Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

16 abr. 2012

Borbón por la gracia de Dios.


Hace un par de días, emitíamos un informe sobre la quimérica y gloriosa III República y sus más que previsibles consecuencias.

Nada. Sólo unas letras para describir las primeras horas del invento. No hace falta ni más tiempo, ni más esfuerzo del sufrido lector.

Hoy, subiéndonos a la gigantesca ola nacida en el Mar de Botsuana, me atreveré a dar la opinión general que circula por el Cuartel General de El Ejército de los 12 Monos. No es una idea nueva, parida bajo el puro brillo de los colmillos de marfil del Dumbo de turno, no. Tampoco está influida por los negocios del yernísimo… ni por la larga cola que anuncia rebajas en la carnicería humana de clase alta Burdel Regio, armas de fuego incluidas…

A poco que se lea sobre la biografía de la dinastía regente de raíces francesas, no deberían extrañarnos los hechos y costumbres de tal casta. Afrancesados, amigos de lo ajeno y amantes de lo foráneo, mujeriegos… y, simple y llanamente, traidores a su trono.

Traidores.

El Cazador fue aupado por Francisco Franco, Caudillo de España por la gracia de Dios… y de las armas, que no fue ungido el Generalísimo con aceites perfumados, sino por obra de la sangre de muchos españoles que, un buen día de Julio, decidieron levantarse fusil al hombro contra la Revolución. Tras tres años de Guerra Civil, Franco agarró las riendas del país e intentó, con éxito según nuestro punto de vista, la pacificación y la normalización de la vida pública… intoxicada ferozmente, como es habitual por estas tierras, por obra y gracia de las “familias políticas” españolas, más pendientes del bien propio que del general de la ciudadanía.

Dicha “pacificación” se alargó por varias décadas. Franco, una vez asimilada la llegada de la Muerte, tuvo a bien el restaurar la Monarquía, previa abdicación del rey de turno, Don Juan de Borbón, hijo del huidizo Alfonso XIII. Don Juan, Borbón de pura cepa… entiéndase traidor… había estado conspirando durante la II Guerra Mundial, ya fuera con los Aliados, con el Eje o con la URSS estaliniana… ¡Él quería ser rey, hombre! ¡Lo llevaba en la sangre!... así que Franco, rencoroso, le obligó a abdicar a favor de su hijo, alto y rubio… campechano… Don Juan Carlos de Borbón.

Monos, aunque no estamos seguros de nuestras siguientes divagaciones, éstas son posibles y lógicas, dado el análisis de los hechos y la trayectoria de tal dinastía. No tenemos, a pesar del esfuerzo de nuestro Servicio de Inteligencia, el documento que confirme nuestras teorías… pero a fuerza de horas de meditación y esquemas, podremos decir que Don Juan Carlos, nuestro Rey sin cetro, no es más que otra pieza en la aniquilación y soterramiento de nuestra España.

¿Cómo hemos llegado a esta conclusión?

Pues de forma sencilla. Abriendo los ojos y contando hasta tres… uno, dos y tres…

El Rey, campechano donde los hubiere, no se debe a su país, sino a su familia. A su dinastía borbónica que, al fin y al cabo, es lo importante. Lo que se lleva en la sangre. Indiscutiblemente. Por esa razón es probable que Don Juancar estuviera bastante mosqueado con aquel enano de voz chillona que había menospreciado a su padre y le obligaba a caminar “tres pasitos detrás de él”. Traidor y conspirador gracias a su azulada sangre, posiblemente estaría al tanto de los entuertos de la CIA para conseguir el primer viaje aeroespacial español de cuatro ruedas, con lanzadera sita bajo una alcantarilla, en Madrid.

