Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

27 oct. 2012

¿Estat o Califat?


La noticia, Monos… la información… pulula por el etéreo aire que nos rodea siempre presta a ser respirada por aquellos que, en un mundo raro, se sienten inquietos y expectantes. No es ajena al común de los mortales pues todos pueden henchirse de ella, pero tampoco es gratuita. Toda información tiene un precio, casi siempre pagado con tiempo, alegría o esperanza, que ya dijo aquel que la felicidad se halla en la mente de los ignorantes.

Así, revestida con estos ropajes, días atrás la agencia de información useña de política geoestratégica Sratfort… comúnmente conocida como “la CIA en la sombra”… publicaba un informe de esos que, leído a primera hora de la mañana… entre café y pastas… consiguen el milagro de desequilibrar el cuerpo para todo el día. En él, a primera página con fotografías a todo color, presentaba en sociedad una nueva mayoría silenciosa… o silenciada, mejor dicho… que campa por tierras catalanas.

Platicaba del Islam… o, más concretamente, de la islamización.

Como decíamos ayer, las noticias están ahí, siempre dispuesta a poseer ese cuerpo dispuesto a la duda y a la perfección. Un ciudadano del Vaticano, una mañana, se despertó liberado de mucosidad y, a través de sus fosas nasales despejadas, respiró la pureza del aire en el que siempre flotó la noticia y, sin pensárselo dos veces, organizó una sesión cinematográfica entre sus compañeros de sotana pasándoles un video que sermoneaba sobre dicho tema. Video que, para ser más exactos, contaba con varios años de edad. Había dejado atrás la inocencia. Llevaba tiempo flotando entre la brisa, a la espera de ser respirado.

Monos, la verdad está ahí fuera… y os hará libres.


Respiremos.

Los purpúreos habitantes de la Plaza de San Pedro contemplaron cómo el islam, sin hacer uso de las armas, está apoderándose de la Vieja Europa en lo que parece ser un nuevo rapto. Consentido, esta vez. La Vieja, víctima de un arcaico Síndrome de Estocolmo, le ha cogido el gusto a esto de estar subyugada al amo de turno… y pace, tranquila, en su raquítico pasto otoñal mientras espera la llegada del lobo al que, en el fondo, anhela como la escuadra requiere del cartabón.

Decía Gadafi que el islam caería, sobre Occidente, no como una marea de sangre y fuego, sino como un tsunami de esperma y pañales. El pobre sabía bien de lo que hablaba. Un tiempo después, el Islam lo sodomizó, literalmente, mientras los esquizofrénicos europeos aplaudían y coreaban a la Bestia, deseosos ya de notar las cadenas en sus cuellos… como antaño.

Como siempre.

El Cuartel General de El Ejército de los 12 Monos se asienta, según el informe de la inteligencia useña, sobre una de esas células de relojería esparcidas por el terreno del burro catalán. A escasos pasos nos encontraremos caminando por Reus, las Tierras del Ebro, las planicies de Lérida… y muy ciegos debemos estar si no hemos asistido, silentes, a la representación que señalan dichos documentos secretos.

Muy ciegos o muy resfriados, circunstancia para nada improbable en la tierra del Oasis. La Patria de la Realidad Virtual. El Mátrix sin pastilla.

Durante estas últimas décadas, la población musulmana en Cataluña ha aumentado exponencialmente. Según varios estudios, dicha población ronda el medio millón de almas de primera, segunda e incluso tercera generación. Una labor constante, soterrada, silenciosasilenciada...

Pero no es mi intención, con esta entrada, alertar del peligro inminente de tal invasión jurásica. Para eso dedicaré otro día, además de reenviaros a la morada de Zorrete, experto en tales lides, fuente inagotable de traducciones, escalofríos religiosos y noches de insomnio velando armas.

