Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

11 oct. 2012

Coñazo



Al poco de producirse mi ascenso a la comandancia de El Ejército de los 12 Monos, escribí una entrada rindiendo un humilde homenaje a Vizcaíno Casas, genio y figura. En ella, dos hombres asistían a un desfile militar y, por doquier, todo era luz, felicidad y armonía. Un sueño de una noche otoñal… decadente… Como hace la llama justo antes de apagarse, un último y esperanzado arreón plasmado mediante el arte de juntar letras.

La Realidad hizo que tal entrada quedara, al segundo de ser publicada, convertida en papel mojado. En mi favor argumentaré que jamás hubiera apostado por otra cosa, pero… tonto es el que hace tonterías y un servidor, por cada día cuerdo sufre tres de demencia.

Efectos secundarios de la divergencia. ¡Qué le vamos a hacer!

Al poco, la víspera del desfile militar del 12 de Octubre de 2011 me ofreció la posibilidad de escribir varias frases con similar escenario, pero muy diferente en la línea argumental. Gobernaba… perdonen la risa… José Luís Rodríguez Zapatero, el presidente Felón. Aquel día me decanté por hacerle caso a la Realidad: un ejército de enfermeros con bata blanca y zapatos sanitarios, una aerotransportada a lomos de alfombras voladoras y una infantería de indignafashions presta a la conquista. Todo rodeado con unas gotitas de rumba catalana. ¿Desenlace? El lógico abucheo de la ciudadanía, molesta ante la burla, el escarnio y el ultraje a eso que, aquella mañana, habían ido a venerar.

España.

Hoy, a falta de un día para otro 12 de Octubre… día grande… me vuelvo a encontrar ante este folio en blanco dispuesto a escribir la locura del día. Esta vez no albergo dudas sobre el enfoque, la forma, la intención… la corrección gramatical… si se entenderá qué quiero decir o qué pretendo insinuar…

Nada. Hoy está todo claro. Porque mañana es el primer desfile presidido por Mariano Rajoy Brey. El desfile del “coñazo”… el desfile de “la economía lo es todo”… el de las “algaradas”… el de la II Pérdida de España… o III… son tantas ya…

Podría dibujar un día soleado en el que cantaran los gorriones y las calles estuvieran vacías de coches y repletas de familias paseando, mareando banderas arriba y abajo, riendo… La audiencia, formada tras las vallas del recorrido, podría permanecer erguida ante el paso de las tropas, con la piel de gallina al escuchar el himno a los caídos, con cientos de padres mostrando a sus hijos aquel nuevo sistema AEGIS o ese nuevo fusil, más ligero y preciso…

Podría, pero no quiero. Hoy no. Hoy toca realidad. Pura y dura.

Para el Iluminado de la Moncloa, el desfile del Día de la Hispanidad, es un bodrio… un aburrimiento… una pérdida de tiempo. A él lo que le gusta es pacer mientras contempla el Tour aferrado a un habano o, cuando toca trabajo, charlar con sus compañeros europeos el precio de la servidumbre. ¡Qué digo el desfile! Toda la Hispanidad es un “coñazo”. Tener que defender España, yo… ¿por qué? ¿De quién? Bua… “algaradas”…

Como todo buen progre de salón o acomplejado derechista de sangre azul, en nueve meses, en nueve… porque puede prometer, y promete… ha tenido más que suficiente para pisotear, uno a uno, a todos los infelices electores que, aquel otoño de hace tanto ya, depositaron sus esperanzas en una papeleta cualquiera. Reconozco, eso sí, que no hay más ciego que el que no quiere ver. El “coñazo” era público y notorio. Lo dijiste, pero no podía ser cierto… ¿y la esperanza?... ¿pero?... ¡Cambiará! ¡Es una estrategia electoral, verás, Manolo!

Nada ha cambiado. El antaño Ejército de España, temido y admirado a partes iguales, tan sólo cuenta hoy con la fe y el innato coraje ibérico. Más pobre que el “pobre Migué” aunque a ellos sí que los saquen a pasear, nuestros militares se carcajean cuando escuchan los sesudos debates en torno a la tasa del tupper, los recortes en plantilla, personal, balas, en I+D (me niego a poner la otra I, la de la Innovación zapateril, tan estéril como él mismo)…