Finado Carrero Blanco, mano derecha del Caudillo, la muerte de este último iba a dejar a la vieja Hispania huérfana de Régimen. El nuevo Rey del Reino por la gracia de Franco tomó con fuerza las riendas y, tras comprobar de los lujos y placeres de su nuevo cargo, se dispuso presto a la “modernización” del Estado… y su democratización acelerada, vía Transición Ejemplar y Ejemplarizante… envidia del mundo occidental avanzado.

De la mano de Adolfo Suarez, íntimo amigo del rey mientras fue conveniente, se puso en marcha el “cambio”, aunque tal cambio no fue tal…sino pascual. Más que novedad, lo que hubo fue un rápido lavado de cara. Los mismos “camisas nuevas” de tiempos pasados se convirtieron en los “chaquetas viejas” del nuevo amanecer. Como condecoración por los antiguos servicios prestados en pro de la democracia y la libertad, el PCE fue legalizado y la garrapata Carrillo recibido con honores de estado… al tiempo que se redactaba una Constitución endémica que relativizaba lo que era España a favor de una nueva Patria desnaturalizada y desnaturalizante… presta al “café para todos”, aunque no hubiera café y los todos no fueran más que los otros.

La Transición estaba en marcha, aunque quedaba un fleco por atar… un acto dramático que representar en la tragicomedia borbónica…

El Ejército.

Pero tranquilos, súbditos, que todo estaba previsto, y el traje de Capitán General bien planchado y lustroso. Con un golpe de meticulosa dirección, nuestro Rey de España, un 23 de Febrero de 1981, irrumpió en la programación televisiva escenificando la tragedia golpista. Con semblante serio y severo, ordenó a los tanques el regreso a los cuarteles y ahí… esa misma noche… el Ejército quedó desprestigiado, desmoralizado y herido de muerte.

Y Don Juan Carlos de Borbón, Rey parlamentario de la España monárquica, finó así el Antiguo Régimen para “adaptarse” al Nuevo, padre de la Nación que tenemos hoy en día… tan sana, tan pura, tan floreciente... quedando todo “atado, y bien atado”.

Se abrí la barra libre de la Democracia Española.

Sobre el frío mármol, combinados de separatismo y claudicación. Cubatas de Partidocracia y soterramiento de derechos y libertades. El país se rendía a la Democracia Borbónica, alias Memocracia. Partidos cada día más alejados de la ciudadanía, corrompidos hasta la médula y con prácticas propias de la Edad Feudal europea, nos son tópicos y normales por estas fechas... insultantes estatutos de autonomía de segunda generación, terrorismo de baja, media y alta intensidad, corrupción institucional en todos los niveles de la Administración, desigualdad entre españoles de esta o aquella región, leyes sectarias… todo a gusto y disposición del alcohólico de turno, en la barra de Chirigota Española, sal.... con chicas frescas de ropa incluidas hasta el alba. Se acepta VISA.

El burdel se inauguraba y ahí sigue, a pleno rendimiento.

Don Juan Carlos de Borbón cumplía su húmedo sueño… su proyecto vital de regencia divina… acorde con su aristocrática sangre azul, tono francés. Posición envidiable, y envidiada por casi todos sus detractores “moralistas”, que le ha permitido tener amantes en todos los puertos, cacerías de alta gama, familiares díscolos, suvenires de las mejores playas paradisíacas, amigos jeques-que-no-son-tiranos… y todo a precio regalado… gratis total.

 Todo gratis.

Sí, sí… gratis. La factura correspondiente a la fractura del Estado Español, los cargos debidos al silencio cómplice ante las “nuevas realidades nacionales”, su tan peculiar “moral católica” de señoritas y adulterios… sus lágrimas por “la juventud desempleada” y desamparada, fiel reflejo de todo un pueblo antaño orgulloso… las deudas contraídas ante los terribles Mercados para seguir manteniendo con vida un Régimen… el suyo… que lleva tiempo en la UCI… la aberrante Ley de Memoria Histórica, que le anuda la soga al cuello en un insensato suicidio asistido… las amistades peligrosas, ricas todas… beautifull people de palacio… los palcos en el Bernabéu rodeado de insultos y maldiciones coperas, con su media sonrisa burlona en los labios…

