Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

18 dic. 2012

El futuro se acaba aquí




Estaba apuntando en el cinturón del uniforme la última de las imaginarias cuando, sin quererlo, contemplé una de las muchas tertulias televisivas que revolotean por el miserable panorama televisivo español y, como un dardo venenoso lanzado por una cerbatana tribal, una frase escupida por ese tertuliano sentado a la mesa se me clavó en la parte superficial del cerebro… rígida, firme, infinita.

Poco a poco, sin apreciar el sutil efecto, esa saeta emponzoñada fue infectando mi mente, corrompiendo la masa encefálica hasta que, desde la superficie, el ancestral veneno carcomió lo más íntimo e interno de mi pensamiento, deformándolo, contorsionándolo, sacudiéndolo como un terremoto grado 9 en la escala de Richter.

Y decía así, el profeta… “Tal y como sucederá con el Partido Republicano en los USA, la derecha española, después del Partido Popular de Mariano Rajoy, jamás volverá a ganar unas elecciones en este país. Jamás.

Y el cianuro dialéctico, lejos de ennegrecer la gris materia hasta convertirla en una masa espongiforme, obró de forma totalmente contraria, limpiando el polvo acumulado durante estos últimos meses. Arena suspendida en el aire, encrucijadas en el camino, senderos que anuncian luces al girar la esquina… la esperanza, debilidad humana convertida en hija ultrajada en esta España nuestra, voló… se marcho lejos, escapando a través de una ventana abierta… siempre abierta… que, una tarde de no hace mucho, dejé así a conciencia.

Rodeado de corderos, comprendí hará algunos años que el rebaño no era ese sitio tan seguro del que hablaban los libros modernistas editados en serie por las cadenas quirúrgicas del pensamiento progresista. La masa… el rebaño camino del matadero… no fue parido para pensar. Su objetivo, su motivo último, es obedecer, acudir a la voz del pastor presta, unida… esquivando las dentelladas de los perros mestizos sin salir nunca de la circunferencia dibujada. Los actos de rebeldía, manifestaciones, quedadas, perogrulladas con disfraz o a pelo… las “meadas fuera de tiesto”… con o sin causa… no son más que pequeñas pataletas que el Padre consiente para que el mocoso, antes de dormir a pierna suelta, se crea que es él quien lleva los pantalones… con dos cojones bien peludos y bien negros.

Muchos siglos moldeando el Sistema para que este, a las primeras de cambio, caiga, Monos. No. Ni por asomo es tan fácil el entuerto, soldados.

Podríamos discutir cuándo se sentaron las bases de este “teatro de los sueños” aquí, en España, o a nivel mundial… pero poco importa eso ahora mismo. ¿El magnicidio de Carrero Blanco? ¿La Transición? ¿Con la II Guerra Mundial? ¿Antes, quizá? La próxima noche de helada, alrededor del fuego de la Sala X, podemos discutirlo, si queréis. Estaría bien, sí señor…

… pero seguro que nadie discute la existencia de este Mátrix metafísico en el que vivimos. Esta realidad extraña… un Mundo Raro… en el que unos deben mantener a otros con el sudor de sus frentes, el dolor de sus espaldas, el llanto de sus hijos. Una sociedad en la que se prima la vagancia, la corrupción, el parasitismo… donde cuatro trabajan para mantener a cien don Juanes de barra americana, intelectuales del zafio piropo callejero, la navaja de siete muelles y la agresión personal en nombre de los tan muñidos “derechos adquiridos”.

Una jauría en la que el esfuerzo es menospreciado, vilipendiado, enterrado vivo bajo la consigna del “progresa adecuadamente”, con una juventud que presume de preparación mientras se pudre en los parques municipales… los “Lunes al Sol”, eh, Bardem… o que, peor aún, chapotea feliz en las aguas del complejo de Peter Pan, tan de moda últimamente, mientras cuenta tríos o dobles parejas en la cafetería de la Universidad comarcal de turno. Gratis total, amigo… Que paguen los romanos que para eso tienen el pecho de lata.