Ahora, aquí, me gustaría acercaros un pañuelo blanco y limpio para que, esta fresca mañana, le deis fuerte a la tráquea y despejéis vuestras fosas nasales para respirar, de nuevo, el frescor la noticia… de la verdad que, si no libres en vida, nos hará afrontar la Negra Parca con una mirada de desafío y, quiera Dios, la cabeza bien alta.

Los señoritos catalanes, esos que en El Ejército de los 12 Monos situamos en el excelentísimo barrio de Pedralbes… los antiguos “señores” de la cosa, aristócratas que desde la noche de los Tiempos han ido pastoreando las ovejas ciudadanas, defensores de los usos y costumbres anteriores al Decreto de Nueva Planta… SUS usos y SUS costumbres, medievales todas… han propiciado esta situación, convirtiendo Cataluña en la primera CCAA en número de moros. Envueltos en una bandera arrendada al vecino de enfrente, los “padres de la patria”, conocedores del servilismo supino de sus huestes, han ido elaborando un discurso sibilino, subliminal, intoxicando el cerebro de las cabras hasta convertirlas en toxicómanos del “discurso oficial”.

Muchos son los tentados por el Poder, Monos… y, como viene siendo costumbre humana, quien más ostenta es quien más quiere. Las familias de la aristocracia de la barretina… siempre son las mismas… herederas de aquel señorío y saber estar catalán, siguen ancladas en ideologías de antaño, adorando dioses paganos duchos en diferenciaciones raciales, lingüísticas, artísticas… su Reino de los 1000 años, Monos. Hoy, año 2012… en pleno siglo XXI en el que no vuelan los coches y seguimos sin comer pastillas verdes de desecho humano… la preocupación de los maestros de la marioneta no es otra que, ante un mundo que se mueve, que muta, que se funde, defender su castillo como harían los funcionarios del universo kafkiano.

Para ello, para cerrar las puertas a la Evolución, han ideado el ensueño de erigirse en Estado. Levantar fronteras. Encerrar su mundo en una urna de cristal manufacturada por sus excelentes factorías cinematográficas de sueños audiovisuales a sueldo del General. El Estat Català. El Nirvana. Tierra Prometida para el Pueblo Elegido, donde los perros se atarán con longaniza, por módico precio se tendrá ejército, mercado, felicidad… y la Paz en el Mundo.

En el invierno eterno catalán, muchos han interiorizado el resfriado común y la realidad… la información que flota en el aire… pasa desapercibida para su flujo sanguíneo. La enfermedad asusta, y ellos quieren creer. El Miedo es un pegajoso moco que, taponado el canal, impide todo raciocinio. ¿Para qué? ¡Otros piensan por nosotros! ¡Y son mejores! ¡Y son más listos! ¡Y son nuestros “Mesías”!

Conocedores de tal sumisión, los “señoritos de Pedralbes” iniciaron el proceso de desnaturalización de la sociedad catalana. Subterráneo… y silenciado, a pesar de salidas de tono como aquella protagonizada por la Primera Dama Eterna, en un descuido bien intencionado, en el que los inmigrantes de aquí eran ratas comparadas con los de allí, pues unos venían viciados por la raza mientras que los otros podían ser “reeducados” por el afamado equipo cirujano-educativo catalán.

Dicho y hecho. La inmigración exterior se primó en contra de la interna prohibiéndose todo para esta última al tiempo que se hacía la vista gorda a la primera. Todos, por aquí, estamos hartos de ver comercios rotulados en cualquier lengua extraña mientras que, la común a la comunidad, vilipendiada por la culta aristocracia, es pisoteada en el patio de recreo de los infantes… ultrajada por la Administración del Gran Imperio mediterráneo… relegada al exitoso gag televisivo del paleto castellano de turno…

La Generalidad, en estos años democráticos en los que ha comandado el barco, ha sucumbido a la corrupción intrínseca a los de su calaña… clase política parasitaria, versión nacionalista… transformando el vello bergantín en una vulgar y enfermiza patera. Corrupta donde las hubiere, ferviente beata del Dios Dinero y su Profeta 3%, ha atraído como un imán la única cosa que su perfume es capaz de atraer: la mafia, el crimen, el deshonor y, tarde o temprano, la Muerte.