Todo gratis, Monos. El Rey de España no va a hacerse cargo de la cuenta. ¿España? ¿Qué es España para él? Como bien diría su idolatrado Presidente Zapatero… “un hombre integro”, a su parecer… “estamos ante un concepto discutido y discutible”. Y, ¿rendirle cuentas a un "ente" abstracto? ¡Vamos hombre, que soy un Borbón! A poco que el último bocado de traición le baje por el gaznate, agarra las muletas y sale caminito del exilio.

¿O creéis que algún Borbón pagó antaño sus deudas?

Ja.

27 comentarios:

o blog de xesús lópez dijo...

La tragedia golpista!. ¿Pero no había un elefante blanco en el 23F?
¿Lo estarán buscando ahora en Botsuana?
Saludos

Zorrete Robert dijo...

Si alguien en esa casa manejara el coco en lugar del.... le aconsejaría que alegara motivos de salud y así le daría una oportunidad a la Monarquía cediendo los trastos al hijo. Por lo menos Felipe que sepamos no tiene trapicheos ni cosas raras y parece un tío serio.
Saluditos.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Los Borbones siempre fueron así, saliendo por peteneras cuando menos lo esperas. Y Juan Carlos no podía ser la excepción. Esperemos que el hijo, se parezca más a la madre que al padre, porque si no....

Un abrazo

José Luis de Valero dijo...

Sinceramente Herep, creo que este post, narrando con singular maestría los hechos conocidos de ese bellaco coronado, puede ser la crónica anticipada de una abdicación anunciada.

Lo malo del caso es que el reserva que está en el banquillo es otro Borbón. De ser él el sustituto, roguemos a todos los dioses que al menos haya heredado la categoría moral y humana de su madre. La única y más digna REINA (con mayúsculas) que ha tenido España a lo largo de los siglos.

Y bien sabes que no soy monárquico, pero la verdad sólo tiene un camino.

Si me das a elegir, me quedo con tu anterior post. Si lees mi último comentario en él, sabrás el porqué.


Respecto a la opción republicana y sabiendo el proceder de los buitres que acechan tal alternativa política, rechazo tal opción.
Y soy republicano.

Mis saludos.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Para asombro de muchos, amigo Herep, desde la muerte de Franco, hemos ido de mal en peor. Parecía que, rotas las cadenas, íbamos a entrar en un régimen de libertades que nos colmaría de felicidad. Soñamos. Y hoy despertamos a la cruda realidad.

Old Nick dijo...

Excelente Texto, Como Todos los Tuyos, Hermano Herep.
Me Ha Encantado Saber "Que Tenemos Una "Entelequia En la Zarzuela"...
Creo que Esta Noche Dormiré Más Tranquilo, A Saber Que No Es Tan Peligroso Como Me lo Imagino...
¡Total, Para Cuando MARI-ANO y De Guindos, Terminen de Vendernos al N.O.M., Convenientemente ARRUINADOS Y CON LOS INTERESES IMPAGABLES DE LA DEUDA EN LA QUE NOS HAN METIDO,"POR SISTEMA Y ORDEN DE LOS AMOS", Aquí El TEATRO Ya Habrá Echado el CIERRE y El EMPRESARIO,Se Largará Con el Riñón Cubierto y la Conciencia Negra...
Un A brazo.
Un Brindis por la ESCOBA VENGADORA
y
¡¡RIAU RIAU!!

abulto67 dijo...

Muy bueno.Los Borbones no son de derechas ni de izquierdas son de ellos mismos y haran y diran lo que sea necesario para perpetuar en el poder a la familia, a la estirpe, sólo cuando peligre la vida del artista se harán las maletas. Felipe será más de lo mismo: jabón para unos y jabón para otros...y España desmoronandose !
Para mi la única y más digna reina de España ha sido Isabel la católica, todo lo que ha venido
después mediocridad.
Un saludo !