Si miras tu reloj, seguramente digital… a no ser que seas un sindicalista y puedas presumir de Rólex… verás cómo los segundos, impertérritos, van corriendo. El dos, el tres, el cuatro… quince, veinte, cuarenta… El Tiempo corre, Monos. Todo Evoluciona, menos el pensamiento progresista. ¡Gran contradicción, soldados! Enorme contradicción. A pesar de lo meloso del vocablo… Progresismo… este está atascado, parado, muerto… y cualquier cadáver, con el paso de los segundos… cincuenta, cincuenta y cinco… cincuenta y seis… acaba apestando, emponzoñándolo todo con su putrefacto hedor.

La Negra Peste, aka Socialismo, se expande tal y como dijo Marx. Ese viejo fantasma que antaño recorrió Europa, modernizado como mandan los cánones del s. XXI, recorre el planeta a lomos de su iPhone, bien cargada su batería de manipulación, demagogia y cinismo. Litio, aluminio inoxidable, plutonio en barra… pero el mismo arcaico y siniestro mensaje. Ricos contra pobres, burgueses contra parias, plebeyos contra patricios…

Miseria igualitaria para todos.

El Sur español… esa tierra magnífica, repleta de posibilidades para todo aquel que mire más allá de sus narices… lleva décadas sumido en el espejismo. ¿Para qué trabajar, luchar, esforzarse… sacrificarse… si hay otros que lo harán por nosotros? ¿Para qué, Monos? ¿Para qué intentar ser ricos… de espíritu o de obra… si como mejor se vive es siendo pobre? Seamos pobres, señores, y que ellos nos paguen la fiesta. Que ellos nos paguen el médico, la insulina, la prótesis de cadera, pene o mamas…

Ellos… ellos… ellos… Los ricos. Los malditos millonarios. Esos que, a la muerte del padre, deben empeñar la otra media vida que les queda para poder hacer frente al impuesto de sucesiones… ¡Burgueses, pagad!... justo en el momento en el que, casualidades de la vida, comprenden que esos ricos que tanto despreciaban eran… eran ellos, pobres infelices.

Como siempre, alguien debe pagar la fiesta de los demás.

La Sanidad, la Educación, las pensiones, matrículas, abonos futboleros, cuotas del gimnasio, cigarrillos, cañas, mariscadas… ¿por qué malgastar mi tiempo en pro de algo mejor cuando el pastor nos lo garantiza “por ley”? ¡Socialismo o Muerte!... y, como dijo aquel inglés tan famoso por bombardear Desde entre té y pastas, acabareis, en vuestro zurrón, con lo uno y lo otro.

No se conoce otro futuro para las ovejas.


Hoy, a punto de despedir este 2012, muchos desgraciados se preguntan si acabará el mundo, mientras se ríen… o maldicen… a aquellos que, disponiendo de sus haciendas, construyen bunkers ante el hipotético acto. Yo, Herep, Comandante en Jefe de El Ejército de los 12 Monos, puedo aseguraros que el Mundo no va a acabarse. Mañana… el día 22… seguirá girando ajeno al resfriado que lo atenaza…

… pero el Hombre, la Humanidad, el rebaño insignificante en la inmensidad del Universo… él sí tiene los días contados, Monos. Quizá el próximo viernes, el virus mortal aniquilador con el que nos dimos a conocer… O tempora, o mores… empiece su maratón de boca en boca, de oreja en oreja, de fusil en fusil… y, en un suspiro insignificante, antes de que podamos apreciarlo, el veneno… el cianuro… se apodere de todo como las palabras del contertulio desconocido zarandearon mi conciencia hasta despertarla de su letargo.

Pero esos dardos no son un veneno, Monos. No. Son una Esperanza, soldados. Una Realidad que nos anuncia la  futuraTormenta, única escoba capaz de barrer toda la inmundicia que nos rodea.

Esa Esperanza que todas las mañanas, al abrir los párpados, dibuja una sonrisa en mi rostro. 

La Salvación. 

La Resistencia.

La Refundación.


---
NOTA. Todo lo demás está perdido, Monos. Siempre lo estuvo. Quizá nosotros, aún a sabiendas, también lo estemos. Sea como fuere, será nuestra decisión. Libre de rebaños.

10 comentarios:

CASASREALESDESNUDAS dijo...

