártir supremo, primero de una larga lista de agravios que son llagas supurantes en la piel del pueblo fiel. Los arrabales se llenan de autobuses surgidos de la nada de la sociedad civil, ondean las banderas, vuelven los pañuelos victoriosos, los apretones de manos, el aroma sutil del perfume que recuerda... no sé... me esfuerzo, pero ¿a qué recuerda, Monos?
Un desconocido grita "¡President!", la marabunta responde "¡Presente!"
La banda de honor de la guardia pretoriana, de gala, entona el la versión normalizada del virolai.
Hay desmayos entre los desmemoriados ancianos.
El Mesías ora, levanta el brazo con sus cuatro dedos rígidos, llegó el momento de cruzar el Mar Azulón del fascio, hijos del agobio. Seguidme, murmura, y el ejército de los desheredados se pone en marcha, siempre fieles, president... ¡Presente!
La mañana prometía, Monos, y las predicciones se cumplen: frente al tribunal que ha de presidir el auto de fe, mil millones de ciudadanos oprimidos que aún conservan en sus pieles las pintadas vergonzantes con las que sus despiadados amos cubren las cicatrices de los latigazos de la vejación histórica. 
Llovizna; la infinidad de medios de comunicación que han acudido a dar testimonio del espectáculo se apresuran tapando sus equipos radiofónicos con plásticos y bolsas negras de basura, pero pronto el desespero se esfuma...
... el mártir llega, andando majestuoso por la avenida del cadalso, paso a paso camino de la gloria, al alcance de la mano, solo restan un puñado de peldaños, siente a sus espaldas el aliento de la voluntad de toda la tribu hacinada a sus pies, saludándole, tomando fotografías del instante preciso, el segundo mágico, el acto con mayor trascendencia histórica de sus paupérrimas vidas.
Ciento cincuenta mil bastones de mando se alzan formando el pasillo de honor.
Que tiemble el enemigo ante la magnificencia de nuestras armas, President.
Hete aquí los alcaldes de la tierra prestos al sacrificio...
... dispuestos a inmolar las públicas soldadas, los democráticos privilegios, las haciendas, las dietas, los coches oficiales, las secretarias siliconadas y las asistentas filipinas.
Buen golpe de bastón, President

... y la servidumbre, pañuelo en mano, entonando un no sé qué de segar cadenas.

---
Exacto, ahora se percibe bien el perfume...  todo tiene olor sepia... caduco... a vergüenza y náusea.

6 comentarios:

Old Nick dijo...

Qui les Donen Per El CUL E Les Tallen Els Couillons A Tots Con Un Bon Cop De FALÇ, Querido HEREP.La HIJOPUTEZ PROSIGUE HASTA QUE EL ASUNTO ESTALLE Y SE LOS LLEVE A TODOS, AL INFIERNO.
Un Abrazo GENIO.
Un Brindis Por La LIMPIEZA TOTAL
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Javier Tellagorri dijo...

Y toda esa bandada de murciélagos, con bastón o sin él, desaparecerían en cuanto llegara una pareja de la "guardisibiles" a detener al señorito-chorizo.
Ni Casanova lo va a salvar de pasar el resto de su vida en el ostracismo.

Agustin dijo...

Cuando la cuestion economica les toque el bolsillo a los de siempre,sera cuando muchos guardaran sus esteladas y demas artificios tiempo al tiempo.Claro que los promotores de este timo estaran bien lejos,saludos

Herep dijo...

Sí que tiene que estallar el invento, Old. No existe otra opción atendiendo a los acontecimientos y las desventuras de esta tierra dejada a su suerte, que parece estar ligada a los mangutas y los mayores sinvergüenzas que hayan rumiado sobre la faz de la tierra.
Espero que, rumbo al infierno de Asmodeo, no se pierda ninguno.
Un abrazo, Old, y un brindis por la limpieza en seco.
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

Mire, don Javier, justamente hoy aparecieron los "guardiaciviles" por las puertas de CDC a la caza y captura del destructor de papeles, y tanto tiemblan según que piernas que toda "cagaluña" parece sacudida por un terremoto.
Imagínese qué podría suceder con un pequeño pelotón de uniformados.
Un saludo.

Herep dijo...

Eso será otro cantar, Agustín, aunque los hay que están tan cegados que seguirán con la cantinela del "España nos roba" y demás. Siempre ha sido más fácil culpar a los demás de las carencias propias.
Un abrazo, neozelandés.