Porque nuestros soldados, tras nueve meses de comandancia centrista, siguen siendo la ramera del mismo puerto. Mal afeitado, mal pagado, mal querido… Cada día se cierran programas de compra de armas, como sucediera con los misiles Tomahawks… o se reducen las convocatorias a la tropa y marinería…o se “arrendan” buques a armadas extranjeras para aliviar la carga económica. Los nuevos S-80, a este paso, serán botados cuando los de su misma especie se sumerjan en el espacio, y no en el océano. Los Leopard, ahorrando goma en las cocheras por los siglos de los siglos. La lluvia de helicópteros y aviones ajenos a todo mantenimiento, más común que la propia lluvia de abril. En tiempos en los que el presupuesto militar aumenta exponencialmente a nivel mundial al son de los tambores bélicos, nuestro Gobierno, corrompido por la moral de la izquierda suicida, nos alivia gritando a los cuatro vientos que no dejarán a nuestro ejército inoperativo. Deo Gratias.

Como decía anteriormente, es algo normal. El Gobierno del Iluminado de La Moncloa, sabedor de su cobardía enquistada bajo la piel, no puede aspirar más que a la compasión del adversario. Suplicar su amistad amigo… ser su amante… su puta… sea mora, catalana, vasca, francesa, inglesa, “uropea”, bolivariana…

Cuando su ilustrísima, acompañado por el “Rey que tropezó”, baje a colocar la corona de flores ante el Monumento a los Caídos, pensad en ello. Pensad en cómo viven nuestros soldados aquí… y allí. Cómo mueren sin que la ciudadanía española tenga apenas noticias de sus actos y heroicidades… escondido su deber con deshonor…  Pensad en ello por mucho que el brillo de un traje recién planchado de Capitán General paseado por las madrileñas calles sobre un blindado corcel marca Rolls Royce os confunda la vista. Allí, de pie ante el izado de la bandera, recordad los silbidos al himno y los ultrajes que tan bien ha soportado el as del rifle.

El “coñazo”. España es el “coñazo”. Su idea. Su legado. Su Historia. El Proyecto Común... cuestionable para el Felón, inexistente para el Iluminado. Un fantasma de cuyo nombre no quieren acordarse. Peor que un picor. La tradición es un grano en la tersa piel de la niña rajoyana. Una espinilla que, apretando con dos dedos, desaparecerá tras un pequeño chasquido. ¿Herida? ¿Cicatriz? No importa. Un poco de maquillaje, y listos.

Los políticos son maestros en maquillajes.

Sonará el disparo de los fusiles con el último acorde… con el “ya le has llevado a la luz”… y me acordaré de todos los militares asesinados por la ETA. De los policías. De los civiles. De todos… y maldeciré tu estampa, tenlo por seguro. Yo y todos los míos, miserable. Tú, con tu archivo del caso Faisán, con tus contubernios en las alcantarillas, con tus cúpulas heredadas y tus jueces, de cuyas togas cuelgan más estrellas que en los uniformes de los sufridos militares.

El “coñazo”. Mariano Rajoy, el Iluminado, y su “coñazo”. La defensa de España… ese “coñazo”.

No pretendía hacer una entrada en la que la ilusión y el deseo me embriagaran. Hechos, hechos y más hechos. Realidades incuestionables de un país que, lentamente, va desapareciendo en el sumidero de los Tiempos. Pero no puedo… mi amor por ti, España, es demasiado grande… y me pierdo, me derrito, mi imaginación escapa, con tan sólo cinco líneas, no más…


… instantes después de la última salva, el destello postrero de la llama de la esperanza finó. El ciudadano libre, resguardado el hijo bajo el regazo de la madre, saltó las vallas, presa de un valor que venía de antaño y, unidos a los mancillados servidores de la Patria, asaltaron las tribunas presidenciales entre gritos, insultos, miradas vengativas y un deseo innato… español… de Memoria, Dignidad y Justicia.


---

NOTA. Mientras tú asistes al “coñazo”, muchos, mañana, a las 12:00h asistirán a la concentración en Plaza Cataluña, Barcelona. Tierra sitiada. Para muchos, defender España no es un coñazo. Es un deber. También el tuyo del que, fumando un puro, reniegas.

Tenlo presente.

Nosotros, quizá derrotados, tampoco pagamos a traidores.

Y no olvidamos.


15 comentarios:

Old Nick dijo...

¡QUE ASI SEA QUERIDO HEREP!
¡VIVA LA vIRGEN DEL PILAR!¡VIVA LA GLORIOSA INTANTERÍA Y LA HONRADA GUARDIA CIVIL!
Y
¡VIVA ESPAÑA LIBRE Y UNIDA!
¡Y ABAJO LOS PERJUROS, TRAIDORES, PROTERRORISTAS-SECESIONISTAS Y SAQUEADORES Y EL "COÑAZO MISERABLE" QUE AHORA LOS "MANDA" Y NOS VENDE A SUS AMOS DEL N.O M.!
¡MALDITOS SEAN TODOS Y QUE ASMODEO SE LOS LLEVE!

