Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

7 oct. 2012

Mi nombre es John Connor



A las 05:00h del 9 de Marzo estalló la Guerra.

Fue rápido. Destructivo. Se levantaron enormes olas de polvo y el mar hizo añicos todos los rompeolas. Con las primeras luces del alba, un resplandor que no provenía del Sol volatilizó cuatro quintas partes de la población mundial. En un chasquido. Carne convertida en polvo y aire transformado en humo.

Seis horas antes, en el Cuartel General del Alto Mando Estratégico de la OTAN, el Almirante Sullivan, último… y único… responsable presente en el bunker del subsuelo y, por lo tanto, responsable máximo de la Defensa, había decretado DEFCON 1 ante la crisis en el mando y las comunicaciones.

El Caos precedió al Caos.

Dicen que el destino no está escrito… que todos los días, con la fuerza de nuestros pasos, somos nosotros mismos quienes vamos dándole forma. Todo según nuestras intenciones y anhelos.

Ahora muchos ya no podrán decir nada.

Cuando era joven vivía en un pueblo del medio oeste. Tranquilo. Armonioso. Entrañable. Poco a poco la sociedad fue entrando en un estado de apatía y conformismo que, al final, acabó por impregnar la idílica atmósfera de mi tierra. El Arte, la Ciencia, la Política… todos los logros del pensamiento occidental frenaron su evolución de golpe y la inercia, esa fuerza física y metafísica, hizo el resto.

Occidente se dio de bruces contra el muro y, perdido, levantó allí su aldea póstuma, cimentando los pilares con hormigón de conformismo, relativismo, buenismo y Muerte.

Pero la situación se mantuvo en DEFCON 5. Un luminoso DEFCON 5. Un civilizado DEFCON 5.

Todos los líderes del Mundo Civilizado se fumaron un puro mientras en los avances informativos no paraban de aparecer imágenes de personas ardiendo o vilmente masacradas en sus hogares de culto. Mientras muchos asistían al crecimiento de la bestia totalitaria en las alcaldías, esos mismos dirigentes malgastaban el tiempo aprendiendo idiomas con nocturnidad y alevosía, discutiendo naciones, inventando razas, releyendo prensa deportiva.

Entre puro, farlopa y mujeres de plástico por dentro y por fuera.

Todo cambió en 2008.

El teatro de sueños que habían construido se vino abajo por obra y gracia de unos fajos de papel pintado que la Sra. María intentó retirar del banco. El dinero no estaba. Era aire… y, tirando del hilo, se descubrió que todo era aire. Corrientes invisibles recorrían las calles y allí donde no había nada, los siervos del Monstruo construyeron sus castillos en la arena. Sus utopías. Sus naciones sin estado y sus sangres exquisitas y oprimidas.

La guerra se perdió durante aquellos años. El pueblo, mísero, tragó el anzuelo. El cuento de la lechera era demasiado bonito. El argumento, genial, pues los guionistas eran los propios líderes… o políticos… o multimillonarios… ¡qué más da! EL Hombre Occidental se rebeló contra toda vulneración de sus derechos sin darse cuenta que nadie puede rebelarse contra sí mismo sin salir mal parado.

Eso… ese suicidio colectivo… era lo que esperaban los narcotraficantes de vidas humanas. Las ratas de despacho y chofer de sol a sol pretendían limpiar el patio trasero en el que se habían acumulado las hierbas, todas malas a sus elitistas ojos. Como hicieran antaño, tantas otras veces. Una poda controlada no viene nunca mal.

Se sembró la discordia en las calles enfrentando a los unos y a los otros. Se cruzaron límites, se saltaron barreras, se menospreció al padre y a la madre, lo sagrado y lo profano… dándose rienda suelta a la demagogia y la mentira más atroz. Los bajos instintos pasaron a ser objetivo principal. La Cultura se pisoteó en nombre de un Anticristo de cómic y el occidental de a pie olvidó todo su pasado en pro de ese Mundo anhelado… deseado… posible…

DEFCON 3 se ordeno hace un año. En falso. Como toda esta chatarra y podredumbre que hoy nos rodea.