Cataluña es, a día de hoy, tierra ocupada por un conglomerado de cánceres, de los cuales, el musulmán, es el más peligroso, pues amenaza de ruina. Con el firme propósito de anular la identidad del vecino colonizador, se han abierto las puertas a toda clase de corrientes ajenas al sentir de la ciudadanía, colocándola en una situación inquietante ante su propio futuro. Sustituir el traje de faraona por el negro burka es un paso que tan sólo los locos, o aquellos idiotas con pretensiones mesiánicas que se creen a salvo de la Bestia, son capaces de dar.

En Cataluña, ese paso, se ha dado. Se abrió, interesadamente, la Caja de Pandora.

Los valores españoles, comunes a Cataluña, han sido olvidados en pro del relativismo insulso del chiquillo que quiere el juguete de su hermano. Falsariamente enfadados, han puesto pucheros mientras se abrazaban a algo que, de poco común, es extraño. Extensas áreas de población han abandonado unas iglesias que segregan primos de hermanos, sustituyéndolas por unas mezquitas que funden, licuan, fusionan el hombre a la voluntad del falso Dios.

En Mátrix… en Cataluña… no podía ser de otra forma.


Ese informe useño, aire fresco para el que no respiró hasta hoy, pone negro sobre blanco el futuro de Cataluña, y por ende, el de España. Si esta cae, caerá la otra. Quién lo hará antes, quién caerá después, es mera anécdota.


Si Occidente cae, caerá todo.


16 comentarios:

C.S.Peinado dijo...

Abandonad, los que aquí entraís, toda esperanza. Tal cita está escrita sobre la entrada del Infierno. Tal cita será la que se escriba en Cataluña. No hay más verdad que la destrucción a la que desean someterse ellos mismos y al tiempo, arrastrarnos a todoslos demás.

Un saludazo.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Tu entrada de hoy, amigo Herep, me ha producido un desagradable escalofrío. Creo que, en el fondo, he sentido miedo. Son cosas ya sabidas, o, mejor, supuestas, pero, cuando se leen en un escrito como este tuyo, con tanta verdad, uno entiende la terrible realidad de Cataluña, de España y de Europa. O Cataluña, España y Europa entera reaccionan ya, o en pocos años acabarán bajo el yugo del Islam.
Magnífica información, amigo Herep, con tu estilo inconfundible.
Recibe mi cordial abrazo.

Geppetto dijo...

Hace años la periodista Oriana Fallaci escribió un librito, poco mas que un opúsculo titulado La Rabia y el orgullo, en el se denunciaba la estúpida y suicida politica de la soacialdemocrata Europa afrente al mahometanismo, fue un bombazo y lo fue no porque la denuncia fuera novedosa sino por la persona que la pronunciaba, el revuelo fue supino y la Fallaci paso de ser un simbolo de la progresa a ser un icono del fascismo mas retrogrado y fue señalada por sus antiguos conmilitones que no vieron con buenos ojos que la Fallacci por una vez en su vida dijera la verdad sin tapujos y esta es mas o menos la misma que denuncias tu y que denuncia media Europa, la que piensa, que el viejo continente ha sido invadido por las vaginas y los vientres de las musulmanas, que el islam se esta apropiando de Europa a fuerza de parir muslimes por todas partes y que estos de querer integrarse pretenden apropiarse de lo que de ningún modo es suyo.
La Europa que dejo el suicidio llamado II Guerra mundial esta desdentada, es vieja y solo sirve para recordar lo gloriosa que fue antaño, una banda de socialdemocratas sin vida, ajados y podridos se adueñaron de la antigua cuna de la civilización y tras castrarla se la han entregado a todos los bastardos que pretenden violarla, violar su esencia y destruir su fuerza.
Solo quedan mercaderes sin presente y sin futuro, burócratas inservibles y chusma de salón.
Y a fe mia que lo han conseguido.
http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es

DORAMAS dijo...