JackSparragoss dijo...

No puedo hacer otra cosa que suscribir las palabras del maestro de Valero, aderezadas con un poco de ron, marca de la casa.
No creo en la república, en ninguna, claro que tampoco creo en Dios, y en los hombres mucho menos. Soy un des-creído, que disgusto para mi madre.
Los sistemas políticos creados por hombres están hechos por hombres para prevalecer sobre otros hombres, no sirven.
Desgobernarnos, destruir el estado y acabar con el sistema, es el único camino. Y es un camino lleno balas.

Un saludo.

Reinhard dijo...

El rey siempre ha sido un tipo con suerte y buena prensa. Ahí está, sin ir más lejos, cómo salió airoso en el 23-F, cuando aquello era un golpe pactado con él. A tal efecto, muy recomendable, de Jesús Pacios, 23F, El rey y su secreto.

Reinhard dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Agustin dijo...

En menudo lio se ha metido esta vez su Majestad,La Abdicacion seria la mejor salida para el.un saludo,

Herep dijo...

El Rey siempre rodeado de elefantes, Xesús... aunque estoy seguro de que "ese" elefante blanco ya descansa en un buen cementerio.

Un abrazo.

Herep dijo...

El Principe Felipe parece más correcto, pero es otro Borbón... y de ellos te lo puedes esperar todo.

Además, no se si serán paranoias mías, pero me da la impresión de que quien lleva los pantalones en la casa del príncipe es Doña Leti.

Pffff.... ¡Qué pereza!

Herep dijo...

Al igual que sucede con la "casta política española", con la figura del Rey sucede más o menos lo mismo. Están al margen de toda ley... por encima del bien y del mal.

Yo, José Luís, no tengo mucha esperanza en el príncipe.

La verdad es que no tengo demasiada esperanza en nada.

Un saludo.

Herep dijo...

Buenas, José Luís...

En el banquillo tenemos a otro Borbón, es cierto... y, como comenté con anterioridad a los compañeros, ninguna fe tengo en él... aunque espero que, por lo menos, se parezca poco a su padre, el pistolas.

Se que no eres monárquico y, para ser sincero, tampoco se si lo soy yo... pero pienso que un país como España, de sangre caliente y cerebro adormecido, necesita una figura fuerte al frente del Estado... ya sea éste República, Monarquía.
El problema con la República está en los horrorosos antecedentes que, más que para mirar hacia adelante, sirvieron para iniciar procesos de descomposición nacional.

La República, amigo, sería una opción si en España hubieran republicanos (de pura cepa), y no unas hordas revolucionarias que aprovechan cualquier tema para imponer sus formas de pensar y actuar.

Es el gran mal de nuestro país.

Un abrazo.

Herep dijo...

Tío Chinto...

Siento ser pesimista, pero soy de los que piensa que TODAVÍA no hemos despertado a la cruda realidad.

No hemos visto nada de lo que está por llegar... pero nosotros contamos con una ventaja: estamos informados, y no hipnotizados.

Un abrazo, artista.

Herep dijo...

Old,

Mariano está, seguramente, a punto de llorar, el pobre. Si no tenía bastante con la prima, el déficit, los recortes, las arengas separatistas, los "versos sueltos" dentro de Génova... ahora sale el Rey con la demencia senil y empieza a demoler los cimientos del invento.

Bueno, y la peronista Kirchner, alias la patotera... con su nacionalización de YPF.

¡Madre mía! Pobre Mariano... pero claro, tantos privilegios y beneficios en forma de dietas, sueldos, pensiones vitalicias, coches oficiales, educación "privada de calidá" y "café para todos" tiene su precio: unas lagrimitas nocturnas... aunque sean de cocodrilo.