Tal y como indicaba la “hoja de ruta” de los modernos aristócratas, para sumir a la masa en el caos total no debían escatimarse mecanismos. Lazos de hermandad fueron tendidos para con los enemigos acérrimos de Occidente y muchos problemas que estos vivían en sus regiones fueron azuzados desde fuera y desde dentro para que las contrariedades de un Occidente castrado hicieran más mella en una población polarizada, por entonces, hasta el tuétano. La situación estaba a punto de estallar. Los dirigentes lo sabían… se frotaban las manos… y por eso la lucecita anaranjada de DEFCON 3 brilló en el Cuartel General.

Enemigo equivocado.

Los Hijos de Alá… o Hermanos, primos, tíos, sobrinos… ¡qué importa ahora eso!... no le hicieron ascos a la claudicación occidental y, con una serie de rápidos movimientos perfectamente coordinados, iniciaron una cadena de atentados y revoluciones en el patio trasero… el de las malas hierbas… tomando el control de puestos estratégicos. Muchos aliados con turbante se quitaron la careta. No hizo falta entrar hasta la cocina. Estaban dentro. Invitados.

Todavía recuerdo qué decían los libros de clase de los traidores, las monedas y el pago por su miseria.

Sin tiempo para comprender qué estaba sucediendo, incontables ciudadanos notaron el frío acero en sus gargantas. Ciudadanos y líderes, por supuesto. Coincidiendo con la declaración de guerra de Pakistán contra todo lo infiel que osara asomar la cabeza, el avión presidencial fue derribado en pleno vuelo secreto. Coincidiendo con la firma del acuerdo entre Hezbolá e Irán, varios atentados suicidas acababan con el Pentágono, el Parlamento Europeo, Roma, París, Frankfurt… Coincidiendo con el asesinato del Secretario General de la ONU, los Gobiernos de los diferentes países de la antaño conocida como Europa eran arrasados por una turba de yihadistas con doble nacionalidad. Coincidiendo con las primeras detonaciones atómicas sobre Tel Aviv, diez millones de musulmanes cruzaban las columnas de Hércules.

Coincidiendo con todo eso, el Almirante Sullivan, sólo, desconcertado, presa del pánico… encerrado en un bunker silencioso como una tumba… esperó la llegada de sus camaradas encorbatados para rubricar el guión con un firme punto y seguido. Pero esos líderes no iban a llegar. Ya no estaban. Eran puntos y aparte.

El Almirante Sullivan, a las 05:00h pulsó el botón decretando DEFCON 1. La luz roja anterior se apago, tornándose negra.


No. El destino está escrito. Ahora lo sé. Nosotros tan sólo paseamos por el sendero jugando a tropezar y a rebelarnos andando un paso para adelante y saltando dos para atrás. Decidimos cómo, cuándo, dónde… pero nada más. El porqué queda lejos.  La senda siempre acaba en la última estación y allí no hay tiempo para saldar cuentas.


Mi nombre es John Connor… y si estás escuchando esto, eres la Resistencia.



14 comentarios:

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Vuelves a pintarnos un panorama verdaderamente estremecedor, amigo Herep, para este occidente nuestro. Los enemigos de occidente están al acecho, y en cualquier momento pueden soltar el zarpazo. Da miedo pensar que eso pueda ser posible, y sabemos que es posible.
Un cordial abrazo.

Old Nick dijo...

"AQUÍ EL "TIRADOR POETA"...SE TE OYE ALTO Y CLARO (5X5), Hermano HEREP"...
¿Me REcibes? CAMBIO...¿Me Recibes? CAMBO...
Sigo En Mi Pequeño Bunker, Esperando Contacto.
Si REcibes Esta Comunicación, REsponde y Si No Puedes, Ya Buscaremos Otra FRECUENCIA.
FIN DEL MENSAJE CIERRO Y
PERMANEZCO A LA ESPERA...
¡Abrazo GENIO!
Brindis POr EL NUEVO AMANECER
(Si Llega)
Y
¡¡RAU RIAU!!

C.S.Peinado dijo...