Lo dejas muy claro, otra cosa es que los que deben ejercer de gobierno, lean este post o al menos piensen de una puñetera vez.

Agustin dijo...

Llegara un dia y no muy legano,En que sera necesaria una verdadera Cruzada contra el Sarraceno.un saludo,

Reinhard dijo...

Siempre he sostenido que en caso de independència, Cataluña pasará de república catalana a república islámica sin solución de continuidad.

Candela dijo...

Yo asimilo a Cataluña, en cuanto al Islam, como un foco infeccioso. Y todos sabemos lo que hay que hacer si no se cura con antibioticos, aislarlo y cortar por lo sano. El salafismo campa allí por sus respetos y nadie quiere darse por enterado entre murgas, banderolas y sandeces nacionalistas Cataluña y sus costumbres perecerán y arrastrarán al resto de España.

Herep dijo...

Una loca huida hacia adelante en la que nadie se ha parado a pensar en las consecuencias. O, siendo excesivamente malvado, pensaré que sí... que saben qué está en juego y, a pesar de ello, ese es el camino que quieren tomar.
Como bien dices, por mucho que el resto de España quiera mirar para otro lado, la deriva acabará por arrastrarles.

Un abrazo, CS.

Herep dijo...

Cada día que pasa es tarde, Tío Chinto. La reacción no puede hacerse esperar más, o no será.
De todas maneras, y sin intención de intensificar el escalofrío, decirte que, sea hoy o mañana, es tarde para evitar una solución dialogada, si alguna vez una solución dialogada sirvió para algo.

Un saludo y reconfórtate pensando que el escalofrío, quizá, fue obra del frío.

Herep dijo...

Enorme comentario, Geppetto.
Tengo el libro de Oriana, a la que dediqué una sentida entrada hace tiempo. La Rabia y el Orgullo, en una versión que incluía el Apocalipsis... y sí, es un libro de referencia con, a mi gusto, uno de los mejores finales que he leído hasta la fecha.
No se equivocaba en nada. Imposible equivocarse ante unos hechos tan claros y evidentes.
La Vieja Europa va a pagar los errores a los que acompañó el final de la II Guerra Mundial de la que, aunque muchos lo obvien, tan sólo han pasado sesenta años mal contados.
Un suspiro.

Un abrazo.

Herep dijo...

No creo que piensen demasiado en eso, Doramas. Están más entretenidos moviendo dinero de mano en mano, bajo la mesa, eso si.
Luego lloraremos, pero ellos tampoco escaparán.

Un abrazo, canario.

Herep dijo...

Ya llevamos unas cuantas cruzadas, Agustín... y seguimos sin enterarnos de que va la película, amigo.
Veremos hasta cuándo podemos seguir aguantando.

Un saludo.

Herep dijo...

Buenos mencheviques están hechos estos "señores" catalanes, Reinhard.
Ya verás qué risas cuando los pongan a todos mirando a la Meca.

Un saludo.

Herep dijo...

Me tomarás a coña pero, pondría la mano en el fuego, y no me quemaría, apostando por que, en Cataluña, hay más islamistas que no nacionalistas.
Fíjate tú como están las cosas, Candela.
La auténtica mayoría silenciosa reza tres veces al día, amiga.

Un abrazo.

Maribeluca dijo...

Se ha ido también la Coca-Cola...pues nada, que siga Arturo en la suya y se va a quedar solito trasegando Meca Cola, que ya hay más Mojamés que Jordis.

Además hay un informe de la Inteligencia norteamericana donde la región figura como entre las más problemáticas y nido de yihadistas.

Saludos depres

Herep dijo...

La Meca-Cola no sería mal negocio, Maribeluca. Con la elevada población musulmana de Cataluña, la jerarquía árabe bien podría sustituir el negocio del petroleo por el de la bebida refrescante.
Oro negro igual.

Un abrazo.