Mal rayo les parta, querido amigo.
Y nosotros lo veamos.

Un abrazo y arriba esas copas. ¡Riau!¡Riau!

...

Herep dijo...

Buenas abulto67,

Coincido con vos en la alabanza a Isabel la Católica, pero aquello tiempos diferían mucho de los de hoy en día.
Felipe, posiblemente, dará jabón a unos y otros, como bien dices... aunque, como no se de prisa, es posible que el jabón lo tenga que dar para limpiarse el yate en el exilio.

Las cosas, siempre para mal, claro, van a acelerarse de forma exponencial.

Un saludo.

Herep dijo...

Coincido con muchas de tus afirmaciones, Jack.
Desconfío de hombres, de ideas, de Estados... pero yo, a diferencia de vos, sí creo en Dios.

A mi manera, eso sí... Soy un "auto-creyente"...

En cuanto al camino plagado de balas, me apunto, ya lo sabes. Siempre tuve a bien transformarme, algún día, en un coladero.

Un abrazo, figura.

Herep dijo...

¡Cómo no va a tener buena prensa, si su lema es el de "Ande yo caliente, y ríase la gente"!
Nunca ha interferido en nada, siguiendo su papel de comparsa chupóptera... dejando actuar a todo bicho viviente.
Cría cuervos, Reinhard...

Un abrazo.

Herep dijo...

Agustín,

La abdicación sería una salida, pero tengo la impresión de que, haga lo que haga, su suerte está echada.

El problema será ver dónde se pone el freno.

Un abrazo, neozelandés.

tomae dijo...

..brillante narración de los hechos, y derechos dinásticos amigo Herep, el otro día comentaban en una de tantas tertulias que Felipe está preparado para el relevo, que es un chico que sabrá estar y demuestra sensatez...ya sabes al lado de cada hombre (o detrás) siempre hay una buena mujer.

Geppetto dijo...

"El Rey, campechano donde los hubiere, no se debe a su país, sino a su familia. A su dinastía borbónica"

Esto es lo que fundamentalmente mantiene unido el matrimonio Borbon.
España esta deescha y para repararla no hay6 hombres, ni ideas ni sustancia.
http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

Herep dijo...

Esperemos, tomae, que tengas razón en lo referente a Felipe, aunque yo ya perdí la fe.

Un abrazo, tarraconense.

Herep dijo...

No los hay, Geppetto, estoy contigo.
Hay muchos "cortoplacistas" y muy pocos "estadistas".
Todos miran para su propio bolsillo y aquel que se salta la regla, es vilipendiado y humillado.

El ladrón, y todos los de su condición.

Un abrazo.

Natalia Pastor dijo...

El problema que existe en la Casa Real es que nadie parece decirle al Rey -ni recordarle-, cuales son sus obligaciones, que puede y no puede hacer, cuales son los comportamientos admisibles y cuales no.

Ese papel durante años lo desempeñó de manera magnífica Sabino Fernández Campos.

Desde su salida de la jefatura de la Casa Real, los despropósitos se encadenan unos tras otros.

Yo creo que la monarquía es útil a este país.
No me imagino -ni quiero pensarlo-, una república que tan dolorosos recuerdos trae a la memoria de millones de españoles.

Y creo que la monarquía en este país es útil por que sirve de "pegamento" en una nación asolada por diecisete reinos de taifas, cada uno con su virreinato particular y sometido a las pulsiones separtistas de vascos y catalanes.

Dicho esto, considero que es hora de que el Rey deje paso al heredero y se instaure un nuevo tiempo en la monarquía española.

Con todo, ese proceso no es ahora primordial con la que está cayendo en nuestro país.
Considero que hay asuntos mucho más importanrtes que plantearnos en este momento una sucesión a la Corona.

MrSambo dijo...

Herep entro para comentarte que m i madre se ha enganchado al blog también, al revisar el mio se ve que se fija en los otros...