Hermano, me estremezco cada vez que leo tus textos y me reafirmo en la certeza de que tú y yo, más temprano que tarde nos veremos empuñando el alma en la defensa de algo que no existe sino en nuestros propios corazones. Oscuro es el camino, tenebroso el destino, dudoso elmedio para llegar ahí.

Un saludazo.

Zorrete Robert dijo...

Más que resistentes, supervivientes diría yo. Casi no se puede aspirar a más.
Saluditos.

Agustin dijo...

Cada vez mas Apocaliptico amigo Herep.Lo mas triste es que es algo que podria ocurrir el 2014 si me apura,un saludo,

Natalia Pastor dijo...

Lo que está lalro es que el "Terminator" que viene desde el futuro a proteger a Connor no son ni Pedraz, ni la turba perrofláutica, ni el camarero friki apellidado Casillas.

Estamos en un momento crucial de nuestra historia donde se requiere conciencia de Estado,de país y un estadista al mando del timón.

Lo grave es que ninguna de las tres cosas, soy capaz de vislumbrarlas...

Candela dijo...

Para quien se pregunte dónde están las máquinas. La respuesta es fácil, que miren la caja tonta, es el principal foco de contaminación, es imposible destruir las terminales pero sí el foco de emisión.

En realidad son varios focos, pero sería un principio.

Herep dijo...

Da miedo, Tío Chinto, pero eso no hará que la amenaza sea menos real. Mirar para otro lado, tampoco.

La mayoría de las personas piensan que la "guerra es muy perra", pero si hoy estamos donde estamos, es debido a océanos de sangre derramada.

A nadie le gusta la idea, pero peor sería (por lo menos para mí) vivir enjaulado.

Un abrazo, artista.

Herep dijo...

Aquí Delta, Aquí Delta.
Te oigo alto y claro.
Seguimos a la espera, Old. Las provisiones no escasean ya que desde hace años nos aprovisionamos de jamón, arroz, patata y buen vino tinto de La Rioja.
Aguantaremos.

La frecuencia sigue activa... pero, si fallase en alguna ocasión, tranquilo: nos reconoceremos por la cruz en el pecho.

Por un nuevo amanecer, Old.
Un brindis... y cambio y corto!!
¡Riau!¡Riau!

Herep dijo...

No existen muchas opciones más, CS. Luchar, o ceder.

Luchar por defender nuestro país y nuestro legado, o doblar la rodilla al relativismo más servil.
Esta segunda opción no vendría acompañada de sufrimientos o desgracias mortales (al principio), pero vivir así, para quien esto escribe, sería una prueba de la que no saldría victorioso.
Un muerto en vida.

Además, la muerte no es el final de nada.

Un abrazo.

Herep dijo...

Sobrevivir, resistir, malvivir... En esta España nuestra, Zorrete, todo viene a ser lo mismo.

Vacas anoréxicas, en lenguaje figurado. Casi esqueléticas.

Un saludo, campeón.

Herep dijo...

Puede que sea en 2012, Agustín, o dentro de un rato. No hay más camino que ese.
Cuando uno lleva tanto tiempo arrodillado e intenta, al fin, alzar el rostro, el adversario no suele mostrar piedad... y el conflicto es un hecho.

Un saludo desde este rinconcito en el que, desde hace varios años, no sale ya el Sol.

Herep dijo...

Cuando la sociedad está embrutecida, cualquier acto puede ser visto como una heroicidad, Natalia. El Sr. Casillas, afiliado del PP, defendía su negocio. Nada más.
Los focos y los millones de periodistas que revoloteaban como moscas alrededor de la m.erda, hicieron el resto.
Cuatro fotos, un par de gritos, y ya tenemos al españolito indignado con la clase política, prioritariamente de derechas.
Carne de TV. Carne de cañon. Carne de Terminator.

Yo tampoco vislumbro quién puede hacerse con el papel de gran estadista, pero seguro que alguno habrá... como las meigas...

Un saludo.

Herep dijo...

Los medios de comunicación, cuando se produce un alzamiento cualquiera, son los primeros en recibir la visita de los uniformados.
Sin ella se acabó el escándalo... y la propaganda que envilece y adoctrina a la plebe.
Sobretodo sí, como sucede en España, más que informar, se desinforma.

Un abrazo.