ESPEREMOS QUE NO LLUEVA MAÑANA EN BARCELONA.

UN ABRAZO, GENIO.
Y UN BRINDIS.
Y
¡¡RIAU RIAU!!

Old Nick dijo...

PD,-Y ESPERO QUE TENGA UNA PITADA MONUMENTAL Y OJALÁ SE CUMPLAN LOS DESEOS...
¡¡RE- RIAU RIAU!!

Zorrete Robert dijo...

"Y por verte temida y honrada orgullosos tus hijos irán a la muerte" o algo por estilo cantábamos cuando los fusiles eran más pesados y daban coces de mula en cada disparo.
Espero que los pongan a caer de un burro a todos.
Saluditos.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Preciosa entrada, muy triste pero como la vida misma!
¡Y encima en Barcelona amenaza con diluviar!. Estoy desololada.
Un fuerte abrazo y¡Viva España!
Asun

Agustin dijo...

Estare con mi alma y corazon en Barcelona.Aunque caiga un diluvio. esperemos que la buena gente pase del puente.Y honre con su asistencia la gran manifestacion,un saludo y un buen post,

George Orwell dijo...

Concentración que ha sido además un éxito... No veas lo rabiosos que estaban los nazionanistas esta mañana en TW :)))

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

¡Gran día, este de la Hispanidad, amigo Herep, para quienes sentimos, como propia, la grandeza de España! ¡Allá Rajoy con sus complejos y sus cobardías!
Un cordial abrazo.

Candela dijo...

A toro pasado Herep, pero ha sido una victoria a pesar de los negros nubarrones y los muchos obstáculos.

Una victoria de los catalanes, para Cataluña y un principio.

Herep dijo...

Vivan los primeros, Old... y caigan los segundos, amigo mío.
Ya va siendo hora de que toda la pandilla de mandileros en la sombra empiecen a catar de su propia medicina. Sé que es cosa harto difícil, pero todo puede suceder en la viña del Señor.

Un abrazo para vos, un brindis con buen cava extremeño... y ¡Riau!¡Riau!

NOTA. Parece que no hubo bronca ciudadana, pero sí tirada de orejas regia, no?
País!

Herep dijo...

A toro pasado, Zorrete, decirte que no pusieron a caer de un burro a nadie. Los hay que todavía están esperanzados.
Supongo que siguen pensando que alguien vendrá para sacarles las castañas del fuego. Pero, aliados políticos para la causa, los hay pocos. Muy pocos.

La solución está, principalmente, en el movimiento de base.

Un abrazo, campeón. Feliz Domingo.

Herep dijo...

Llovió en BCN, Asun... pero unos pocos decidieron que ya estaba bien de quedarse en casa!
Las lluvias de Octubre, más que mojar y resfriar, limpian y purifican.


Las imágenes, impensables hace tan sólo unos meses. Existe la misma fractura social, ahora inducida y acrecentada por los políticos... pero, por lo menos, igual que muchas sabemos que no estamos solos, los oponentes también saben que enfrente tienen ciudadanos libres, y no fantasmas.

Un abrazo, españolaza!! Que tengas un feliz día.

Herep dijo...

Por eso en Plaza Cataluña eran todos los que estaban, pero no estaban todos los que son, Agustín.

Muchos más acompañaron (y acompañan) a aquellas personas bajo la lluvia.

Un abrazo.

Herep dijo...

Siempre lo están, Orwell. Alucino con sus bromas, su insolente (y ridícula) superioridad moral e intelectual, su menosprecio racista y clasista...

También lo estarán los "tontos útiles" de siempre, amigo, capaces de dedicar tres semanas a las algaradas ante el Congreso (10.000 personas dando palos) y apenas dos minutos a otra concentración pacífica en la que se defendía la Constitución española en tierra sitiada (50.000) personas.

Un abrazo y feliz Domingo.

NOTA. Como siempre, la violencia fue ejercida por los mismos.

Herep dijo...

Al final es lo que queda, Tío Chinto. La percepción personal de cada cual.

Aquellos que sientan vergüenza, que con pan se la coman.

Un abrazo, artista.

Herep dijo...

Un principio, Candela. Lo has bordado.
Acabe esto como quiera acabar, hemos dado cuenta de que nuestra firma también es importante.

Serán más las próximas veces, verás.

Un abrazo. Feliz Domingo.