De ahí que tengamos que andar siempre en sentido contrario al del rebaño, intentando formar manada y arremeter en estampida contra las alambradas y recintos acondicionados por aquellos pastores sin zurrón pero con sendas carteras de piel.
Un abrazo Herep y ¡Felices Fiestas!

Zorrete Robert dijo...

Bueno Stalin decía de si mismo; nosotros somos progresistas, ni esto ni lo otro ni lo de más allá, progresistas y nada más y se enfadaba mucho cuando empezaban que si marxistas, que si leninistas y esas poyadas. Ser progre es eso no atarse a ninguna ortodoxia, programa o expectativa generada o prometida.

Te diré lo mismo que en "El Padrino I" el consiglieri a Michael Corleone; no te preocupes Michael esto pasa cada seis o siete años, hay que eliminar la mala sangre, mientras le pasaba un 38 especial corto con el gatillo suavizado y listo para la faena. El ruido se lo he dejado, cuanto más ruido haga el disparo mejor, así todos se quedan paralizados, le dice jajaja. Lo que saben estos mafiosos.
Saluditos.

Reinhard dijo...

Amigo Herep, y también resto de tertulianos de vocación, como lo que en verdad se acaba es el mundo, vengo a despedirme. Lástima que esto se acabe sin que Jose Mari Aznar no llegue a los dos millones de abdominales diarias y los nacionalistas se les escapen vivos. En fin, agur, aunque si eso,nos vemos el 22.

Candela dijo...

Todavía hay corderitos preocupados por si muere su pastor, ya sea de derechas o de izquierdas y, mientras discuten entre ellos para mayor gloria de sus respectivos líderes, estos, les traicionan.

Tiene que llover, a cántaros.

Old Nick dijo...

AMÉn A TODO, HERMANO HEREP.
Si Mañana,21, Día Del SOLSTICIO DE INVIERNO, De Este Año Asqueroso, El Mundo O "El MODELO DE MUNDO" Se Vá Al Carajo, Será LA ESCOBA DE ASMODEO La Que TRaiga Tras El PIFOSTIO QUE SABEMOS QUE VENDRÁ, La Desaparición De Tanta GENTUZA IRRECUPERABLE...
Y Si No, A Seguir El COMBATE Y A Celebrar Como Se PUEDA El Final De Una ERA y El Comienzo "DE LOS NUEVOS TIEMPOS"...
Un Abrazo Genio.
Un Brindis Por LA JUSTICIA IMPLACABLE
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Herep dijo...

Sí, casasreales... siempre nadando a contracorriente. Es cansado, la verdad pero, como sucede con el salmón, está en nuestros genes.

Un saludo para vos... y que tenga unas felices fiestas!!

Herep dijo...

Dicen que la prostitución es el trabajo más antiguo que ha desempeñado la Humanidad. Yo, al contrario, creo que ese galardón no lo tienen las lumis, sino los mafiosos.

Lo que me trae a la memoria otro supuesto discurso de Lenin en el que se decía que el Poder, si no estaba acompañado del Terror, no era Poder.

Un abrazo, Zorrete.

Herep dijo...

Reinhard,

Como tenga la suerte de acertar el Gordo de la lotería, te aseguro que ya no me veis más.
Se acabó este Mundo para un servidor.

Pero como de ilusión no se come, nos veremos el 23.

Un saludo.

Herep dijo...

Sí que va a llover, sí, Candela.
Como predijo Bob Dylan...https://www.youtube.com/watch?v=-ZsweuaqAf8... a cántaros.

Suerte que algunos, previsores, ya tenemos el chubasquero preparado mientras algunos se entretienen contando nubes.

Un abrazo.

Herep dijo...

Muchos de nosotros seguimos esperando ese "nuevo amanecer", Old. Con suerte, la predicción de los mayas nos lo traerá.
Estaría bien, ¿no? Un poco de limpieza general y generalizada no vendría mal a esta pocilga en la que nos tocó vivir.

Tampoco es pedir tanto, creo yo.

Un abrazo, Old. Brindemos por esa Justicia implacable donde quiera que ésta esté.
¡Riau!¡Riau!